Header AD

Béisbol Cubano, Trump, la MLB y la historia de nunca acabar


En medio del enfriamiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, a raíz del discurso del presidente Donald Trump en la ciudad de Miami, los amantes del beisbol se han quedado sin señas una vez más.
Foto: http://sabr.org/convention 

Por Boris Cabrera

En medio del enfriamiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, a raíz del discurso del presidente Donald Trump en la ciudad de Miami, los amantes del beisbol se han quedado sin señas una vez más. A la deriva se quedan meses de negociaciones y lentos acercamientos, la afición se pregunta, después que la bola picó entre dos aguas y se extendió a lo más profundo de los intereses comunes, si los corredores se paran en segunda base o prosiguen la carrera hacia el home-plate. Las informaciones son escuetas al respecto, bajó la temperatura y resuena el toque de silencio en los graderíos y en las casas de todos los cubanos.



Pero una noticia llegó hoy a mis oídos como un ave migratoria, la buena nueva no se escuchará por las cadenas nacionales ni se escribirá de ello en sitios oficiales, las razones son múltiples y complejas, el beisbol en Cuba sigue siendo un arma política, impregnado de sucios intereses antideportivos y de objetivos ajenos a los más puros ideales del deporte en general. Lo cierto es, que en medio de toda esta nebulosa, en la misma mitad de las dudas y las esperas infinitas, han sido invitados tres de los nuestros a la prestigiosa convención de la Sociedad Americana de Investigadores e Historiadores del beisbol, a celebrarse en la ciudad de Nueva York, entre los días 29 de Junio y 2 de Julio del presente año. Son los únicos tres cubanos residentes en la isla que tienen el prestigio de pertenecer a dicha asociación, el profesor Ismael Sene, y los periodistas Reynaldo Cruz y Yasel Porto, quienes llevaran la digna misión de dar un pasito más, de poner un granito de arena más, para que se llene la botella del acercamiento entre ambos países en materia de beisbol. 




Pretexto perfecto para presentar, el mismo primer día, un documental dirigido por el mismo Yasel Porto y Jorge Alberto Piñeiro titulado ¨Unidos por la pasión¨ que relata, desde sus orígenes, las relaciones beisboleras entre las ciudades de Nueva York y la Habana, pasando desde estrellas como Esteban Bellan y Adolfo Luque hasta Reynaldo Ordoñez (que estará presente) y el ¨Duque¨ Hernández. El audiovisual nos transporta a la época de los New York Cubans, nos habla de los equipos neoyorquinos que visitaron nuestra isla y de peloteros de la gran manzana que jugaron en clubes profesionales en la Habana, y se adentra, inevitablemente, en la cuestión sociodeportiva de los Industriales y los Yankees. Además, la ocasión se pinta sola para presentar ¨La enciclopedia del beisbol cubano¨, escrita por el mismo Yasel, y los profesores Martínez de Osaba y Félix Julio Alfonso.

Todo esto es una bocanada de aire fresco para todos los aficionados que sangramos por este deporte, esta unión de culturas e idiosincrasias en el mismo ombligo del mundo, en esa torre de Babel que es la ciudad de Nueva York y con el auspicio de tan prestigiosa asociación, nos mantiene viva la esperanza de negociaciones futuras, de acercamientos y de sueños de justicias.

Béisbol Cubano, Trump, la MLB y la historia de nunca acabar Béisbol Cubano, Trump, la MLB y la historia de nunca acabar Reviewed by Unknown on miércoles, junio 21, 2017 Rating: 5

4 comentarios

Anónimo dijo...

Al señor Boris:
Los cubanos estamos completamente convencidos de la ineficacia e incapacidad del sistema, sabemos perfectamente que es un fracaso total y es hasta cierto punto es logico que siempre estemos esperando que la solucion a nuestras calamidades venga del exterior; los rusos, los chinos, el Papa, el petroleo de Venzuela, la Union europea, Obama y hasta los marcianos. Pero no solo los "salvadores" vienen de afuera, tambien los "culpables" vienen del exterior.

Segun Boris, resulta que ahora el discurso de Trump significa "un enfriamiento en las relaciones Cuba-USA" y "meses de negociaciones y acercamientos se quedan a la deriva"...Hay que ser muy ingenuo o muy neofito para creerse el cuento de que a las autoridades cubanas les interesa negociar con la MLB. Ellos quisieran poder controlar a todos los peloteros cubanos que firmen en Grandes Ligas y sobretodo controlar sus ingresos, pero ni saben como hacerlo y los peloteros desconfian de ellos. A la MLB le interesaria poder llegar a un acuerdo con Cuba porque sabe que eso le bajaria aun mas el precio de mercado a los ya bastante devaluados peloteros cubanos.
A Raul Castro no le intersa ningun acercamiento serio con USA porque sabe que cualquier tipo de real acercamineto debilitaria su dictadura, lo unico que les interesa es prolongar su permanencia en el poder trtando de conseguir algo mas de billete.
Eso es todo, NO les interesa el bienestar del pueblo cubano.
Pensar o tratar de hacerle pensar a los lectores, que 3 periodistas cubanos en 3 dias de visita en New York proyectando un documental van a cambiar el rumbo de la historia es una gran falta de respeto delirante e ilusoria.

Anónimo dijo...

Muy bien dicho, el sistema es diabolico, siempre lo ha sido y sera, no existen los cambios organicos, hay que aplanarlo todo y volver a levantar, y con la pelota es lo mismo

Damian Sanchez dijo...

Que manera de decir estupideces el q está cerrando las posibilidades de acercamiento es precisamente tromp y no el gobierno cubano.... tanta hipocresía enferma no entiendo como pueden haber cubanos ciego de tanto odio, q se puede esperar si se alegran de q no haya relaciones y cambio si se estaban viendo, al final el gobierno se mantendrá ahí y los de apie sufriremos más .... aplausos a Rubio y balart jjjjj preguntale donde queda cuna jjjjj

Damian Sanchez dijo...

Realmente todo sierto, a Alfredo despaine y los otros cuabanos con contrato realmente no se ven tan afectados, si hay que aprender y hacerlo con más calidad, y el gobierno tiene intension de negociar no son ellos los que ponen trabas....

Post AD