Header AD

Carmona: "Yo no puedo resolver gasolina y otras cosas...eso pasa solo con Víctor"

Las últimas semanas habían sido para Carmona un eterno calvario, que aceptaba, pero que no comprendía, a la espera de un puesto como manager que no llegó
Las últimas semanas habían sido para Carmona un eterno calvario, que aceptaba, pero que no comprendía, a la espera de un puesto como manager que no llegó
Foto: Jhonah Díaz
Por Jhonah Díaz González.

La Habana, 4:20 pm, sábado 20 de mayo. Sentado en la sala de su casa, Guillermo Carmona manosea un largo tabaco con los dedos de su mano derecha y recuerda que hace 72 horas debió estar vestido de frac en una de las oficinas de la Dirección Provincial de Deportes. Su barrio, en las cercanías del Hospital Ortopédico Frank País, tenía preparada una fiesta para celebrar la noticia que traería consigo, como si se tratase de la actividad del Comité de Defensa de la Revolución que organizan sagradamente cada mes de septiembre. Y su hermano, rebozado de orgullo, esperaba su regreso con dos botellas de ron Havana Club.


Las últimas semanas habían sido para Carmona un eterno calvario, que aceptaba, pero que no comprendía, al punto de que cuando las autoridades le informaron que Víctor Mesa había sido el seleccionado como nuevo mánager de Industriales sintió que una corbata le apretaba la garganta y lo ahogaba. «¡Creí que estaban jugando conmigo! Estuve a punto a decirles: ¿Ustedes están hablando en serio o esto es un bonche? Luego de eso, me levanté y les dije que todo estaba bien si al final creían que él era el más idóneo, perfecto, y me fui tranquilo», relata, ahora molesto.

¿Y por qué esa molestia, si alegan que usted era tan solo una de las tantas propuestas que existieron?

«Ahí es donde está el problema. Si era únicamente una propuesta, entonces por qué en la inauguración y en la clausura de la Serie Provincial estuve junto a Javier Méndez, como el mánager que entra y el que sale. Ayer Javier estuvo por aquí, en este mismo espacio, y lo hablamos, que incluso a él lo presentaron como una Gloria Deportiva y no como director de Industriales. Esa fue una evidencia de que ya yo era el mánager de Industriales.

Por tal motivo, me sentí muy indignado cuando leí en el periódico Granma las declaraciones de José Martínez Cedeño, director provincial de Deportes en La Habana refiriendo que «no se había hecho ningún compromiso con Carmona». No, no, no. Menos sobre la base de un viaje.

El mentado viaje sale por una conversación que tuve con William, un amigo mío al que le comenté sobre la posibilidad de un contrato en Italia, pero eso yo nunca se lo dije a ellos. No es cierto — como dice Martínez Cedeño — que ellos no habían hecho ningún compromiso conmigo.


¿Pero quiénes exactamente le habían dado el visto bueno para regresar a dirigir?

«Todos. El comisionado Provincial de Béisbol, Arley Zamora; el propio Cedeño; Ángel, el director de actividades deportivas. Ahora quieren hacer ver que ellos fueron los que tomaron la decisión; eso es mentira. No decidieron nada y tengo que hablarlo así. Y estoy disgustado, pero tengo que hablar porque hay que decir la verdad. Ellos no decidieron nada, porque siempre me dijeron que el elegido era yo. El comisionado me lo dijo a mí de esa manera, que si no era Javier era yo. Entrevístenlo a él, que es una gente de honor. Que te diga si es verdad lo que estoy diciendo o no. Y entrevisten a todo el mundo en la provincia.

» Además… ¿Por qué fui yo quien chequeó la provincial?. Dale para acá, dale para allá, Santa María del Rosario, Regla, Guanabacoa… Si era tan solo una propuesta, como se dice ahí… ¿Por qué el trabajo no lo hicimos todos?

No fue así. Quien estaba encargado del total de las labores era Guillermo Carmona. Inclusive, me dijeron que preparara el cuerpo de dirección y a Javier Dreke, quien era mi preparador físico, lo llamaron y le dijeron oficialmente que desempeñaría esta labor en los Industriales


¿Cree que jugaron con su persona, que fue una especie de carnada mediática para atraer al público?

«Sí, creo que sí. Y eso no se hace. Cuando salió la entrevista de Héctor Villar, ahí la cosa empezó a cambiar, y cuando Pavel Otero mencionó en la televisión el nombre de la otra propuesta, definitivamente comenzó el cambalache, el truco. Entonces de qué estamos hablando. Lo correcto era decirme que esta situación se podía dar porque a ellos se les iba de las manos, pero a mí me estuvieron mintiendo hasta el último día. Decían que iban a hacer una cosa para hacer otra al final. Todo el mundo, incluidos los jugadores, manejaban mi nombre. Es feo lo que se hizo. Y siempre lo dije con transparencia, lo importante es que acaben de decidir, porque estamos en la incertidumbre. Ahora estoy relajado porque decidieron; pero muy disgustado por lo que dijeron, no por la elección. Víctor es el más idóneo».

¿Víctor es el más idóneo?

«Hasta yo creo que Víctor es quien debe dirigir ese equipo. Yo, Carmona, digo que el más idóneo para dirigir Industriales es Mesa, por las condiciones que tiene él y las existentes aquí en La Habana, pero no así como se hicieron las cosas. Ningún entrenador de Cuba ha terminado de dirigir un grupo y ha dicho que va a dirigir otro y pasa a hacerlo en el mismo año. No. ¿Quién hace eso? Víctor. ¿Quién puede eso? Víctor.


»Por ejemplo, hace muy poco tiempo, Yordanis Samón vino con la idea de jugar por la capital y le dijeron rotundamente que no, pues no querían “extranjeros”. Y ahora en la preselección de Industriales aparece Samón, y hoy en la transmisión del juego entre Matanzas y Villa Clara del Sub-23 dijeron que él y Alexander Rodríguez pidieron la baja del equipo yumurino después de que se dio a conocer que Víctor era el mánager de Industriales, y eso pasa con Víctor nada más.

»Ese poder solo lo tiene él, por eso lo admiro, pues su poder viene de su historia, de las amistades que tiene, que lo ayudan. Él va a resolver los problemas que no puedo resolver yo, un poco de gasolina y otras cosas. Yo no puedo resolverle gasolina a nadie. Lo único que puedo resolver está en el terreno de pelota: batear, fildear, traspasar la experiencia que tengo.

Entonces es Víctor quien debe dirigir Industriales porque puede resolverles las dificultades y es el que puede quedar campeón, porque le va a conseguir a esos muchachos todo lo que necesitan; eso que no le dieron a Javier, a Anglada, que no le han dado a nadie».


¿Algún sentimiento encontrado hacia Víctor?

«No, por el contrario, yo lo que lo admiro. Lo admiro por su dedicación al deporte, siempre fue un gran jugador, por el don que tiene, uno que no tiene nadie en este país, por ejemplo, decir que quiere dirigir un equipo y lo dirige. Eso no lo podemos hacer ninguno de nosotros. Estoy diciendo que lo que siento por Víctor es regocijo, afecto. ¡Víctor no tiene culpa de nada! La culpa es de las otras personas y contra ellas tampoco tengo nada. Yo no estoy en contra de nadie, excepto de la mentira, de que no digan la verdad.

»Mira, según tengo entendido ya se están resolviendo un saco de problemas, unos porque ya hay director y otros porque sabemos que tiene buenas influencias. Ahora, si Víctor decide tener una enemistad conmigo, es un problema de él, incluso, si lo veo por la calle, lo saludo. Le deseo que gane el campeonato y que resuelva todos los problemas. Como dije, el más idóneo para resolver los problemas es Víctor Mesa».

¿Ha hablado con Víctor en estos últimos días? ¿Lo ha felicitado?

«No, es que simplemente me desaparecí. La gente se desaparece y de todas maneras siguen vivos, entonces desaparezco también. No he ido más a la Ciudad Deportiva ni a ningún otro lugar de esos, solo a la provincia porque me llamaron para darme el tiro de gracia. Lo que hago es estar en el barrio, dar vueltas por aquí y sentir a las personas cuando me dicen: “Oye, acabaron”».


Y después de la decisión, ha tenido algún contacto con el comisionado Zamora, quien, según me dice, fue de los que lo acercó al banquillo nuevamente.

«Déjame decirte algo, el comisionado es una víctima de todo esto. Es un hombre sincero y de honor, como dije antes. Y no he podido hablarle porque está enfrascado ahora mismo en el torneo Sub-23, pero en la reunión se veía que quería decirme algunas cosas, e incluso me hizo una propuesta de trabajo dentro de la Comisión o algo así, que no entendí. Yo, en ese instante, no creía lo que estaba pasando, así que no lograba entender nada a mí alrededor, estaba ofuscado. Hasta ahora es y no me he despertado de aquel laberinto donde estábamos.

»Es como ver que de pronto comienza un terremoto y la casa se te está cayendo encima. Esto no lo entiende nadie, ni siquiera ellos mismos entienden lo que pasó. Que no me dieron la propuesta, que no me prometieron nada… eso no lo voy a entender nunca. Si alguien quiere dibujar el tema por beneficio propio, que lo haga, pero yo no. Y sigo sin entenderlo. Fíjate, que un día me dijeron: “Carmona, hasta hace quince días aquí no se podía mencionar el nombre de Víctor, y de hace quince días para acá ha cogido tremenda fuerza”».

¿Cómo quedas ahora sin contrato en Italia y sin Industriales en La Habana?

«No sé lo que voy a hacer. Estoy un poco desorientado. Mi idea era dirigir, ahora no sé. Debo buscar la forma de trabajar, porque lo que yo siempre he hecho es trabajar. Para ser revolucionario no hay que decirlo todos los días, porque si vamos a aplicar el concepto de Revolución, hay que cambiar todo lo que deba ser cambiado y hay que luchar contra fuerzas externas e internas, así lo dijo nuestro eterno Comandante».


Carmona, el mundo no para de girar, qué pasaría si dentro de un tiempo llega una nueva propuesta para dirigir Industriales.

«No pocos amigos me han dicho mira a ver lo que tú dices, para que después no te caigan ladrillos de tu tejado. Habría que ver quién dirige, quién lo propone y cómo están las cosas. Seguramente, si es con esta dirección yo le voy a decir que no porque me engañaron. Pero lo de personas como este servidor es jugar pelota y dirigirla, y vivir en este país».

¿Se imagina un Industriales campeón en la próxima Serie Nacional?

«Creo que desde ya Industriales viene siendo uno de los favoritos para ganar, porque sin refuerzos salía un buen equipo este año. Ahora tiene a varios de afuera y eso es una ayuda. Yo soy de los que piensa que la selección debe estar formada por peloteros de La Habana, incluido Víctor Víctor, quien también es de La Habana.

»Pienso que es la novena con mejor línea central del país y esa es otra gran ventaja, además, tiene jugadores de experiencia que no están acabados, que solo necesitan una buena preparación. Sin embargo, ganar el campeonato es otra cosa, influyen los plays off, los otros refuerzos, entre muchos detalles. Eso que él [Víctor] está prometiendo lo puede cumplir fácilmente y yo lo hubiera cumplido también si me dan a mí esas condiciones. Yo también lleno el estadio y clasifico».


Carmona: "Yo no puedo resolver gasolina y otras cosas...eso pasa solo con Víctor" Carmona: "Yo no puedo resolver gasolina y otras cosas...eso pasa solo con Víctor" Reviewed by Daniel de Malas on domingo, mayo 21, 2017 Rating: 5

9 comentarios

Carlos Enrique Mora Molinet dijo...

Muy buenas palabras, sinceras y sin miedo, gracias a Dios ya poco a poco las personas podemos decir lo que pensamos sin temor a represalias,toda esa piña,bolas escondidas, y manipulación hacia las personas siempre existieron en el Inferior,Minsap ytoda Cuba.Hombre valiente

Anónimo dijo...

Es muy difícil para Carmona aceptar la realidad.

Ahora yo me pregunto, no hay nadie de la dirección del Inder que explique esto. Realmente engañaron miserablemente a este hombre. Por que ayuda a Víctor y a los demás nó?. Será un Serie más de el agradecimiento de Víctor al Partido, al gobierno, tao, tao, tao.

Anónimo dijo...

Se corrobora lo que ya he oído en otras ocasiones. Hay un padrino bien en alto que todo lo que quiere vm32 se lo concede. Lo que este padrino parece que no se percata del daño que le está haciendo a la pelota nacional con este loco acomodado que como pelotero fue brillante pero como director un asco.

Anónimo dijo...


Bienvenido a Cuba, Carmona, todavía no te has enterado a estas alturas de como funciona la mafia revolucionaria.
Resolver, una palabra que conocemos muy bien los cubanos, y que este señor repite como si fuera lo más normal del mundo. Un mundo donde las cosas se consiguen con el esfuerzo de tu trabajo y no a base de robar ni de padrinos ni socios como sucede por desgracia en mi país.
De todas formas no te preocupes, despues de tu lloradera y de tu fidelidad seguro que te regalan un viajecito, o un contrato o un carguito para taparte la boca, así se hacen las cosas y por supuesto no te olvides de dar vivas a la Revolución y a tu eterno comandante.

Anónimo dijo...

Mis respetos para Carmona y un enérgico rechazo a los que provocaron, se sumaron o son protagonistas de este vergonzoso hecho.
Lean el fragmento que expongo a a continuación . Hay personas que aunque deberían defender y ser ejemplos de este concepto se burlan a diario de el:

Concepto Revolución: ......defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas.

Jorge L. Rivas Padilla dijo...

Despues que el eterno comandante en jefe y su seguito te arrollan ,aun lo veneras ,pobre hombre,no te das cuenta se nada ,eres otro infeliz mas de cuba pan y circo

Anónimo dijo...

Carmona compadre, cuando a uno no le saben reconocer las aptitudes, la calidad y la entrega a una profesión, no cacarea tanto, el tiempo dirá si tienes o no la razón. No mendigues que usted tiene trayectoria, hizo su trabajo y no cumplieron con usted. Siéntese a observar tranquilamente lo que sucederá. Las cosas cuando se hacen amañadas, sucias y con mentiras, nunca podrán salir bien porque están hechas con maldad y mala fe. Desgraciadamente hoy todo y casi todo sucede así en Cuba.

Anónimo dijo...

Para los ingenuos, los ilusos...para aquellos que aun tienen la esperanza de que finalmente algun dia en Cuba las cosas cambiaran para mejorar, aqui tienen una muestra de como funciona el sistema. Una verdadera mafia desde el mas alto nivel.
Lo que pasa en la pelota, es lo mismo que esta pasando en Cuba desde que los Castro tienen el poder.
Corrupcion, extorsion, chantaje, abuso de poder, trafico de influencias, sobornos,manipulacio, nepotismo, prevaricación, peculado, fraude, clientelismo y un largo etc de crimenes son los "pilares" de ese sistema.
Ante el nombramiento de Victor Mesa, la mejor respuesta de los industrialistas, seria un Latino vacio.

Anónimo dijo...

Yo me uno al criterio de que "Ante el nombramiento de Victor Mesa, la mejor respuesta de los industrialistas, seria un Latino vacio".
Me siento irrespetada, humillada y ofendida con esta farsa.

Post AD