Header AD

“Pito” Abreu se devalúa a pasos agigantados como bateador

¿Es Abreu un antiguo buen bateador que a sus 30 años va en pleno declive? ¿Volverá a ser un jonronero o se convertirá en un toletero de, máximo, 15 vuelacercas por campaña?
¿Es Abreu un antiguo buen bateador que a sus 30 años va en pleno declive? ¿Volverá a ser un jonronero o se convertirá en un toletero de, máximo, 15 vuelacercas por campaña?
Web Screen Shot
Por Juan Páez / @jmanupz

El 2014 no fue un año bueno para los Medias Blancas de Chicago. Terminaron cuartos en la división Central de la Liga Americana y quedaron 20 juegos por debajo del porcentaje de .500 (récord de 71-91). Pero entre todo lo malo y lo poco bueno, había algo esperanzador para el futuro: el cubano José Abreu.


El primera base se perfiló como la cara de la alineación para el futuro, como la pieza que podría consolidar una exitosa reestructuración a su alrededor. Alguien podría sacar más de 30 pelotas del parque al año e impulsar más de 100 carreras por campaña.

El nativo de Cienfuegos acababa de ganar la distinción al Novato del Año del joven circuito por sus registros de .317 de average, 176 imparables, 35 dobles, 2 triples, 36 cuadrangulares, 107 remolques y 80 anotadas. Números que incluso le permitieron ganar el Bate de Plata, ir al Juego de Estrellas y finalizar cuarto en la votación al Jugador Más Valioso.

Para los patiblancos, “Pito” no ha podido mantener esa proyección. Por el contrario, sus números han ido decreciendo paulatinamente y no son promisorios. Ni siquiera lo son en este comienzo de ronda regular, en el que la producción en el plato y él están separados por una gran distancia.

En números investigados por SwingCompleto.com, Abreu ha ido perdiendo la potencia de su bate y el poder que en 2014 lo convirtió en una amenaza jonronera, en un perfecto slugger salido de Cuba.


Los datos de la debacle

Una marca que no podemos dejar pasar es el promedio de velocidad de salida que tuvieron sus batazos año a año desde 2015, que fue cuando se implementó la tecnología que recopila esa estadística. Esa media alcanzó un muy número en su segunda campaña, al quedar en 91.7 millas por hora.

Tales guarismos bajaron progresivamente a 90.1 mph en 2016 y a un dramático 87.7 mph en el presente curso que incluso está por debajo del promedio de la liga.

Curiosamente, la velocidad de su swing también ha mermado: 63.1 mph en 2015, 61.8 mph en 2016 y 60.0 mph en lo que va de etapa eliminatoria.


Esos registros afectan notablemente su capacidad desde el plato como aporreador. Por eso, en parte, su porcentaje de slugging (métrica inequívoca de los extrabases) también va, como dicen por ahí, “palo abajo”:
Año              Slugging
2014               .581
2015               .502
2016               .468
2017               .255

Su OPS (slugging más porcentaje de embasado) también anda en el mismo son:

Año              OPS
2014               .964
2015               .850
2016               .820
2017               .496

Hasta sus impactos ahora recorren menos pies. Lógico, al tener menos potencia, su recorrido es más corto, justo lo que ocurre en 2017:

Año              Promedio de pies
2015               212 pies
2016               216 pies
2017               184 pies


En este caso, no parece ser cuestión de la dosis de lanzamientos que recibe de los pitchers, sino algo que podría radicar en la preparación, en algún problema físico que hasta ahora resulta imperceptible o en un cambio de mecánica a la hora de pararse en el plato.

Según el portal web FanGraphs.com, su porcentaje de conexiones fuertes pasó de 36.4 en 2014 a 34.2 en 2015, 32.7 en 2016 y 26.8 en este año. Lo peor para “Pito” es que está disparando más elevados que nunca (40.0 %) y al no tener la suficiente fuerza, se quedan en el campo, en el guante de los jardineros.

¿Es Abreu un antiguo buen bateador que a sus 30 años va en pleno declive? ¿Volverá a ser un jonronero o se convertirá en un toletero de, máximo, 15 vuelacercas por campaña? Esas son interrogantes que él mismo deberá responder desde ahora, con unos Medias Blancas que apuntan hacia grandes cosas en el futuro cercano.

“Pito” Abreu se devalúa a pasos agigantados como bateador  “Pito” Abreu se devalúa a pasos agigantados como bateador Reviewed by Daniel de Malas on sábado, abril 22, 2017 Rating: 5

2 comentarios

Anónimo dijo...

Es normal que se desplome si no tiene a julio estrada que era que lo entrenaba y por hacerle un daño a ese señor que lo que hizo fue solo ayudarlo la vida le está pagando mal

Anónimo dijo...

Un analisis de este tipo no toma en cuenta aspectos que van mas alla de una limitada estadistica de 4 anos, especialmente cuando entra en juego la poco confiable e inflada cibermetrica beisbolera

Las dos primeras campanas de Pito Abreu fueron junto a las del Albert Pujols, las mejores para cualquier bateador en la historia de las GL (30 HR o mas y 100 impulsadas o mas. La tercerca temporada, aun con un claro descenso, todavia logro la respetable cifra de 100 impulsadas, en un equipo que ha estado entre los de menor ofensiva.

Cuando un bateador desconocido de este calibre aparece, entonces las decenas de scouts, modelaciones numericas y equipos de entrenadores que hay en esta pelota, se ponen de lleno a encontrarle las debilidades que luego practican con sus lanzadores abridores y de relevo para tratar de anular a ese jugador. Eso es basicamente lo que ha pasado. El 91% de los peloteros con 1 o dos campanas de gran nivel, no logran esos resultados en la tercera. Hay excepciones como Pujol o Cabrera, pero la inmensa mayoria tiene que readaptarse a ese nuevo reto.

Es un proceso continuo en que el pitcheo le descubre al bateador alguna debilidad y logran anularlo, hasta que en el caso de los grandes, se reajustan y vuelven a brillar.

La temporada de 2017 aun esta comenzando y Abreu saldra de este slump. En realidad el cienfueguero no se ha devaluado, al menos no desde la perspectiva del GM de las Medias Blancas pues no han pagado 100 millones ni nada por el estilo al cubano, como el la caso de Jayson Heyward u otras decenas a lo largo de los anosm que si han sido un fiasco por el dinero invertido. Su labor hasta ahora en tres campanas ha sido excelente y volvera a retomar su nivel.

Carlos

Post AD