Header AD

CRÓNICAS DESDE CUBA: ¿Qué pasa con nuestros pitchers?

El problema es bien serio, y no solo de velocidades supersónicas, sino comando de los lanzamientos, control, variedad, psiquis y disciplina táctica del deportista.
El problema es bien serio, y no solo de velocidades supersónicas, sino comando de los lanzamientos, control, variedad, psiquis y disciplina táctica del deportista.
Foto: Daniel de Malas
Por Boris Cabrera.

Los pilotes que sostienen el beisbol en Cuba se vienen quebrando desde hace unos años, el peso de los errores, de los bajos salarios, de las emigraciones, de la inmutabilidad más inquietante, de la apatía generalizada y del alarmante divorcio con la realidad que nos circunda, son demasiados para una estructura antigua, construida con maderas apetecibles para bichos y polillas hambrientas.


Dentro de toda esta vorágine siguen saliendo como el marabú más salvaje, peloteros con condiciones físicas admirables, provistos de las herramientas más codiciadas para jugar el beisbol, salen de todas partes, haciendo saltar los números que marcan las calidades individuales y los prospectos más anhelados. En las categorías de cadete y juveniles, muchos lanzadores disparan a una velocidad superior a las 90 millas por hora, desprovistos de la técnica más depurada y en pleno florecimiento físico que auguran virtuosos futuros. Entonces, ¿Dónde están esos lanzadores?, ¿En qué momento se pierden en el laberinto dantesco de la pelota cubana?, ¿Por qué involucionan, se marchitan, se desintegran en el aire?

El problema es bien serio, y no hablo solo de velocidades supersónicas, hablo del comando de los lanzamientos, del control, de la variedad, de la psiquis y de la disciplina táctica del deportista.

El IV Clásico Mundial fue el detonante (o al menos eso espero), un grito alarmante y desesperado que se escuchó en cada rincón del planeta, un ente que no pudo más lamerse las heridas y explotó en quejidos desesperantes ante los ojos de todos.


Nuestros monticulistas se llevaron el ridículo como trofeo a casa, un descontrol de colosales proporciones, precarias velocidades y un rustico pensamiento táctico, fueron los culpables de tan bochornoso premio.

Con el falso lema de ¨cumplidores¨ llegaron a la isla y entraron por la puerta de atrás, cabizbajos y envueltos en un sólido silencio, guardando toda la culpa del mundo en sus maletas, envueltos en la vergüenza y la desilusión.

Pero una pregunta está en el aire, ¿Dónde están los verdaderos culpables?, ¿Dónde están los que han dejado morir el talento, los que duermen la siesta y llegan al terreno bostezando, los que se cruzan de brazos, los que no estudian, los que no se superan, los que justifican y descansan, los que creen que el beisbol no se desarrolla, los que no creen en los métodos de observación, de repetición, los que no aplican la ciencia y la técnica?,¿A dónde fueron a parar los verdaderos técnicos, los insomnes entrenadores, los encargados de velar y cuidar las riquezas físicas y espirituales de los deportistas?, ¿Qué se hicieron los catedráticos, los analistas, los que dictaban largas conferencias, los que tenían manos de artesano y construían piedras preciosas del sucio barro? ¿Quién sale con un machete a cortar la yerba mala de los montes para encontrar talentos?


Nuestros terrenos y áreas deportivas no son más que áridos desiertos donde habitan los culpables con el lodo hasta el cuello, donde los efectivos técnicos de antaño volaron como palomas asustadas o cayeron vencidos por la desmotivación y el desinterés.

El arbitraje cubano, cómplice silencioso de nuestros males en la lomita de los suplicios, es la guinda del pastel, la sal de la desgracia, de la burla y la vergüenza colectiva.

Nuestros talentosos lanzadores, por obra y gracia del clima tropical, de los genes, de la mezcla de razas o por quien sabe que cosas, traen innatas las condiciones físicas que necesita este deporte, pero están cayendo como moscas por todas partes, infestando nuestro deporte nacional hasta los tuétanos.

En estos tiempos ya no está claro cuál es la ¨pelota libre¨ y cuál es ¨la pelota esclava¨, lo cierto es que nuestros lanzadores están ¨libres de culpa¨ y si no ocurre un milagro, un rabo de nube que se lleve todo lo ¨feo¨, seguirán siendo ¨esclavos de la indolencia y la dejadez¨. 

Saludos amigos


CRÓNICAS DESDE CUBA: ¿Qué pasa con nuestros pitchers? CRÓNICAS DESDE CUBA: ¿Qué pasa con nuestros pitchers? Reviewed by Swing Completo on domingo, marzo 19, 2017 Rating: 5

8 comentarios

  1. Sin carne de res desde q nacen no se puede tirar 90 millas ,ni medir 6 pies

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejejeje seguro el que mas duro tira en grandes ligas nació din carne de res y ni hablar de abreu,cespedes,tomas y compañia, jijijijiji no sea lloron póngase serio y deje la ignorancia o será envidia. ......quien sabe callese él cu..lo.

      Eliminar
  2. Ya eliminaron a los analfabetos dominicanos y payasos charlatanes,Que bueno.voy con los yumas.

    ResponderEliminar
  3. que me dicen de la palisa que le dieron a Venezuela? Donde estaban sus pitchers MLB, su director ex MLB, sus peloteros MLB? Si a esta gente le cayeron a palos, hasta los italianos los hicieron sufrir, pq estamos criticando tanto a los pitchers nuestros? El problema mas grave de la pelota en Cuba es el exodo de peloteros, pongan a quien pongan a dirigir la FCB, el equipo Cuba, etc, si en 2 años se le van 300 no va a tener ningun resultado. Esto me recuerda una anecdota, de uno que lo estan ahorcando y el que lo tiene entre sus manos lo critica porque no esta respirando bien.

    ResponderEliminar
  4. Los cogio el periodo especial en su niñez y no hay base de proteinas para tirar duro. Igual que se perdieron los jonroneros. Esa pelota de Cuba es mierda mojon y caga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, el mismo periodo especial de cespedes, abreu, tomas,diaz,puig,Chapman,kendry y el desaparecido joseito entre otros ,jejejeje no escriba tanta mierda ignorante jejejeje.

      Eliminar
  5. No hablen basura , q no tienen para tirar duro ...las 95 millas y mas estan , lo q se encuentran en MLB , al igual que los slugger, los robadores, los ss con manos de oro, tenemos magnificos peloteros pero estan en MLB y no son elegibles por Cuba para un Clasico, ahi si estamos jodidos y cada vez lo estaremos mas si no cambiamos esa posicion y ademas MLB no accede a q esos peloteros jueguen por su pais, prq el mal esta en las dos orillas como casi siempre ...logicamente cada vez se marcharan mas y mas temprano, ya ni juegan en SNB, porq la diferencia en el nivel de vida es incomparable y como en el resto de los paises, el pelotero se irá a USA a buscar su dinero como es logico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El comisionado de la MLB dio luz verde hace rato para que los peloteros cubanos si querían jugarán por cuba fue tu gobierno que desgobierna que dijo no.

      Eliminar

Post AD