Header AD

Reporte indica que los Azulejos de Kendry van camino a un deprimente 2017

Kendrys Morales tiene 34 años, y aunque conectó 30 jonrones para los Reales de Kansas City, viene de lograr un porcentaje de embasado mediocre
Kendrys Morales tiene 34 años, y aunque conectó 30 jonrones para los Reales de Kansas City, viene de lograr un porcentaje de embasado mediocre
Web Screen Shot
Por David Schoenfield.


Han sido dos temporadas divertidas para los Azulejos de Toronto. Ellos terminaron una sequía de 22 años sin llegar a playoffs en el 2015, al ganar el Este de la Liga Americana gracias a una memorable racha de 24-5 a finales de julio y agosto. Ellos volvieron a los playoffs en el 2016, ganaron un dramático juego de comodines y llegaron a la SCLA por segunda temporada consecutiva. Las asistencias aumentaron en más de un millón de fanáticos en apenas dos años. Los fanáticos del béisbol en Toronto no habían sido tan apasionados desde que Joe Carter conectó aquel memorable cuadrangular.


Pero todo está listo para llegar un deprimente detente en el 2017.

Los Azulejos tienen las características y vulnerabilidades potenciales de un equipo que está frente a una caída en barrena. Echemos un vistazo.

1. Un nucleo envejecido de jugadores de posición

Josh Donaldson entrará a la temporada con 31 años, pero al menos se espera que él siga jugando a nivel de JMV. Con la pérdida de Edwin Encarnación y la posible salida de José Bautista, ¿quién es el segundo mejor bateador de Toronto? ¿Troy Tulowitzki? Tiene 32 años, es un torpedero propenso a lesiones que fue un bateador promedio en el 2016 con porcentaje de embasamiento de .318. ¿Russell Martin? Es un receptor de 34 años con mucho desgaste y que viene de una temporada en la que bateó .231 y que vio su tasa de ponches aumentar a la peor cifra de su carrera con 27.7 por ciento. ¿Kendrys Morales? Tiene 34 años, y aunque conectó 30 jonrones para los Reales de Kansas City, viene de lograr un porcentaje de embasamiento mediocre y no se espera que pueda reemplazar la producción de Encarnación.

Michael Saunders también es agente libre lo que significa que los Azulejos podrían utilizar a Melvin Upton Jr. y Ezequiel Carrera en las esquinas de los jardines. Eso va a funcionar tan bien como suena. Quizás este guardándole un espacio a Bautista, quien ha sido rechazado en la agencia libre, pero pareciera como si los Azulejos no tuvieran interés en continuar dicha relación. El columnista del diario Toronto Star Richard Griffin escribió el martes:


Con el tiempo y la falta de interés reportada de otros equipos en su favor, Rogers no ha demostrado ningún deseo de traer de vuelta a Bautista, a pesar de las necesidades evidentes del equipo en las esquinas de los jardines. Ellos descubrieron por accidente, luego de la fecha límite de traspasos directos en 2015, que es muy posible que se necesite gastar dinero para ganar dinero en los deportes profesionales. Ahora Rogers tiene a Bautista justo donde lo querían, pero ellos no lo quieren.

"Yo tengo la misma pregunta, José tiene la misma pregunta", dijo Jay Alou, el agente de Bautista, desde la República Dominicana el martes. "Él, más que nadie, está un poco confundido sobre cómo han ido las cosas. Es claro que le encanta el lugar. Él quiere estar allí, en contraposición a muchos jugadores que ponen trabas a jugar allí, el irse a Toronto, pasar por inmigración, la superficie del estadio, todo esto. A José realmente le gusta. Le gusta todo sobre la ciudad. Le encantan los aficionados".

Sin Encarnación, Bautista y Saunders, los Azulejos ya no tendrán tres de sus cuatro mejores jugadores en porcentaje de embasamiento del 2016. Recuerden, la ofensiva ya había bajado 132 anotaciones respecto al 2015, a pesar de que se anotaron más carreras en la liga. Esta parece que será una de las peores ofensivas en la liga.

2. Falta de profundidad en el cuerpo de lanzadores

La fortaleza obvia es la rotación de abridores del equipo - la mejor en la Liga Americana en el 2016, gracias a la temporada estelar de Aaron Sánchez y la campaña de 20 victorias de J.A. Happ. Los Azulejos perdieron a R.A. Dickey pero ellos tendrán a Francisco Liriano para reemplazarlo. Sin embargo, hay dos preocupaciones:


(A) Este grupo disfrutó de una salud extraordinaria el año pasado, ya que los primeros cinco tipos hicieron al menos 29 aperturas. El manager John Gibbons necesitó apenas siete abridores, con Drew Hutchison haciendo dos salidas de emergencia y Liriano llegó mediante cambio. Debido a que es improbable que el equipo pueda pasar otra temporada con apenas cinco abridores, los Azulejos necesitarán más profundidad, y es ahí donde hay un problema. El portal del equipo lista al relevista Joe Biagini como el sexto abridor. Mike Bolsinger, quien permitió siete jonrones en 27 2/3 entradas con los Dodgers de Los Angeles, aparenta ser la siguiente opción, al menos entre aquellos que están en el roster de 40 jugadores. Los Azulejos no han conseguido un abridor mediante cambio para ayuda posicional en parte porque ellos no tienen buenas opciones para ofrecer.

(B) La bestia del retroceso. Happ, en particular, es muy probable que vea retroceder sus números. Me gusta el sinker de poder de Sánchez, pero él tiene que probar que es lo suficientemente duradero para lanzar bien de nuevo luego de alcanzar la cifra máxima de su carrera en entradas. Sí, quizás Marcus Stroman compense algo de la diferencia y Marco Estrada se ha convertido en un legítimo vencedor del BABIP. Aun así, FanGraphs proyecta que la rotación de Toronto tendrá un valor en WAR de 13.0 luego de compilar un 15.3 en 2016. Y eso es asumiendo que tendrán buena salud.

Y entonces está el bullpen, menos Brett Cecil y Joaquín Benoit, los dos principales preparadores en la recta final el año pasado. Jason Grilli se proyecta como uno de los principales preparadores, y acaba de cumplir 40 años. Además, no olvidemos que el cerrador Roberto Osuna, quien tuvo que batallar con lesiones en su carrera en liga menor, tuvo que lidiar con fatiga en el hombro en la postemporada.

3. Unos dueños que no aparentan estar comprometidos con el ganar

Los Azulejos juegan esencialmente en un mercado de 35 millones de fanáticos - la población de Canadá. Ellos vienen de una temporada en la que lideraron la Liga Americana en asistencia. Y aun así Rogers Communications no parece inclinado a igualar la nómina del 2016 con $182 millones. La nómina actual de Toronto, estimada en $141 millones, se sitúa más de $50 millones por debajo de la de los Medias Rojas de Boston y los Yakees de Nueva York. Cuando Encarnación rechazó una oferta de cuatro años y $80 millones, parecía que los Azulejos repartirían ese dinero en sus alrededores. En cambio, fue utilizado en Morales y Steve Pearce.


El presidente del equipo Mark Shapiro corre una operación de bajo presupuesto en Cleveland, y aunque él tiene más nómina para gastar aquí, sus órdenes podrían ser mayores ganancias sobre más victorias. Cuando fue contratado cerca del final de la temporada 2015, según informes le reprochó al entonces gerente Alex Anthopoulos el haber cambiado a varios prospectos en los cambios por David Price y Tulowitzki (Shapiro negó los reportes), una filosofía que Cleveland tuvo que seguir, pero los Azulejos deberían tener mayor flexibilidad. Ellos necesitan reconstruir su sistema; el bate de Dalton Pompey se ha estancado en los niveles altos de las ligas menores, y otros cotizados prospectos están a varios años de distancia. La falta de talento listo para las Grandes Ligas es otra razón para apostar contra los Azulejos en el 2017.

No, la temporada baja no ha concluído, pero este luce como un equipo de .500. La era de Encarnación/Bautista tuvo sus omentos, pero parecer que era ventana se cerró cuando Ryan Merritt y la Tribu blanquearon a los Azulejos en el Juego 5 de la SCLA en el 2016.


Reporte indica que los Azulejos de Kendry van camino a un deprimente 2017 Reporte indica que los Azulejos de Kendry van camino a un deprimente 2017 Reviewed by Daniel de Malas on viernes, enero 06, 2017 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD