Header AD

¿Todos Estrellas bateando menos de .230? El cubano Grandal se coló en la lista

Grandal solo bateó .228 en 2016 pero conectó 27 jonrones.
Yasmani Grandal solo bateó .228 en 2016 pero conectó 27 jonrones.
Web ScrenShot
Por Mark Simon.

El nuevo intermedista de los Angelinos de Los Angeles Danny Espinosa bateó .209 la pasada temporada, y sin embargo yo les diría a los fanáticos de los Angelinos que ellos consiguieron un buen jugador de béisbol.

No fue hace mucho tiempo que no se podía hacer ese argumento. Un jugador con mal promedio de bateo era un mal jugador de béisbol. Habían excepciones ocasionales a la regla, pero en la inmensa mayoría de las veces, un promedio de .210 o .220 significaba que no servías.



Pero eso ya no es cierto. Puedes seguir siendo un jugador altamente útil con un promedio de bateo bajo. Es una de esas cosas que hace que una estadística como el WAR sea grandiosa - ayuda a identificar a un buen jugador cuando tienes que hurgar para encontrar su valor.





Así que me di a la tarea de encontrar un equipo "Todos Estrellas Danny Espinosa" basado en la temporada 2016, siendo los criterios básicos a) un promedio de bateo por debajo de .230 y b) habilidades legítimas en otras áreas.

Receptor: Yasmani Grandal, Dodgers

Mi colega, Sam Miller, ya había expuesto las virtudes de Grandal, quien es uno de los mejores enmarcadores de pitcheos en el deporte, dependiendo de donde coloquen a Buster Posey. Grandal solo bateó .228 en 2016 pero conectó 27 jonrones. Su OPS+ de 121 fue mejor que los de Adrián González y Yasiel Puig y se quedó a distancia cercana de Justin Turner.

Debemos notas que hubo varias opciones de buenos receptores para este puesto, y fácilmente pudimos haber seleccionado a Mike Zunino, Jason Castro o el recientemente retirado David Ross.

Primera base: Chris Davis, Orioles

Davis es la selección "duh (obvia)" para esta lista, dado el hecho de que tiene el segundo mayor WAR entre los bateadores que conectaron para menos de .230 (3.0). Esta es la segunda ocasión en tres temporadas que el promedio de bateo de Davis se redujo, esta vez a .221, pero retuvo algo de valor debido a su poder (38 jonrones), su habilidad para embasarse (88 boletos) y su defensiva (seis carreras salvadas por la defensiva). Es capaz de lograr un WAR de 5, pro ahora que está en el otro lado de los 30 años, quizás comience a empinarse un poco más la cuesta.



Segunda base: Ryan Schimpf, Padres

Schimpf bateó .217 en poco más de media temporada como novato con los Padres, pero mostró buen poder, con 20 jonrones, incluyendo 13 en la carretera.

Algo para observar: Schimpf calificó para esta alineación debido a una mala racha en la parte final de la temporada en la que se ponchó 41 veces en 90 turnos en sus últimos 28 juegos. Va a tener que hacer ajustes en su segunda temporada.

Campocorto: Danny Espinosa

Estoy haciendo algo de trampa aquí. Espinosa jugó en el campocorto la pasada temporada, pero no va a desplazar a Andrelton Simmons en Los Angeles. Independientemente de eso, lo estoy colocando aquí debido a la falta de otras buenas opciones.

Espinosa llega a base en una gran variedad de formas (20 pelotazos recibidos en 2016), puede batear con poder (24 jonrones) y es un buen corredor de bases, quedando empatado en el 10º puesto en la estadística de corrido de bases de Fangraphs en la LN, que toma en cuenta los robos de bases y tomar la base adicional con hits. Además es un buen fildeador donde sea que se coloque, con 13 carreras salvadas por la defensiva en poco más de 200 juegos como torpedero y 25 en poco más de 500 en la segunda base.



Tercera base: Todd Frazier, Medias Blancas

Los problemas ofensivos de Frazier realmente comenzaron al final de la temporada 2015. Bateó . .225/.270/.386 en sus últimos 82 partidos, y retuvo el promedio de bateo, elevando su porcentaje de embasamiento a .302 y su slugging a .464 en su primera temporada con los Medias Blancas. Pero 40 jonrones y 15 bases robadas siguen conformando un buen combo, y en WAR, Frazier estuvo entre los 12 mejores antesalistas.

Jardín izquierdo: Colby Rasmus, Astros

Si seleccionáramos por reputación y números ofensivos, Alex Gordon sería el elegido. Pero vamos a utilizar una estadística que indica que debemos seleccionar a Rasmus.

Rasmus logró 20 carreras salvadas por la defensiva, 14 de las cuales fueron en el jardín izquierdo. Se ubicó cuatro en total de carreras salvadas a pesar de llegar en el puesto 60 en entradas jugadas (casi la misma cantidad del ganador del Guante de Oro Kevin Kiermaier). Esas carreras se esparcieron entre las pelotas bateadas convertidas en outs (siete), cortando pelotas bateadas a los espacios entre los jardines y otras valiosas jugadas defensivas (cuatro) y el valor de disuasión de su brazo (brazo).

Es posible que Rasmus haya sido visto como que no cumplió con las expectativas en 2016, pero su defensiva se mantuvo a nivel élite.



Jardín central: Byron Buxton, Mellizos

Desde abril hasta agosto, las lesiones y los problemas en el plato llevaron a muchos a preguntarse qué había pasado con el mejor prospecto en el deporte, ya que solo conectó para .193 con un cuadrangular en 197 turnos. Pero en septiembre, llegó el Buxton que muchos esperaban ver. Conectó vuelacercas en su primer turno en septiembre y no volvió a mirar atrás, con números de .287/.357/.653, y nueve jonrones en sus últimos 29 partidos.

He aquí un presentimiento: No pensamos que él vaya a estar en esta lista de nuevo en el futuro cercano.

Jardín derecho: Trayce Thompson, Dodgers

Si esta lista fuera de ".230 y menos" en vez de "por debajo de .230," Jason Heyward sería nuestra selección aquí. Por desgracia, .230188 no es .230, así que recurrimos al siguiente mejor en Thompson, quien dividió tiempo de juego en los tres puestos en los jardines y tuvo WAR de 0.9 en 80 juegos a pesar de batear .225.


Thompson tiene buen poder (13 jonrones) y velocidad decente (cinco bases robadas, y solo bateó para tres dobles matanzas en 236 turnos al bate) y tiene una defensiva OK (una carrera salvada por la defensiva). Encaja en el perfil de alguien que no tiene que ser grandioso en una cosa pero que puede dar valor en varias formas diferentes.



Utility: Adam Rosales, Padres

Cerramos nuestro roster con otro Padre, uno que estuvo cerca de la línea de corte de nuestra lista al batear .229. Pero Rosales, quien es un obrero del deporte, es un Todos Estrellas al estilo de Espinosa, con promedio de bateo de por vida de .227.

Igualó la mejor cifra de su carrera en WAR (1.7) al conectar para 13 jonrones y 12 dobles en 214 turnos. Su slugging de .495 fue seis puntos mayor que el de Matt Kemp en 100 juegos con los Padres. Rosales definitivamente se ganó su puesto en el roster.


¿Todos Estrellas bateando menos de .230? El cubano Grandal se coló en la lista ¿Todos Estrellas bateando menos de .230? El cubano Grandal se coló en la lista Reviewed by Swing Completo on viernes, diciembre 16, 2016 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD