Header AD

Pablo Miguel Abreu: “…la velocidad no se compra en la farmacia…”

Pablo Miguel Abreu fue grande para la capital y grande para Cuba, pero el destino nos jugó a todos (empezando por Pablo) una mala pasada.
Pablo Miguel Abreu fue grande para la capital y grande para Cuba,
pero el destino nos jugó a todos (empezando por Pablo) una mala pasada.
Por Daniel de Malas.
Entrevista originalmente publicada en SwingCompleto el 29 de octubre del 2013

Había una vez un pitcher enorme… (No, mejor así)… había una vez un pitcher zurdo, enorme… (No, quizás así)… había una vez un pitcher temible, zurdo, enorme… (En fin, así) había una vez, solo una vez, un lanzador de ensueño, que media mil pies, tiraba 300 millas, lanzaba a la mano equivocada y sacaba out tras out. Ese pitcher, esta historia y esa “una vez”, fueron demasiado buenas para durar más de lo que nos tocó, pues Pablo Miguel Abreu fue grande para la capital y grande para Cuba, pero el destino nos jugó a todos (empezando por Pablo) una mala pasada.




Y es que Pablo Miguel Abreu parecía salido de un juego Play Station, donde te puedes crear tu propio pelotero. Si alguno de nosotros alguna vez quisiéramos un zurdo, rápido, dominante, impresionante y competitivo, Pablo seria nuestro modelo, pues Changa era un lujo, Tati Valdez una leyenda, Ajete puro corazón, Faustino pura curva, pero Pablo…Pablo era como salido de un libro de lujo, leyendas, corazón y curva intocable.

El destino fue injusto con todos, con él, por privarlo de una carrera mejor, y con el resto de nosotros, los mortales, por no poderle disfrutar por más tiempo.

Acá intentamos siempre traerles lo mejor (y a veces lo peor) de la pelota cubana, hoy invitamos a Pablo Miguel Abreu, para que en sus palabras, nos cuente de su vida deportiva.

Pablo de entrenador en Rusia. 

¿Cuánto tiempo del día dedica Pablo Miguel Abreu al Beisbol?

Emocionalmente todo el día, pero como profesión unas 8 horas diarias, menos el domingo.

¿Por dónde anda Pablo Miguel?

Estoy en Italia, Cerdeña.




¿Haciendo qué?

Estoy entrenando a los niños de Alghero.

¿Como llegó el beisbol a Pablo y como llegó Pablo al beisbol?

Con mi padre yendo al latinoamericano a ver a los grandes jugadores de aquel tiempo fue que llegó el beisbol a mí. 

Antes de la Serie Nacional pasé por todo lo que se hace en Cuba, pero no fui a la EIDE. Empecé a los 9 años en Playa en el 81. Esos iban a ser mis primeros juegos escolares pero se suspendieron por el dengue.

En el 82 fui al campeonato nacional de 14-15, y de allí me llevaron a mi primer mundial juvenil con 15 abriles cumplidos. Allí estaba Linares con 14. Eso fue en Barquisimeto, Venezuela.

Después en el 84 el codo se me lesionó y no pude ir a otro mundial, que era en Canadá y en el 85 fui a Nueva York, al Mundial Juvenil. De allí para la caliente, para la Serie. Así, más o menos, llegue al beisbol.

Debutas con Metropolitanos y te traspasan a Industriales en el 86, donde ganan la Serie Nacional por primera vez en muchos años, tuviste muy buena actuación (8-3, 97 ponches y 2.67 pcl) y haces tú primera Serie Selectiva. ¿Que significó ese 1986 para ti?

Significó mucho porque los Industriales ganaban después de 12 años. Quedamos segundo lugar en la Selectiva, ganamos los Juegos Centroamericanos y el Campeonato Mundial. Y en todos quede el mejor lanzador. Un año muy grande y bueno para mí.


Con sus ídolos Arocha y Marquetti.



La siguiente temporada es consagratoria y das 183 ponches en 167.2 innings. ¿Como ponchabas tan fácil? ¿Cuales eran tus armas?

Yo no salía a ponchar, solamente iba a lanzar mi juego y a divertirme con el equipo. Tiraba una buena recta y una buena curva, esta última la aprendí con Guanábana Quintana.

Ese año internacionalmente es espectacular y en los Panamericanos lanzas para 1.04, pero perdimos un juego importante contra los norteamericanos. ¿Quéé recuerdos tienes de ese evento?

Te digo algo, el juego bueno lo ganamos. Lo que si fue duro, y me dolió mucho, es que me hayan dejado al campo con un jonrón en la eliminatoria.

En el 88 no lanzas ni un inning en la Nacional y formas parte del equipo capitalino en la Selectiva, y aunque ganas 6 de 7 decisiones, ya los números no son los mismos. ¿Te apuraste en regresar? ¿Te apuraron? ¿Cuéntame de la lesión?

Bueno, te diré que después de la Copa Intercontinental del 87, nos dieron una semana en Varadero y jugando, como buen cubano, al 4 esquinas, me caí y me fracture la cabeza del radio, estuve 2 meses con yeso y como los Industriales fueron a los Playoffs, a alguien se le ocurrió que debía lanzar allí, pero como era de esperar no pude, y tuve que tirar el primer juego de la Selectiva. Cuando termine no me molestaba la muñeca, pero me dio un dolor muy fuerte en el hombro, porque estaba muy débil por la falta de preparación. Hasta el día de hoy, sin mentirte, todavía me duele.




En el 91 regresas a Metropolitanos, equipo donde debutaste, después de 5 campañas con Industriales. ¿Como se vivía en esa época la rivalidad entre los dos conjuntos capitalinos?

Era muy lindo, porque habían muchos jugadores de calidad en la capital y lo mismo podían ganar los Metros o Industriales.

En la Serie Nacional del 92, renace el prometedor Pablo Miguel, con balance de 8-2, 101 innings lanzados y promedio de limpias de 2.58. ¿Como lograste ese repunte?

Bueno antes de comenzar ese campeonato, junto con mis grandes amigos, Leocadio, el Yayo y Erie, hicimos una gran preparación y por eso vinieron los resultados, pero por estar con los Metros, y porque Industriales ganó el campeonato, en la Serie Selectiva volvimos a reunirnos grandes lanzadores, y a pesar de que había lucido bien, la dirección opto por no ponerme en la rotación.

¿No crees que haber empezado tan joven haya influido en que tu carrera no haya sido mejor?

Yo creo que iba bien, si no me hubiera caído seguiría lanzando todavía (se ríe a carcajadas), en realidad no queme etapas y cuando vino la fractura yo estaba en mi punto

¿Cuándo descubriste que ya te tocaba retirarte?

Yo no pensaba retirarme. Estuve en el grupo de 62 jugadores, que todavía no se sabe de parte quien, se les dio la orden de retirarse. Alguien decidió así la vida deportiva de tantas personas juntas. De manera muy arbitraria.



¿Quien fue el bateador más difícil al que te enfrentaste?

En los años que yo jugué había muchos bateadores buenos y todos eran difíciles, pero lo más difícil era el bate de aluminio.

¿Quienes fueron tus ídolos?

Como jugadores Marquetti, Medina y Capiro, y como lanzador Arocha porque con solo 15 años logró lanzar e imponerse en la Serie Nacional. Yo vi como, con 15 años, le inyectaron en el codo, para poder ganar el mundial juvenil en 1982.

¿Tu manager favorito?

Desde niño tuve un gran entrenador y director, que se llama Ciro Pereda (Cabilla). En Series Nacionales, Selectivas y equipos Cuba, Pedro Chávez.

¿Cuéntame aquel juego donde casi diste 20 ponches y aun así no ganaste el juego?

Fue algo muy grande porque llegue con mis vecinos de barrio en la guagua 212 y fuimos caminando de la Plaza al Latino, haciéndome coros y animándome. Ya en el juego, cada vez que daba un ponche, sacaban un cartón dibujado con una k y fueron 17 en total, pero al final ese juego no estaba para mí y perdí. Pero regresamos al barrio y me hicieron una fiesta. No sabía si estar triste o divertirme con la gente de la calle 84. Grandes amigos allá.




¿Tu mejor recuerdo?

En el 1987, en la Copa Intercontinental, le di un no hit no run a México, que no fue perfecto por una base por bola.

¿El peor?

Cuando vine a Italia a jugar con el equipo de San Marino, y el señor Higinio Vélez dijo que yo me había quedado en Italia, y estando en Cuba me borraron de todas las estadísticas. Hasta le prohibieron a los medios de prensa hablar o escribir de mí. Plan pijama para los que conocen el termino.

¿Qué opinas del beisbol de tu época?

Fue el momento cumbre del beisbol en Cuba, se podían hacer 4 equipos Cuba y se ganaba igual.

¿Alguna anécdota que quieras compartir?

Cuando comencé, en Metropolitanos, el director era Pedro Chávez y me decía que tenía que buscarme un equipo para mí solo, porque los jugadores a la defensa se aburrían, porque lo mismo daba 3 o 4 bases por bolas, que daba 3 ponches seguidos, o sea enredaba y resolvía la situación yo solo y ellos sin recibir ni un lance. Chávez era genial. Ahora, que soy entrenador, trato que la gente vaya a divertirse al terreno.

¿Te atreves a darme un Todos Estrellas de Series Nacionales?

No, porque en Cuba han existido muchos jugadores buenos del pasado y en el presente existen otros con mucha calidad también.

¿Como es posible que el pelotero de hoy, tenga mejores planes de entrenamiento, mejor acceso a la información, mejor transporte, mejores condiciones de hospedaje y aun así, los éxitos internacionales nos estén siendo tan esquivos?

Son muchos factores que influyen en eso y si nos ponemos a decirlos todos no alcanza el espacio de tu entrevista, lo que si te diré que el beisbol se juega para divertirse y para divertir al mundo.




¿Porque en la actualidad, casi no hay pitchers de 90 millas en Cuba?

Porque la velocidad no se compra en la farmacia y con los muchachos que tiran duro, se debe hacer trabajos específicos con ellos. Yo veo que los entrenadores que saben muchas veces quedan fuera y no se utilizan.

Si pudieras cambiar algo, que crees ayudaría al beisbol cubano actual, ¿qué sería?

Mas información y preparación a los entrenadores. Y que lo jugadores se puedan medir con otras ligas.

¿Te gustaría dirigir en Cuba?

Nunca me gustado dirigir un equipo, pero si entrenar los pitchers, para así poder transmitirle mi experiencia como entrenador y como pitcher.

¿Con una carrera tan rápida, pero tan trascendental, que sueño le queda a Pablo Miguel Abreu por cumplir?

Que un día los que estamos fuera y los que quedan dentro, podamos jugar o sentarnos juntos en cualquier lugar de Cuba y que todo el pueblo cubano, de dentro y fuera, pueda ver a sus ídolos de todas las épocas. Yo nunca los olvidare, ni a mis ídolos, ni al pueblo, dalo por seguro.

Antes de terminar decir que Pablo Miguel Abreu nos dio la oportunidad de verlo lanzar por 12 temporadas (la mayoría de ellas combatiendo el dolor), ganó 72 partidos y perdió 48 (600 de average), salió a la lomita 169 veces, con 159 de ellas como abridor, tiró 964.2 innings, le batearon solamente para 244 y ponchó a 822 bateadores. Su promedio de carreras limpias fue de 3.62 y como aclaración, toda su carrera fue en la era del bate de aluminio.

               
Pablo Miguel Abreu: “…la velocidad no se compra en la farmacia…” Pablo Miguel Abreu: “…la velocidad no se compra en la farmacia…” Reviewed by Daniel de Malas on miércoles, noviembre 23, 2016 Rating: 5

32 comentarios

  1. muy buena entrevista felicidades daniel, pablo tremendo pichert!!

    ResponderEliminar
  2. Carlos Huerta:
    Muy buena entrevista Daniel, fue un gran pitcher, lastima de las lesiones. No tocaste en la conversación su serie como primera base, fue en la 30 serie si mal no recuerdo, ese año no lanzó y se dedicó a jugar al campo y batear

    ResponderEliminar
  3. Muy justo Dani. Cuando ese negron pichiaba era impresionante. se podia escuchar la mascota sonando en todo el estadio y con el tamañon ese ni hablar. buena entrevista

    ResponderEliminar
  4. Carlitos se fue de 32-8 (250) un doble, un jonron, 1 CA, 4 CI, 8SO y 1 BB como bateador en su carrera, gracias por la referencia.
    Un abrazo,
    Daniel de Malas Andreu.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena entrevista, nos hace recordar a peloteros que no nos acordamos de ellos; aunque quería siempre le cayeran a palos, pues soy villareño, me simpatizó mucho. Lástima hayan lo hayan borrado de las estadísticas, por cierto ¿Con esto de los cambios,saben si ya las "quedados" han sido insertados de nuevo en las estadísticas? Saludos, gracias por informarnos...

    ResponderEliminar
  6. El, no es un cubano, el no es un pelotero, el no es de este planeta!!! El es una fiera!!! Que Dios le bendiga y le cumpla los sueños que le quedan.

    ResponderEliminar
  7. Que recuerdos,me fui al latino yo con 15anos jugaban los metros y cuando veo aquel picher calentando para mi fue imprecionante ,tambien estube cuando le dio 17 ponches a santiago creo que le dio 4 a pierre y 4 a godines y perdio porque kindelan le dio jonron.saludos daniel

    ResponderEliminar
  8. Falto la pregunta de la bronca con victor mesa tambien estaba un cacher de de industriales creo se yama leonel diaz en la bronca nose si con riscar el picher

    ResponderEliminar
  9. Juan Carlos Gonzalez
    gracias por compartir, tremenda entrevista

    ResponderEliminar
  10. Jorge Morejon
    Pablo Miguel Abreu es el pitcher con mejores condiciones naturales que he visto en mi vida....y el más vago también

    ResponderEliminar
  11. Ay ese Higinio Velez! Hasta cuando! Daniel me da pena pero creo que se escribe "yendo al latino" y no hiendo. Hay un email para escribirte estas cosas y no por aqui? Disculpa.

    ResponderEliminar
  12. Un grande,cada ves que se lo ponian a Orientales,Stg o Serranos ya no me acuerdo,siempre me decia hoy esta dificil con el cabron este,tremendo Zurdo.Catarro.

    ResponderEliminar
  13. Excelente entrevista. Pablo Abreu es una leyenda viva no sólo del béisbol cubano, sino también mundial. Gran deportista, tocado por la mano de Dios. Pero Pablo no sólo ha sido y es un magnífico pelotero; Pablo es una inigualable persona. Yo tuve el honor de conocerlo el pasado verano en Moscú, por eso sé lo que digo. Lástima que en la entrevista no se abordara el reciente periplo de Pablo en Rusia, donde fue contratado para entrenar a los equipos nacional ruso en la división de cadetes y juveniles y cuya gestión fue más que sobresaliente. Además de trasmitir habilidades beisboleras, Pablo también es un maestro en saber entusiasmar a las nuevas generaciones de peloteros para que amen a este noble deporte con la misma intensidad con que él siempre lo ha hecho. Los rusos, contentos, volverán a requerir de su experiencia y maestría de cara a la temporada de 2014. Seguro. En Moscú se le espera con mucha impaciencia. Saludos Pablo. Suerte en la vida, y continúa alegrándonos con tu inagotable talento.

    ResponderEliminar
  14. Oigame este si era para respetar! , aquella curva parecía un edificio de 20 plantas, increible! excelente pitcher cubano.
    Felicidades PM Abreu!!!!! ...Ahhhh, ya es oficial lo de Pito y los White Sox; ojalá que ponga bien alto tu ilustre apellido...pero con el bate!...suerte Campeón!!!!

    ResponderEliminar
  15. Si mal no recuerdo este cabron usaba el 14,que dias aquellos para nuestra pelota,tenia una curva que le ponia out fuera por strike out o por dominio del bateador,si luego de aquella lesion,ya no fue igual,yo creo es bueno se ponga MLB,pero porque no poner alguno de aquellos memorables juegos,estoy seguro en el ICRT los tienen,al final lo quieran o no,toda esa gente es parte de la historia del beisbol cubano y borrar sus numeros,una idiotez,eso estan por ahi y algun dia seran restaurados,y otro sera posible lo que todos desean,jugar juntos de nuevo,y??,como dicen los guapos,no pasa na',nadie se va a morir menos ahora,saludos,Machete.

    ResponderEliminar
  16. y claro que todos recordamos que le metio tremenda bufata a Victor Mesa.
    Ese payaso necesita mas gasnatones asi para que se le bajen los aires.
    viva Pablo, que pitcher, esa curva era todo una pieza de arte. verla era expectacular.

    ResponderEliminar
  17. Silvio Sosa
    Daniel ...Gracias por esta entrevista a Pablo Miguel..saludos.

    ResponderEliminar
  18. Roberto Rodriguez
    buenisima entrevista!

    ResponderEliminar
  19. Excelente entrevista tocayo..mis recuerdos en vivo de Pablo Miguel son demasiado imprecisos pues tendría 6 o 7 años las veces en que lo puedo haber visto pichear en el latino..así que refresqué mucho con sus palabras, un lanzador como pocos sin dudas...lo único que me molestó: tener que ver de nuevo a mister higinio vélez como protagonista de algún desatino y tontería..jjjj..juré que después que salió la foto de pestano bateando con los Ind de Coat.. bateando de 4-1 en el primer juego no le dedicaba una línea más a ese ser, pero es que es muy fuerte...jjjj....nada felicidades por la entrevista, muy buena

    ResponderEliminar
  20. Para los que no lo vieron con un traje de pelotero, remitanse a Youtube y vean el Homerun de Marquetti en 1986, después que pisa la almohadilla de segunda base; se ve un giganton con el número 14 tratando de saludar a Marquetti dentro de la multitud.
    Fué una verdadera lástima, lo que pasó con su accidente, pudo haber implantado unos cuantos records con bate de aluminio y todo.

    ResponderEliminar
  21. Exitos a pablo M. Abreu , grande, grande, y siempre la arcahueta de Hidginio de Chismosa y chanchullera, ese es el primero que hay que botar para qu el beisbol mejore en la isla.

    ResponderEliminar
  22. nuevamente sale el nombre de higinio, la verdad la comisión nacional de beisbol necesita un nombre nuevo, cada cuanto tiempo elijen ese cargo, para que pongan a un habanero y se vaya para su santiago, aunque eso si esta dificil

    ResponderEliminar
  23. Gracias por este reportaje, cuando vivi en cuba tuve la oportunidad de ver lanzar al gigante zurdo del equipo cuba, y creanme que disfrute mucho su excelente picheo, pero sobre todo su gran corazon.
    Como industrialista y admirador del beisbol cubano digo que pablo mihuel abreu es un orgullo de la pelota cubana.
    Me viene el recuerdo de los duelos de picheo entre pablo miguel abreu y el tati valdez, y eso que era con bate de aluminio. Duelos que no he visto mas.
    Gracias una vez mas por este excelente reportaje

    ResponderEliminar
  24. Buena entrevista Abreu ha sido el picher de mas condiciones que he visto en Cuba es una lastima que se lesiono y duro tan poco, esos 17 ponches se los propino a Santiago de Cuba y perdio el juego de todas manera en otra ocasion les dio 19 y si gano, un gran lanzador.

    ResponderEliminar
  25. Uno de los mas grande lanzadores que he visto y no solo por su tamaño. En la entrevista menciona a una persona que muchos de los que jugamos pelota en algún momento en Playa, tenemos como referencia. Cabilla, como lo conocen todos fue el que inyectó en muchos de nosotros el bichito de la pelota y de sus manos salieron muchísmos jugadores a equipos industriales, los metros y hasta los Cuba de todas las categorías. En cuanto al comentario de Higinio, para que decir algo, solo que ese hombre lleva años destruyendo y no pasa nada. Espero que algún día pueda dar testimonio de todo el mal que ha hecho.

    saludos

    Alain

    ResponderEliminar
  26. Recuerdo ese Juego lo perdio 5 a 4 por un hit de jorge Garcia Y A Fidel Garcia y A Godinez le dio 3 Ponches . y recuerdo el de los 19 ponches frente a los orientales.

    ResponderEliminar
  27. Lo vi lanzar y Abreu era el Randy Jonhson cubano.

    ResponderEliminar
  28. Grande grande de verdad lo vi lanzar poco y is recurdo son borrosospero segun mi tio,decia que no habia manera humana de btearle, alante solo entias la mascota sonar con la recta y atras la curva jugaba con tu espalda sin dudas un grande con condiciones extraordianrias lastima que no tuvo suerte para tejer mas historia mis respetos y admiracion.

    ResponderEliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  30. Yo no tuve la dicha de ver todos los innings que el pitcheo porque, guajiro al fin, cuando el negron venía encendido yo apagaba el televisor porque sabía que esa noche no había na pa nadie. Tremendo pitcher Pablo Miguel.

    ResponderEliminar

Post AD