Header AD

Nada de Alfonso Urquiola, Pedro Luis Lazo es el nuevo director de Pinar del Río

Lazo no tiene experiencia en el banquillo y viene a cubrir el despido de Jorge Ricardo Gallardo, que discutió el título el pasado año, pero no complació con el 18-25 de esta campaña
Lazo no tiene experiencia en el banquillo y viene a cubrir el despido de Jorge Ricardo Gallardo,
que discutió el título el pasado año, pero no complació con el 18-25 de esta campaña
Por Reinaldo Sánchez López.

Nada de Alfonso Urquiola, a pesar de que dejó bien claro que está en extremo ansioso por regresar y dirigir al equipo de sus amores. La nave de Pinar del Río, provincia que quedó fuera de los seis mejores en la 56 Serie Nacional, tiene a un nuevo Almirante: su nombre, Pedro Luis Lazo.



Yo me jubilé pero nunca me retiré. Estoy bueno y sano, y listo para ayudar en lo que haga falta. A mí me ha tocado reconstruir el equipo en tres oportunidades y volvería a hacerlo con gusto”, expresó en octubre pasado Urquiola, como lanzando el anzuelo para que algún “pez gordo” picara. Empero, esta vez su propuesta no tuvo oídos receptivos y será otra exestrella la que llevará la voz cantante en el estadio Capitán San Luis. 

La decisión me tomó por sorpresa porque –hasta dónde sé- Lazo no tiene experiencia en el banquillo y hace muy poco (durante el Juego de las Estrellas en Matanzas), interrogado por un periodista de la televisión, manifestó que trabajaba felizmente en la Academia Provincial en el área de los lanzadores.

Según la nota publicada por la página web de Radio Guamá, “la decisión fue tomada hoy (este miércoles 9 de noviembre) por las principales figuras del deporte en vueltabajo, la cual contó con el apoyo unánime de las direcciones políticas y gubernamentales de la provincia. A favor de Lazo cuenta su poder de aglutinar a las masas, su espíritu de victoria y la estirpe de campeón que le acompañó durante sus más de 20 años como atleta”.

Para ser sincero, entiendo poco el por qué la mayoría de los directores cubanos llegan sin experiencia al banquillo. Muchos saltan del campo, de ver el sudor rodando por su rostro, al dogout, todo tranquilo, papeles y tablillas en mano. Reutilio Hurtado, con Santiago de Cuba, fue el último clásico ejemplo, como si ser un buen pelotero sea necesariamente un augurio de que será un magnífico manager.



Urquiola, a quien ya mencioné, es uno de los hombres que mejor representa la necesidad de sumar experiencia y horas de trabajo antes de llegar a mandar en el primer nivel. Todos conocen la hoja se servicios que se construyó antes de tomar las riendas del equipo principal del territorio más occidental de nuestro país a finales del siglo XX. Luego llegaron los resultados, y hoy, casi dos décadas después, es considerado uno de los mejores directores de la Isla.

Está Roger Machado, que también cambió su rol en meses, y quien demoró algo más de un lustro para conquistar su primer cetro con los Tigres de Ciego de Ávila, lo cual demostró su madurez, el conjunto de experiencias, las horas acumuladas al frente de un grupo, lo cual requiere de no pocos valores que, precisamente, no son adquiridos al conectar un jonrón o ponchar a un bateador.

Con todo esto, deseo aclarar, no digo que el estelar lanzador vueltabajero, máximo ganador en nuestras series nacionales con 257 victorias, no pueda ganar o convertirse en un instructor de primerísimo nivel, solo es otra advertencia a aquellos que eligen y no tienen en cuenta determinados elementos que resultan primordiales para encarar el enorme reto que supone guiar a un colectivo de hombres, el cual se maximiza si se trata de una selección de béisbol masculino en Cuba.

Téngase en cuenta, además, que Pinar no clasificó ahora, pero en la campaña 55 cerró en la segunda posición. Jorge Ricardo Gallardo colocó a los pativerdes en la gran final, cosa que, meses después, al parecer, ya todos olvidaron. La impaciencia nos vence cada vez más. 



Gallardo volvió a su segundo periodo de mandato y dejó 18 victorias y 25 derrotas. Un balance lo suficientemente negativo para que no le dieran más oportunidades y se despidieran de él. 

Entre las cosas buenas de la noticia está el hecho de que Lazo se encuentra totalmente recuperado de aquellos problemas respiratorios que lo mantuvieron internado en el centro asistencial Hospital CIMEQ, en La Habana. No hay secuelas, no hay preocupación alguna. 

Así las cosas, una nueva luminaria dentro de la historia del béisbol cubano hará las veces de director. La mejor de las suertes para el “Rascacielos Pinareño”.
Nada de Alfonso Urquiola, Pedro Luis Lazo es el nuevo director de Pinar del Río Nada de Alfonso Urquiola, Pedro Luis Lazo es el nuevo director de Pinar del Río Reviewed by Daniel de Malas on jueves, noviembre 10, 2016 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD