Header AD

INCREÍBLE: ¡¡¡Matanzas dio 22 hits y...perdió!!!

La suerte parece haberle dado la espalda a los Cocodrilos de Matanzas por estos días en la segunda fase de la 56 Serie Nacional.
La suerte parece haberle dado la espalda a los Cocodrilos de Matanzas por estos días en la 2da fase de la 56 Serie Nacional.
Foto: Osvaldo Gutiérrez

Por Yirsandy Rodríguez.

La suerte parece haberle dado la espalda a los Cocodrilos de Matanzas por estos días en la segunda fase de la 56 Serie Nacional.


Tanto que, en el primer partido de una doble cartelera este jueves, le sonaron 22 imparables al pitcheo de los Tigres de Ciego de Ávila, pero Dany Aguilera admitió un Grand Slam de Osvaldo Vázquez, que voló como paloma blanca el techo del Estadio Victoria de Girón, y sirvió para el éxito de los felinos de Roger Machado, 11-8, sobre la tropa de Víctor Mesa.

Un pésimo corrido de bases le costó a los yumurinos dejar de anotar varias veces, en un juego donde sacudieron de 15-10 a Vladimir Baños en apenas dos inning. Sin embargo, la defensiva de Ciego de Ávila fabricó cinco jugadas de doble play, que evitaron por lo menos siete carreras, suficientes para haberle dado el triunfo a los de casa.

Los outs más costosos en las almohadillas fueron del primero al cuarto capítulo, cuando los Cocodrilos aún ganaban por 6-3.

Primero en el segundo acto, un robo de tercera de Stayler Hernández sentenció el inning con un swing al aire de Juan Carlos Torriente. Y luego, en el cuarto, Ariel Sánchez y Aníbal Medina no superaron sus retos ante el jardinero derecho Abdel Civil, quien los pescó en la antesala, con conexiones de Williams Saavedra y Jeferson Delgado, respectivamente.


A eso, súmele dos outs más entre tercera y el home durante el sexto episodio, de Gracial y Jeferson, quien fue esperado en el plato por un certero tiro del guardabosque izquierdo Edilse Silva. Después de eso, ¿dígame si les da la cuenta?

El zurdo Yoannis Yera contuvo a los tigres por espacio de cinco actos, donde soportó siete incogibles y tres limpias. Lo mejor de su actuación fue que dejó al equipo con ventaja, y alcanzó el ponche número 84, para dejar atrás al avileño Vladimir García (81), que abrió la jornada como líder.

En el último tercio del choque, después de haber recibido la posibilidad de acercarse en el marcador, los Campeones Nacionales aprovecharon al sofocado pitcheo de bullpen de los Cocodrilos, y le dieron vuelco al pizarrón con un rally de siete carreras decisivas.

Edilse Silva, que está encendido al “palo”, abrió el capítulo con el primer hit de los seis que soplaron los bates avileños.

Un trueno tras otro, (doblete) de Yorelvis Charles, Abdel Civil, Raúl González y Yorbis Borroto pusieron el juego por una rayita de diferencia, y pelotazo de Aguilera a Donal Duarte igualó las acciones a siete.

Aquí hago un aparte, porque los abucheos del (poco) público que se presentó en el Victoria de Girón, demostraron más preocupación que confianza, sobre todo cuando el alto mando yumurino dejó que el cerrador isleño enfrentara a Osvaldo Vázquez con los ángulos repletos. 


El pitcheo de Matanzas había trabajado para 7.99 en sus últimos seis juegos, y la veteranía de Aguilera (2-3) estaba por encima de los otros muchachos que estaban en el bullpen. 

Si Dany, acostumbrado a lanzar en situaciones de presión domina a Vázquez, la algarabía habría sido explosiva; también el resultado final hubiese sido otro. 

Pero se equivocó el diestro de envíos laterales, pintó un pitcheo –es cierto, estaba muy flojo en la recta y el sinker se le quedaba alto- donde el receptor avileño no admite perdón: con poca velocidad, pobre comando, nada de rotación y en lo bajo de la zona de strike.

Ese cuadrangular con la casa llena, es el sexto que permite Aguilera en 364 juegos relevados, y dos de ellos han sido esta serie vistiendo la franela de Matanzas. 

Antes de este campeonato, el último bateador que le subió la pelota a las gradas con los cojines repletos fue el tunero Joan Carlos Pedroso, el 13 de enero de 2010 jugando en el parque Cristóbal Labra.

El novato José Diego Martínez (2-1) ganó su segundo desafío en Series Nacionales, con un relevo –efectivo, al final- de cuatro capítulos, donde permitió nueve cañonazos, pero una sola anotación.


LA SAZÓN DEL BOX SCORE

-Lo ocurrido en el Palacio de los Cocodrilos no es nuevo en 55 ediciones anteriores de los clásicos beisboleros en Cuba, pues el 22 de marzo de 2003, en el parque Hermanos Saíz de San Juan y Martínez, Pinar del Río venció 15-14 a Guantánamo, después de que los Indios habían alcanzado a empalmar 25 imparables. 

Esa fue la mayor cantidad de “hits” de un equipo que pierde un partido en Series Nacionales, situación que los guantanameros han tenido que soportar más que nadie, en un total de ocho ocasiones.

-El Grand Slam de Osvaldo Vázquez fue su tercero de por vida, y el segundo esta contienda. También, él fue el primer bateador (el 13 de agosto contra Walnier Osorio) que pegó un jonrón de este tipo en la actual 56 Serie Nacional.

-La derrota de Matanzas es su sexta en juegos con 20 o más inatrapables, evento que ha sucedido 47 veces durante el béisbol revolucionario.


-Ciego de Ávila, luego de recibir su primera lechada desde enero al perder contra Camagüey, anotó 14 veces en el tercer juego. Con las 11 anotadas de este jueves, acumulan ahora un total de 25 en 16 innings a la ofensiva.

-En la fiesta de 22 inatrapables, solo Eduardo Blanco (1-0) y Dariel Polledo (2-0), ambos jugadores suplentes fueron los únicos en irse sin marcar la tarjeta de la “H”.

-Ahora, los Cocodrilos han perdido en sus últimas cinco salidas a la grama, y tienen balance negativo de 5-8 en la segunda etapa de la actual campaña.

-De manera general, los Tigres ganan la serie histórica 68-63, aunque desde 2012 a la fecha, los yumurinos mandan 23-17.


Con información de Radio Rebelde


INCREÍBLE: ¡¡¡Matanzas dio 22 hits y...perdió!!! INCREÍBLE: ¡¡¡Matanzas dio 22 hits y...perdió!!! Reviewed by Daniel de Malas on jueves, noviembre 17, 2016 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD