Header AD

¿Cómo sería un verdadero Juego de Estrellas cubanas actuales, Oriente vs. Occidente?

¿Quiénes estarían en tu equipo? Llamar Juego de las Estrellas al duelo que se llevó a cabo el pasado sábado en Matanzas, es como olvidarse que Agustín Marquetti
¿Quiénes estarían en tu equipo? Llamar Juego de Estrellas al duelo que se llevó a cabo el pasado sábado en Matanzas,
es como olvidarse de Agustín Marquetti y su jonrón del 86
Por Luis Álvaro Fernández.

El prospecto número uno del béisbol nacional actual es el jardinero de los Tigres de Ciego de Ávila, Luis Robert, quien posee un potencial enorme para convertirse en un jugador de cinco herramientas.

Sin contar a Robert, de 21 años, a la pelota en Cuba no le queda mucho talento capaz de mostrar su proyección futura.

Por eso, llamar Juego de las Estrellas al duelo que se llevó a cabo el pasado sábado en Matanzas, es como olvidarse que Agustín Marquetti sentó cátedra con su número 40, y decidió la Serie Nacional en 1986 con un jonronazo ante el estelar Rogelio García, quizás la manera más espectacular en que haya culminado cualquier campeonato en la Isla después de 1959.


¿Qué tiene Luis Robert que lo hace destacar entre los jóvenes peloteros cubanos?

Al bate, Robert usa sus largos brazos en un swing polivalente que le permite alcanzar la bola en todo el sector vertical. Puede darle con fuerza hasta subirla a lo alto de los graderíos, y cuando abanica se siente un susurro cortaviento, pues lo hace con una agresiva aceleración de brazos y piernas. Esto lo ayuda a golpear la bola —incluso cuando le pega mal— con un con gran poderío.

Robert tiene aún que trabajar para mejorar sus ansias en el plato, la cual lo lleva a veces a buscar pelotas distantes de su madero. Pero ese enfoque podría mejorarlo, y en poco tiempo convertirse en un jugador ofensivo más completo, con números superiores de contacto y promedio de bateo.

En las bases, Luis Robert tiene una velocidad galáctica de home a primera, es progresivo e intenso en las almohadillas, y despliega una excelente velocidad de reacción.

En cuanto a la defensiva, hay jardineros que juegan en el lado derecho del parque, y se anidan tanto a esas condiciones, que cuando son movidos o se les intenta trasladar a otro ángulo del outfield pierden capacidades de fildeo.


No es el caso de Robert, quien tiene la habilidad de moverse en cualquier dirección. Robert es el clásico jardinero que todos respetan por su poderoso brazo, y que un manager quisiera tener en su plantilla, pues puede ser utilizado en cualquier posición del cuadro exterior con suma garantía.

Juego de las Estrellas de Cuba: ¿buen pitcheo o malos bateadores?

Occidentales ganó el Juego de las Estrellas con pizarra de 2-1 ante Orientales, y así se separó con récord de 15-14 en 29 desafíos de Estrellas desde 1963.

Por Occidente, Leonardo Urgellés, un jardinero de la Isla de la Juventud que nadie pidió como refuerzo en el torneo nacional, conectó los batazos decisivos: elevado de sacrificio y jonrón.

Los bateadores del este solo pudieron pegar un imparable, que salió del madero del guantanamero Julio Pablo Martínez al primer pitcheo del zurdo Yoannis Yera. En adelante, 33 bateadores desfilaron por la caja de bateo y ninguno pudo embasarse por la vía de la H.


¿Se parecerá este staff de pitcheo de Occidente al de 1984, que dejó a Oriente con dos hits? Diríase que no. Ni por asomo.

Aquella rotación tenía a Julio Romero, Jorge Luis Valdés, Lázaro de la Torre, Ángel Leocadio Díaz, Reinaldo Costa y José Modesto Darcourt, por solo citar a algunos de esa estirpe y genialidad que en buen tiempo no hemos visto de nuevo en un montículo.

Lo que sucedió en el Estadio Victoria de Girón fue simplemente la reposición de una conocida película imaginaria que podríamos titular La crisis actual del béisbol cubano.

¿Cómo sería un verdadero Juego de Estrellas cubanas actuales entre Oriente y Occidente?

Para lograr ver un verdadero Juego de las Estrellas de Cuba, habría que recorrer el mundo, y sobre todo el béisbol de las Grandes Ligas. Este redactor ya confeccionó sus dos equipos ideales, que aquí van.


Occidentales: Yasmani Grandal o Brayan Peña (C), José Abreu (1B), Yoan Moncada (2B), José "Candelita" Iglesias (SS), Yunel Escobar o Yulieski Gurriel (3B), Jorge Soler (LF), Yasiel Puig (CF), Yasmany Tomás (RF), y Kendrys Morales (BD). Lanzador abridor Ariel Miranda, y cerrador Héctor Mendoza.

Orientales: Lednier Ricardo (C), José Julio Ruíz (1B), Héctor Olivera (2B), Adeiny Hechavarría o Aledmys Díaz (SS), Adonis García (3B), Yoenis Céspedes (LF), Leonys Martín (CF), Rusney Castillo (RF) y Alfredo Despaigne (BD). Lanzador abridor Roenis Elías y cerrador Aroldis Chapman.

"Nadie es como otro. Ni mejor ni peor. Es otro. Si dos están de acuerdo es por un malentendido", decía Sófocles… Así que espero la selección de los lectores.

¿Cómo sería un verdadero Juego de Estrellas cubanas actuales, Oriente vs. Occidente? ¿Cómo sería un verdadero Juego de Estrellas cubanas actuales, Oriente vs. Occidente? Reviewed by Daniel de Malas on miércoles, noviembre 02, 2016 Rating: 5

8 comentarios

  1. eso es sonar ,porque no lo hacen los peloteros de republica dominicana ,venezuela ,puerto rico ,ah pues porque sus duenos no los dejan entonces para q sonar .

    ResponderEliminar
  2. En el sueno occidental, el 3B regular seria Escobar y el 2B regular Gurriel. Moncada es muy bueno pero aun no llega al nivel ni de Escobar ni de Gurriel.

    ResponderEliminar
  3. Hay mucho de cierto en lo q escribe, pero cada Campeonato hace su juego de estrellas con los integrantes de su Campeonato, no tiene mayor sentido compararlo con coterraneos que juegan en Grandes Ligas y que obviamente exhiben otro nivel de juego, pues disfrutan de mejores condiciones, tratamiento y remuneracion.
    Comparar a Luis Robert con el Cespedes de los Mets o a Moinelo con el Chapman de los Cubs, es como comparar al Cespedes de Granma con Canseco o al Chapman de Holguin con Livan Hernandez. Nos iriamos de extremo a extremo. No me compares New York con Baracoa.
    Siempre me ha gustado el beisbol, desde que tengo uso y razon alla por el 1976 ya lo escuchaba en la radio, epoca en la que el beisbol Cubano era un toro, un trinquete, gozaba de total salud, en todos los aspectos, habian peloteros para confeccionar (y no exagero) 3 team Cuba de calidad, hoy todo es diferente, han pasado 3 decadas despues de esa brillante etapa y nuestro beisbol, cronicamente enfermizo ha sido victima de un Sistema que solo lo utiliza como bandera y paradigma, a quienes tienen el poder no le interesa para nada el beisbol, te juro que ni se sientan a verlo como pasatiempo. Por todo lo anterior excelentes peloteros como Chapman, Cespedes o Pito Abreu sabiendose poseedores de talento, decidieron emprender el camino al exito y probarse en las Grandes Ligas, trataron y llegaron.
    Las Grandes Ligas es otra cosa, es otra historia, hay calidad, hay motivacion, hay sentido de pertenecia, es la Liga perfecta para jugar el beisbol, da gusto ver hasta el Spring Training. Los estadios se llenan la gente rie, disfruta en el estadio, disfruta en la casa o en un bar, los peloteros se entregan al 100 solo les preocupa rendir y hacerlo bien como profesionales que son, pues saben que hay una competencia sana y pierden la titularidad o los bajan a AAA o AA. En tanto en Cuba…podria llenar 4 o 5 hojas mencionandote dificultades. Mejor que Luis Alvaro o De Malas hagan su propio analisis.

    ResponderEliminar
  4. Cuba es una tierra que seguirá dando peloteros capaces de brillar mundialmente. Moirán tiene un talento excepcional pero no es el único que queda, ni queda poco, no se equivoquen de esa manera. El béisbol no es una ciencia exacta; y por mucha sabermetría que se rebusque, valoración de herramientas, análisis de proyecciones..el juego siempre guarda sorpresas. Fíjense en lo que se esperaba de Jason Heyward,e hizo más Dexter Fowler por los Cubs que el gran contratado. Coincido con el razonamiento lógico de A.9:49, es incomparable, existe un antes y un después de jugar en Ligas Mayores. Quién iba a decir que el Escobar de las SN se convertiría en lo que ha sido en la MLB por ejemplo. Rusney Castillo hace 3 años creó expectativas estelares en la Gran Carpa y hasta el sol de hoy no se ha podido establecer, sin embargo es actualmente mejor pelotero que lo que era en SN pues ha enfrentado al más alto nivel. De acuerdo estoy en que la SN sufre una crisis mas no el béisbol cubano,ese está bien a pesar de los pesares. Se sabe que por variables factores es difícil para cualquiera llegar a jugar Grandes Ligas pero a los cubanos aparte de muchos factores en común con los demás latinos se le suma una barrera politica ideologica del lugar donde nacen.
    Comentando el imaginario Juego de las Estrellas confiaría en otro cerrador para Occidentales: Hector Mendoza es una prometedor talento que le falta por cumplir pues ni siquiera se adaptó a las Grandes Ligas japonesas. Y aunque no ha demostrado su potencial en una liga profesional consideraría a Alarcón como receptor de Orientales.

    ResponderEliminar
  5. EL GAMBAO SIEMPRE FUE TREMENDO TALENTO LO QUE PASA QUE CUANDO LLEGÓ A LA SN AHÍ ESTABA GERMÁN MESA Y JUAN PADILLA DONDE IBA A JUGAR.EN CUBA LOS PELOTEROS Y LOS BOXEADORES NO VAN A DEJAR DE EXISTIR SE DAN A PULULU.

    ResponderEliminar
  6. seleccion muy profesional, jose julio ruiz es una carret, no es estrella, rusney muy sobrevalorado, tampoco es, bryan pena tampoco, lednier ricardo nunca se ha probado, roenis elias es un muerto, ariel miranda aun no es estrella asi como mendoza, creo que raisel iglesias es mejor que los tres e hinojosa tambien, muy parcializado los equipos

    ResponderEliminar

Post AD