Header AD

El equipo azul de la pelota cubana se tiñe de rojo con la salida de dos promesas.


Ariel Echevarría y Héctor Ponce abandonaron el país con el objetivo de alcanzar las Grandes Ligas.
Foto: Ricardo Lopez Hevia.

Por Jorge Ebro.

Cuando parecía que la pelota cubana estabilizaba la hemorragia de talento, llegan noticias de que dos jóvenes peloteros de talento, Ariel Echevarría y Héctor Ponce, se encuentran fuera del país con el objetivo de alcanzar las Grandes Ligas.

Al menos dos fuentes confirmaron que ambos jugadores de Industriales se habían marchado desde hacía unos días y estarían en el proceso de encontrar agencias que los representasen en el complicado camino hacia la agencia libre.




Echavarría, de 23 años, debutó en la Serie Nacional 54 con los Industriales, pero por motivos de espacio fue pasado a la Isla de la Juventud, donde se le dieron posibilidades de jugar con más consistencia.

Con ese conjunto, Echevarría floreció como pelotero, especialmente en la Serie Nacional 55, donde terminó bateando .276 y mostró sus habilidades en la defensa del campocorto. En partes de tres temporadas conectó para .277 con un OPS de .763.

Al momento de irse de Cuba había vuelto a los Industriales, donde estuvo en tercera base, el campocorto y los jardine.

"Tiene buenas manos y rapidez al soltar la pelota'', comentó un agente que prefirió no dar su nombre. "Pero quizá pueda desarrollar más su ofensiva. Sin duda, material de Grandes Ligas, si hace ajustes y luce en los showcases''.

Por su parte, Ponce, de 24 años, era el cerrador de los azules de la capital cubana al momento de marcharse de su tierra y en la Serie Nacional 55 había rescatado 15 encuentros.




En sus tres primeras contiendas con los Industriales, uno de los equipos más golpeados por las salidas ilegales o autorizadas, Ponce mostraba foja de 6-7 y un promedio de carreras limpias de 3.02 en 125.1 entradas.

Antes de irse, en la Serie Nacional 56 Ponce mostraba balance de 1-3 con efectividad de 3.78 y cuatro salvamentos.

"Este chico había dado un salto de calidad enorme para apoderarse del puesto de cerrador'', agregó el agente. "Industriales ha perdido muchas figuras y eso le ha traído muchos problemas al equipo para lograr estabilidad. No parece que eso vaya a cambiar a corto plazo''.

Tomado de ElNuevoHerald.



Peloteros cubanos imponen respeto en Grandes Ligas

(Noticia en Swing Completo de 20 de septiembre de 2016)

Por Jesús Hernández Villapol.


La temporada regular de Grandes Ligas se encuentra en la recta final y a estas alturas son varios los jugadores cubanos que exhiben números dignos de elogio, con apenas poco más de 10 partidos por disputar a cada equipo.

Es significativo que por primera ocasión en la historia 5 peloteros procedentes de la liga cubana hayan conectado más de 20 cuadrangulares en una misma temporada y algunos como Yoenis Céspedes (30), Yasmani Tomás (29) y Kendrys Morales (29) podrían rebasar las tres decenas. José Dariel Abreu ha disparado 25 vuelacercas y se codea con la marca de 300, mientras que Yasmani Grandal, el receptor de los Dodgers, se ha ido fuera del parque también en 25 ocasiones.





En el caso específico de Céspedes, por segundo año consecutivo es esencial para la posible clasificación de los Mets a la postemporada, por su oportuno bateo, mientras que Kendrys, que tuvo un arranque por debajo de su calidad va finalizando a todo tren, aunque su equipo, Kansas City la tiene muy difícil para acceder a la defensa de su título de la Serie Mundial.

Mención especial para Yunel Escobar, el inquieto muchacho procedente de los Industriales de La Habana, quien ha madurado de forma notable como un jugador de respeto con nueve años de experiencia en el Big Show. Durante todo el curso se ha mantenido por encima de la marca de los 300, con cerca de 500 comparecencias a la caja de bateo. Su estabilidad resulta notable como valioso integrante de Los Angelinos de los Ángeles.

La revelación caribeña la encontramos en el campo corto villaclareño Aledmys Diaz, que a pesar de estar un mes fuera por lesión logró defender su bien ganada titularidad en los competitivos Cardenales, en los que promedia por encima de los 300, con más de 40 extrabases, incluyendo 16 jonrones.

La mayor expectativa en cuanto a peloteros recién llegados de la isla ha estado enfocada en Yulieski Gurriel, el antesalista y camarero con experiencia en tres Clásicos Mundiales como titular en la selección cubana.





Aunque aún no rebasa los 100 turnos al bate por comenzar a jugar en la última etapa, el natural de Sancti Spiritu ha sabido ganarse un puesto de respeto en la alineación de los Astros de Houston que todavía dan pelea en la lucha por el puesto de comodín en la Liga Americana.Yulieski constituye un serio puntal en las aspiraciones de los Astros con su buen bateo y versatilidad a la defensiva.

Por su parte, Yasiel Puig, el hombre que se metió en el bolsillo a la afición hace dos años por su magistral actuación con los Dodgers, experimenta un resurgir en su retorno a las mayores tras haber sido enviado a Triple A por un tiempo debido a su inconsistencia dentro y fuera del terreno. Si logra organizar sus ideas podría contribuir mucho a la causa de su conjunto de cara a la postemporada.

En el pitcheo, Aroldis Chapman ha reafirmado su calidad con más de 30 juegos salvados entre su paso por los Yankees y ahora con los Cachorros de Chicago, con los que tendrá la posibilidad de mostrar sus cualidades en la postemporada al ser el primer conjunto clasificado a esa fase. Pero desde el montículo la isla no tiene mejor representante que José Fernández de los Marlins de Miami.

Aunque Fernández no tuvo la oportunidad de jugar en la Serie Nacional cubana por trasladarse a Estados Unidos siendo un niño, no deja de ser un orgullo para todos los que nacimos 90 millas al sur de la Florida. Su marca de 15 victorias y 8 derrotas, promedio de carreras limpias de 2,99 y 241 abanicados lo sitúan entre las luminarias del montículo en la actualidad, desde donde es todo un espectáculo.


Entre los jugadores cubanos del futuro en Grandes Ligas sobresale el segunda base cienfueguero de 21 años Yoan Moncada, que por sus condiciones está llamado a dar mucho de qué hablar. Ya tuvo algunas oportunidades con Boston y esperemos en dos o tres años su explosión como toda una estrella.




Pero no todo ha sido felicidad para los representantes cubanos en la Gran Carpa, hombres como Rusney Castillo, Héctor Olivera, Alexander Guerrero y Erisbel Arruebarruena no han estado ni remotamente a la altura de sus generosos contratos, en los que en algunos casos han incidido cuestiones no deportivas. Habrá que esperar, pero hasta el momento han quedado muy lejos de lo que se esperaba de ellos. Otros van dando sus pasos en las menores con mayor o menor suerte.

Aún queda historia por escribir por parte de los peloteros cubanos en la actual temporada beisbolera de Grandes Ligas, esperemos por otras gratas actuaciones.
El equipo azul de la pelota cubana se tiñe de rojo con la salida de dos promesas. El equipo azul de la pelota cubana se tiñe de rojo con la salida de dos promesas. Reviewed by Ariel de Malas on jueves, septiembre 22, 2016 Rating: 5

1 comentario

  1. Habra que preguntarle a Javier Mendez si sigue apostando a que el leon azul pasa a la siguiente etapa, yo lo veo bastante dificil.

    ResponderEliminar

Post AD