Header AD

El casillero de las derrotas.

El equipo que dirige Victor Mesa parece no tener rival en esta Serie Nacional.
Foto: Lacalle.cu.

Por Aliet Arzola.

Está claro que Matanzas, con su «ridícula» cantidad de victorias (36) y tres solitarias derrotas, descansa sin sobresaltos en la cima de la 56 Serie Nacional, con su boleto seguro a la segunda ronda y buena parte del camino recorrido rumbo a la postemporada de enero. Sin embargo, el resto de los cupos clasificatorios permanece en completo suspenso.



Un total de diez conjuntos lu­chan por siete boletos a la fase élite del campeonato, en la cual ya no tienen ninguna posibilidad de comparecer Cienfuegos, Artemisa, Santia­go de Cuba, Sancti Spíritus y Ma­yabeque, provincias que pueden desde temprano elaborar sus planes de cara a la venidera temporada.

De las escuadras que permanecen con vida, los actuales monarcas avileños aparecen en una situación bastante cómoda luego de superar a Industriales en largo extrainning de más de cuatro horas este jueves. La cómoda posición de los Tigres no se basa solo en sus 26 sonrisas, sino en el hecho de que acumulan solo 15 fracasos con cuatro pleitos por delante.

El plantel que dirige Roger Ma­chado, si pierde esos choques pen­dientes, terminaría con 19 des­ca­labros, cifra con la cual seguramente avanzarán a la próxima instancia. La razón es simple: Ca­ma­güey, to­davía en liza por clasificar, anda por 20 fracasos, Las Tu­nas, Pinar del Río, Isla de la Ju­ven­tud y los Leones capitalinos suman 19 tropiezos, Guantánamo anda por 18 y Granma por 17.




Villa Clara, pese a perder dos veces con los Cocodrilos, tiene una candidatura sólida con 15 traspiés, aunque al restarle nueve choques aumentan las posibilidades de que ese casillero engorde, máxime por su complicadísimo cierre contra los Tigres en el Cepero, más juegos sus­pendidos con los Vegueros, Granma y Las Tunas, candidatos a incluirse entre los ocho punteros.Todos esos conjuntos tienen ca­len­dariados al menos cinco desafíos más antes del cierre de la presente ronda, algunos entre ellos mismos, por lo que esa cifra de derrotas crecerá en diversos casos. Por ello podemos decir que Ciego de Ávila es casi un invitado seguro en la segunda ronda, lujo del cual no presume ningún otro elenco además de Ma­tanzas.

Precisamente, los Alazanes de Carlos Martí y los Indios guantanameros, victoriosos este jueves, se en­frentarán desde el domingo en una última subserie que definirá la suerte de ambos, aunque creo que los dos se meterán, al menos, en los play off de comodines buscando un cupo entre los seis grandes de la Serie.

Holguín, por su parte, volvió a perder este jueves en Vueltabajo y continuó su regresión, con ocho caídas en sus últimas diez presentaciones, pero su imponente paso a principios de septiembre y un cierre cómodo contra Mayabeque los ayudará a que no aumenten demasiado sus 16 tropiezos actuales.

Más abajo en la tabla aparece un nutrido grupo de cuatro novenas con 19 descalabros, de los cuales Pinar del Río tiene la situación más compleja, pues suma muchos pleitos pendientes y su margen de error es casi nulo. A su favor solo está el hecho de que, salvo la subserie pospuesta con Villa Clara, el resto de los enfrentamientos son ante Cienfue­gos, Mayabeque y Sancti Spíritus, escuadras inferiores en toda la línea.




Capitalinos y pineros rivalizarán a partir del domingo en otra serie de infarto que definirá su suerte, como sucedió dos temporadas atrás en aquella memorable escalada de los Piratas hasta el subtítulo nacional. Las Tunas, por último, observa con optimismo y esperanza al futuro inmediato, pues se medirá a San­tiago de Cuba en el cierre del calendario, y luego se verá con Maya­beque (juego suspendido).

En resumen, muchas cuentas pendientes, un camino impredecible por delante. No hay una guía para aclarar el panorama, solo les aconsejo que pongan su mirada en el casillero de las derrotas de los involucrados, esas dirán finalmente la suerte de cada uno.

Por cierto, ya tenemos una preocupación menos en el presente campeonato, luego de que fuentes de la Dirección Nacional de Béisbol confirmaran a nuestro diario que Matanzas será la sede del Juego de las Estrellas, entre el 22 y 23 de octubre próximo.

El casillero de las derrotas. El casillero de las derrotas. Reviewed by Ariel de Malas on viernes, septiembre 30, 2016 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD