Header AD

Tres peloteros cubanos y las decisiones en tiempos difíciles

Tres cubanos que han perdido su rumbo mientras su talento se desperdicia fuera de los terrenos de las Grandes Ligas
Tres cubanos que han perdido su rumbo mientras su talento se desperdicia fuera de los terrenos de las Grandes Ligas
Por Jorge Ebro.

Dos están cerca, aquí mismo en Miami, y el otro donde el diablo dio las tres voces por Oklahoma, pero a los tres les vendría bien un cambio de ambiente deportivo, una bocanada de aire fresco con cierto sabor de redención. Y en tiempos desesperados todo debería ser posible, hasta los comienzos y los exorcismos.

Alexander Guerrero y Héctor Olivera deambulan por los terrenos de la ciudad en espera de esa oportunidad para demostrar que llevan dentro madera de Grandes Ligas, que si hubo errores ya son cosa del pasado y el orgullo de jugar entre los mejores aún palpita en el pecho.


Yasiel Puig hace lo mismo en un equipo de granja de los Dodgers, pero con el favor perdido y la puerta cerrada de un equipo en apariencias cansado de él, sin deseos de devolverlo a las luces de Los Ángeles o mejor dicho, los reflectores de Hollywood.

Los tres requieren de un cambio de timón, ese tirón brusco que te pega en el rostro para despertarte y darle un sentido a los días, al menos en el plano profesional…si solo los Marlins quisieran, si solo estuvieran deseosos de pensar fuera del cuadrado en que suelen moverse los clubes de las Mayores.

Los peces han perdido a su principal slugger, a su principal brazo en los jardines y andan como esos barcos escoriados, a punto de irse a la deriva. Giancarlo Stanton, admitámoslo o no, es imprescindible para la maquinaria mínima del club. Podemos criticarle su abultada cantidad de ponches. Jamás evadiremos su capacidad para remolcar carreras, cuando está saludable.

Nunca he sido de los que se pone la camiseta para abogar por que un jugador de este o aquel país vaya a un equipo en específico, pero en esta oportunidad la situación se ajusta como anillo al dedo: dos desempleados y un castigado. Un mes y medio de temporada con salarios prorrateados. El chance de redención. La potencial alegría de unos playoffs…


La leyenda, falsa o cierta, de que el manager Don Mattingly no querría a Puig ni a Guerrero por haberlos tenido bajo su mando en Los Ángeles, pudiera pesar. Pero Olivera viene con una hoja en blanco, una vez más, al menos en lo deportivo. Puede jugar el infield y los jardines. Tiene, de los tres, que trabajar más duro para restablecer su figura.

Miami se sobrepuso a muchos problemas en la primera mitad para abrirse camino en la batalla de los playoffs, pero la historia bonita no durará sin Stanton por el resto de la temporada y sin Bour por un par de semanas más. Decir lo contrario sería mentir descaradamente.

Ahí están sentados en el banquillo de la espera Guerrero, Puig y Olivera. ¿Cuánto cuesta llamar a sus agentes? ¿Qué toma hablar con ellos, preguntarles, conocer sus estados de ánimo? Peor sería no hacer nada. En tiempos desesperados todo debería ser posible. Hasta una contratación impensable.



Manager de Dodgers: 'Hicimos todo lo que pudimos con Puig'
Publicado en SwingCompleto el 14 de agosto.

Además de las lesiones con las que han venido batallando los Dodgers de los Ángeles durante toda temporada, una de las cosas que más ha preocupado al manager Dave Roberts, es la situación del jardinero Cubano Yasiel Puig, quien ha significado un recurrente dolor de cabeza para la organización de California, tras sus malos comportamientos que orillaron al equipo a enviarlo a ligas menores.

El mismo club confirmó que una de las razones por lo cual optaron en enviar al cubano de 25 años a las menores, por problemas en su comportamiento y por su talento ausente con el cual maravilló en su debut con Dodgers en 2013.


Bill Shaikin de Los Angeles Time, entrevistó al manager de los Dodgers Dave Roberts:

"Siento que hicimos lo mejor que pudimos con él, en algún momento, cada quien tiene que hacerse responsable de sus acciones. Cuando vemos en donde estamos en la temporada, la concentración tiene que estar en ganar partidos. Eso es todo."

Durante las últimas tres temporadas el cubano no ha podido retomar su mejor nivel registrando un promedio de .260 con siete jonrones y 34 impulsadas en 81 partidos del 2016.

Sin embargo, tras su aventura en ligas menores el cubano no tardó en causar polémica tras la publicación de un vídeo en Snapchat mostrando como él y sus compañeros se divertían con tremenda fiesta.


Dodgers no tardó en responder ante el acontecimiento, el presidente de los Dodgers, Andrew Friedman, dio a conocer lo que la organización pensaba del asunto:

"Estamos conscientes de lo que posteó Yasiel Puig en Redes Sociales la noche de ayer y mientras estamos decepcionados en el criterio de él y algunos de nuestros otros peloteros, este será un asunto que resolveremos internamente."

Aun así el cubano respondió en el diamante mostrando en el terreno de juego quedándose a un doblete de batear para el ciclo.

Un reporte de Shaikin afirma lo siguientes palabras de Dave Roberts:

"Cualquier persona que no esté concentrada en solo ganar partidos para Dodgers. Cambios deben ser hechos. "


Puig fue enviado a Ligas Menores después de la fecha límite de cambios que vio la llegada del jardinero Josh Reddick. Quien le quitó el puesto titular al cubano, debido a sus problemas dentro y fuera del diamante.

Para Dave Roberts el cienfueguero tiene la última decisión si regresar al equipo mayor de Dodgers.
Tres peloteros cubanos y las decisiones en tiempos difíciles Tres peloteros cubanos y las decisiones en tiempos difíciles Reviewed by Daniel de Malas on martes, agosto 16, 2016 Rating: 5

2 comentarios

  1. Ayer, martes 16 agosto, Puig se fue de 4-3 incluido su tercer jonrón, 3 impulsadas, su promedio ahora es de .481. Los pescaos harían bien en hacerle caso a Jorge Ebro. Hacerse de Puig y Olivera les vendría muy bien.

    ResponderEliminar
  2. Puig, a pesar de los pesares, todavía está dentro del sistema de la MLB, Olivera y Guerrero están prácticamente expulsados de ese sistema, la primero no le han dado una segunda oportunidad, al segundo no le perdonan que no baje la cabeza.

    ResponderEliminar

Post AD