Header AD

Gran disputa por el Premio al Regreso del Año


Por Yirsandy Rodríguez.

Como les prometí, aquí en mi columna tendrían un adelanto de los premios de la 55 Serie Nacional y un poco más. Ahí vamos con el resultado de mis pronósticos de quién se llevará los honores en cuanto al Regreso del Año, esta vez con el bateo.

Imagino que cualquiera de ustedes se lanzaría a darle el crédito a varios de los escogidos que aquí les expondré. Y, ¡créanme! No me fue nada fácil definir. Pero siempre tiene que haber un número 1. Ahí les va:

BATEADOR REGRESO DEL AÑO: Yohandry Urgellés 

La elección me motivó por un punto en común que pienso solo pudo merecer Urgellés, a quien las lesiones lo estaban separando parcialmente del diamante beisbolero.

El haber tenido solo 318 apariciones al home en los últimos 3 años, y 283 en este, significaba al menos un regreso positivo. Pero, Urgellés hizo mucho más que aparecer habitualmente en el line up.

Primero completo una extraordinaria faena en 41 de 44 juegos con Artemisa. Ahí, promedió .382 (123-47) con un porcentaje de llegar a bases de .494 y un OPS de 1.006. Además de 31 carreras producidas y 10 extra bases (7 dobles y 3 cuadrangulares). Luego, su swing siguió tejiendo records que destellaban momentos parecidos a cuando él fue categorizado como el mejor bateador zurdo de la pelota cubana. Y con Holguín, como refuerzo, redondeó cifras tan impresionantes como estas:

1- Jugó 72 partidos. Algo igual a 32 más que en 2015, y 16 menos que los 88 acumulados desde 2012.

2- Elevó su promedio ofensivo a los estándares típicos de su carrera. De un .248 con Industriales en 2015, a .367 en 2016.

3- Como es de esperar, su porcentaje de embasado y el OPS también ascendieron. El OBP de .388 a .473 y el OPS de .737 a .953.

4- En 2015 había sumado solo 7 remolcadas. Y desde 2011 colecta mancomunada de 49. En 2016, empujó 36.

5- A la hora de traer carreras de calidad (de empate o ventaja) el bajón que había tenido en su madero navegaba en un total colapso con solo 13 desde 2012. Y apenas 5 en sus más recientes 270 turnos antes de la edición 55. En 2016, impulsó carreras de calidad en 13 ocasiones.

Menciones especiales: Stayler Hernández

Stayler fue otro que hiló una gran campaña. Yo diría que un poco más que eso, pues puso números que jamás había alcanzado en la historia de su carrera. Solo que, a modo de comparación siempre se mide la temporada anterior a la más reciente. Bajo ese parámetro, analicen que fue capaz de hacer:

Sus numeritos en 2015 tuvieron la línea ofensiva siguiente: .275/.421/.780. Solo 9 extra bases (6 dobles y 3 triples sin jonrones) y mandó para el plato a 13 corredores. Ahora, comparen su actuación con sus hazañas en 2016, vean la línea de bateo: .342/.441/.1.001. ¿Qué dicen, les ayudo? Ok, revisen ahora la explosión de progresión que abarcó a toda sus estadísticas:

1- Recibió la oportunidad de consumir 234 más apariciones al plato, que se derivaron en 197 veces al bate más.

2- Anotó 76 carreras –la mayor cifra de su carrera—, 53 más que las 23 del año anterior.

3- Descargó 116 hits –la sexta marca histórica de un jardinero en el equipo Industriales—, que también significó una nueva marca personal, y 77 por encima de los 39 de 2015.

4- Pegó 29 dobletes, lo que constituyó un récord para jugadores con el traje de Industriales en una campaña.

5- Tras haberse ido en 2015 por primera ocasión sin jonrones desde su debut en 2003-04, sacudió 11 vuelacercas. Su segunda mejor marca de por vida desde que en 2012 conectó 12. Y la más grande con la franela azul, superando los 7 que empalmó en la 49 Serie Nacional.

6- En cuanto a los porcentajes disparó sus resultados en: promedio +67 puntos (.342 por .275). Porcentaje de embasado +20 (.441 por .421). En el Slugging subió +201 puntos (.560 por .359). Y el OPS lo transformó por +221 puntos (de un bajo .780 a un inmenso 1.001).

Mención número 2: Michel Gorguet

El santiaguero Michel Gorguet ha tenido una carrera beisbolera poco típica, pero digna de destacar en varios aspectos. Su historia comenzó en 2006, con las Avispas, donde solo recibió una oportunidad de 13 turnos al bate. Dos años después, apareció en la plantilla de los Indios del guaso, y con una gran actuación ofensiva fue considerado novato del año en 2009.

Su línea ese año fue de: .301/.373/.940 con 20 dobletes, 4 triples y 16 bambinazos. Remolcó 49 carreras y anotó 46, completando una producción de 86 imparables en 82 partidos.

Un año después también realizo mucho daño con su madero y elevó su porcentaje de embasarse a .401, y aunque bajó su Slugging 100 puntos (de .566 a .466), totalizó 53 remolcadas –su año más productivo en ese aspecto.

En 2010 se quedó fuera del circuito beisbolero por lesiones. Y un año después, volvió al lugar donde comenzó todo, en Santiago de Cuba. Ahí no tuvo dos buenas series (en 2012 y 2013), sobre todo aquejado de salud.

He aquí el por qué lo tengo dentro de mi selección.

Gorguet estuvo alejando por tres años de los terrenos de béisbol, y su regreso este año fue totalmente triunfante. Él recibió mucha confianza con los Cachorros de Holguín, y puso números dignos de reconocer. Impuso marcas personales en promedio de bateo con .342, y remolcadas con un total de 65, además de 109 hits y 19 impulsadas del empate o la ventaja.

Gran disputa por el Premio al Regreso del Año Gran disputa por el Premio al Regreso del Año Reviewed by Daniel de Malas on miércoles, mayo 04, 2016 Rating: 5

2 comentarios

  1. se lo merecia gorguet despues de 3 años fuera y promediar esos numeros

    ResponderEliminar
  2. Gorguet no es Habanero por eso nones el Regreso del año de todas formas va ser el próximo año el relevo de Borrego con los tigres

    ResponderEliminar

Post AD