Header AD

Ciego vs. Pinar: ¡Una final sin antecedentes!

Foto: Ricardo López Hevia

Por Yirsandy Rodríguez

Pinar del Río le dio un giro inesperado a la finalísima de la pelota cubana en su edición 55, al levantarse de un 0-3, y lucir en su parque hasta poner el play off tan cerca como un 2-3 contra el actual campeón Ciego de Ávila.

Muchos han quedado boquiabiertos con la remontada que va tejiendo el plantel de los Vegueros, dirigidos por el debutante Jorge Ricardo Gallardo, quienes han demostrado que un verdadero guerrero muere en el campo de batalla.

Aun así, a los Tigres de Roger Machado solo le resta un éxito para coronarse por tercera ocasión bajo su mandato, y serían todas en los últimos cinco años (2012, 2015, ¿2016?). 

La serie podría decidirse en seis o siete desafíos, toda vez que se haga efecto el resultado del sexto juego pactado para este viernes en el Estadio José Ramón Cepero.

Mientras, ahora mismo todos se preguntan hasta donde podría llegar la gasolina de la tropa pativerde, en aras de plantarse en la pradera ajena para conquistar el título de Cuba. 

Para comenzar, usted debe saber, que estamos en presencia de una serie final sin precedentes, pues Pinar del Río con su actuación se ha convertido en el único equipo en realizar la titánica tarea de ganar dos juegos, tras haber iniciado con tres reveces.

Todas las finales anteriores en que un equipo inició ganando tres juegos, jamás llegaron al sexto choque. Han sido solo dos series: en 1992, cuando Industriales le ganó a Henequeneros tres veces sucesivas: 6-2, 14-8 y 8-0. Luego, perdió el cuarto juego 2-0, con pitcheo estelar del zurdo Jorge Luis “Tati” Valdés, y ganaron el quinto con sonrisa 9-1. 

Dicha hazaña no se repitió hasta el 2009, cuando el equipo Habana pasó sobre Villa Clara: 4-3, 5-4, 5-1. Ahí, también el ganador del cetro perdió el cuarto duelo por 4-3 en ese entonces –por un error de Ernesto Molinet, que todos recordarán— y retomó la senda ganadora en el quinto partido con éxito por 6-0. Vale destacar, que Molinet pegó un jonrón al saldo de los campeones, despojándose del error que había extendido el play off y evitado la barrida para los Vaqueros.

Pero hay más. Solo dos equipos han podido ganar luego de llegar en la situación actual de Pinar del Río, perdiendo por 3-2, y buscando par de triunfos –también como visitador— para quedarse con la corona. La proeza está en manos de Santiago de Cuba, que arribó al Latinoamericano el 3 de abril de 1999, y ganó dos juegos: 1-0 y 9-0, para así agitarle el título de la 38 Serie Nacional a Industriales. A su vez, Industriales le arrebató los honores a Villa Clara en 2010, al pisar la grama del Augusto Cesar Sandino el 30 de marzo de 2010. Los marcadores fueron: 8-5 y 7-5.

En la presente edición solo resta seguir disfrutando de las emociones que nos han traído Vegueros y Tigres, en lo que desde ya ha sido una final de esas que quedarán como únicas guardadas en la legendaria historia de las Series Nacionales.

Ciego vs. Pinar: ¡Una final sin antecedentes! Ciego vs. Pinar: ¡Una final sin antecedentes! Reviewed by Daniel de Malas on viernes, abril 15, 2016 Rating: 5

2 comentarios

  1. No hay problemas , Machado fue a Pinar del Río a ganar un juego , que manera más burda de engañar a los aficionados y para colmo los avileños le creen , son tan brutos como el , no soy ni pinareño ni avileño pero ojalá los vegueros hagan la hazaña y Machado tendrá que irse junto a VM32 para Siberia

    ResponderEliminar
  2. Una diferencia entre este play off y esos dos q mencionan de Santiago de Cuba en 1999 y los Industriales de 2010: en ambos casos el equipo q gano el 5o juego fue el perdedor del play off. En este caso PRI viene de ganar el 5o juego.

    ResponderEliminar

Post AD