Header AD

Atanasio “Tany” Pérez, el mejor pelotero avileño de todos los tiempos

Monumento de bronce en honor a Tany Pérez en el Great American Ball Park de Cincinnati,
 inaugurado el 22 de agosto de 2015

“La patria está hecha del mérito de sus hijos, y es 
riqueza de ella cuanto bueno haga un hijo suyo”.
José Martí

Por Esteban Romero

Hace unos días veía un juego de béisbol por Cubavisión, el mismo se desarrollaba en el Estadio José Ramón Cepero de Ciego de Ávila, cuya trasmisión mostraba algunos retratos de grandes peloteros de esa provincia en el estadio indicado, sobre todo aquellos que han sido integrantes de equipos Cuba campeones olímpicos. Me preguntaba por qué Tany no estaba ahí de alguna forma. Es cierto que a quien menciono no jugó en olimpiadas, pero si jugó como un gran estelar en la pelota más fuerte del mundo. Mucha gente me puede tildar de ingenuo, pero es que no se puede seguir con esa división de aquellos que juegan en las Mayores no y los de series nacionales sí, a fin de cuentas todos son cubanos.

Para quien no sepa de quién hablo, pudiera darse el caso, es de ese gran pelotero cubano que responde al nombre de Atanasio Pérez Rigal, más conocido como Tony Pérez o Tany Pérez, o también como “Big Dog” o “Doggie”, que fuera un pelotero de alto rendimiento dentro de las filas de los Rojos de Cincinnati y que actualmente es uno de los miembros del Salón de la Fama de Cooperstown. De hecho es el único pelotero cubano de la segunda mitad del siglo XX en ese sitial de honor.



Hace unos años estaba mirando un juego por la TV cuando la cámara se posó sobre la figura del cubano, que estaba como coach de tercera base del Cincinnati, cuando el narrador norteamericano dijo: “I like this guy”, y añadió “Tony Pérez from Camagüey”. Guao, el narrador sabe incluso de dónde vino el cubano. Tany en esa época era todo un desconocido en la tierra que lo vio nacer. Hablar de peloteros de las Mayores era casi un pecado.

En 2006 cuando el primer Clásico, Tany estaba por presenciar el primer juego de Puerto Rico contra Cuba y lo entrevistaron por la ESPN en inglés. En esa entrevista dijo que sabía muy poco de la pelota cubana y que su favorito era el conjunto boricua, lugar donde vivía, además, su hijo Eduardo era el manager del conjunto de Puerto Rico. No sé qué sensaciones haya tenido al ver cómo los peloteros boricuas destrozaban el pitcheo cubano con anotación de 12-2, en juego efectuado el 10 de marzo de 2006 en el Bithorn de San Juan. Efectivamente, Tany por esas cosas de la vida que todos conocemos, estaba alejado de la vida cubana y su patria se convirtió Puerto Rico desde hacía buen tiempo.

A Tany le agradó mucho saber que Guerrillero.com en Cuba le dedicara una portada y al efecto declaró: “Es una sorpresa pero una sorpresa agradable, para que los fanáticos puedan informarse bien sobre el trabajo de los cubanos acá”. A continuación añadió: “Puede ser que estén cambiando y que vean que nosotros aunque estamos acá somos cubanos y pusimos el nombre de Cuba en alto”, concluyó.

Tany nació el 14 de mayo de 1942 en la colonia del central Violeta, actualmente Primero de Enero (desconozco si funciona), de la entonces provincia de Camagüey, ahora parte de la provincia de Ciego de Ávila. Tany no era hijo del dueño del central ni nada parecido, era de familia pobre y en Violeta fue que dio sus primeros pasos como pelotero. El avileño trabajaba con su padre y jugaba la pelota. He visto una información que en Cuba logró jugar con el Central Perseverancia en la liga invernal amateur Pedro Betancourt, algo que no he podido realmente corroborar por otros medios.



Sin tener 18 años cumplidos, el cazatalento y también eficiente manager cubano Tony Pacheco lo firmaba para jugar dentro de la organización de los patirrojos de Cincinnati. Sin embargo, otra información dice que a Tany lo firmaron en la Habana los ejecutivos de los Cubans (sucursal del Cincinnati) en ese mismo año. A esa edad Tany se inició con el equipo patirrojos de Geneva de la Liga Nueva York-Pensilvania (clase D) en 1960, con los que jugó hasta 1961. En ese conjunto se desempeñó como segunda base en 60 juegos, el resto como antesalista y 17 jugando los jardines. En la temporada de 1961 despachó 27 cuadrangulares, impulsó 132 y promedió .348 ofensivamente.

En 1962 lo llevaron a jugar con el conjunto de las Hojas de Rocky Mount de la Liga Carolina, clase B, donde participó en 100 juegos, bateó 18 jonrones, 74 impulsadas y promedio de .292. Al siguiente año lo pasaron a los Melocotones de Macon de la Liga Sur Atlántica, clase AA, donde sólo participó en 69 partidos y promedió .309, ya que fue llevado posteriormente a los Padres de San Diego de la Costa del Pacífico (AAA), donde participó en 8 juegos y bateó para .379. Con los Padres estuvo toda la temporada de 1964, donde bateó como todo un slugger, 20 dobles, 8 triples, 34 jonrones, 107 impulsadas y promedio de .309, y fue electo el MVP de la liga. Tanto en el Macon como con los Padres, Tany jugó la antesala todo el tiempo. El 26 de julio de 1964 debutó con los Rojos de Cincinnati en juego contra los Piratas de Pittsburgh, en el que se fue en blanco en dos veces al bate. Tenía entonces 22 años. En esa temporada jugó sólo 12 juegos en las Mayores.
Tony Pérez con el Cinci
Tany Pérez vistiendo la franela del Cincinnati
En la siguiente temporada, ya fue a tiempo completo en las Mayores. Su equipo tenía como regulares al cubano Leonardo Cárdenas en el campo corto, Pete Rose defendía la intermedia, el antesalista era Deron Johnson, pelotero que en Cuba fuera conocido por haber jugado con el Richmond de la Liga Internacional (AAA), entonces sucursal de los Yankees de Nueva York. Gordy Coleman era el inicialista, Johnny Edwards el receptor, y los jardines eran patrullados por el excelente Frank Robinson, Vada Pinson y Tommy Harper. Así y todo, Tany pudo jugar en 104 desafíos, en los que bateó para .260 con 12 cuadrangulares y 47 impulsadas. El equipo terminó cuarto y la maquinaria roja estaba aún por crearse. La temporada de 1966 no fue nada fructífera para Tany, jugó menos juegos que en la anterior y disparó 4 jonrones. Los regulares eran los mismos que en 1965.



En 1967 Tany pasó a jugar regular la antesala, Deron Johnson a primera, Tommy Helms en segunda alternando a veces con el cubano Hiraldo Sablón, más conocido en EEUU como Chico Ruíz. Rose había pasado a los jardines a partir de 1966 cuando Frank Robinson pasó a jugar con los Orioles. Johnny Bench asomó su cabeza como segundo receptor. En esa temporada Tany jugó regular y sentó cátedra como bigleaguer. Disparó 174 incogibles en 600 veces al bate, incluido 28 dobles, 7 triples y 26 jonrones, con 102 impulsadas, promedio ofensivo de .290.
Cuatro estacas del Cincinnati, de izquierda a derecha, Tany Pérez, Johnny Bench, Joe Morgan y PeteRose
Un cuarteto de lujo, de der. a izq. Tany Pérez, Johnny Bench, Joe Morgan y Pete Rose
En la siguiente temporada los rojos ya alinearon con Johnny Bench como receptor regular. Tany bateó con fuerza pero su promedio descendió ligeramente y su producción de jonrones fue de 18, o sea 10 menos que en la temporada anterior. En 1969 el matancero Leonardo Cárdenas fue canjeado y el campo corto lo ocupó Woody Woodward. Tany bateó con tremenda fuerza esta vez, conectó 185 hits, incluido 31 dobles, 2 triples y 37 jonrones, impulsó 122 y ofensivamente promedió para .294. Esa producción fue aún superior en 1970, 28 dobles, 6 triples y 40 jonrones, con 129 impulsadas y por primera vez sobre los .300, concretamente .317. Tany estuvo entre los tres primeros candidatos al título de MVP de su liga en esa temporada. Los rojos ya comenzaban a enseñar sus uñas. El venezolano David Concepción se añadió a los regulares defendiendo el campo corto y el equipo obtuvo el primer lugar de la Nacional derrotando 3-0 a los Piratas, aunque luego cayó 4-1 a manos de los Orioles en la Serie Mundial y donde el bateo de Tany fue insignificante (de 18-1).



En 1972 la maquinaria roja estaba al campo, Joe Morgan, proveniente de los Astros de Houston, defendía la segunda base, Rose seguía jugando los jardines, Bench como receptor, mientras que Tany pasaba a la 1B y Denis Menke defendía la 3B. Realmente la defensiva del cubano en la antesala nunca fue la mejor. De hecho jugó tercera más que todo para abrirle un espacio a Lee May como inicialista en el equipo, Sparky Anderson continuaba como director del equipo, puesto que ocupaba desde 1970 con los Rojos. Nuevamente el equipo se alzó con la victoria en la Liga Nacional, donde Tany fue parte esencial de esta victoria, al disparar 33 dobles, 7 triples y 21 jonrones, con 90 empujadas y promedio de .283. Cincinnati nuevamente doblegó a los Piratas 3-2 por el título de la nacional, pero una vez más sucumbieron en la Serie Mundial a manos de los Atléticos de Oakland 4-3. En esa serie mundial Tany bateó de 23-10 incluido un par de dobles, o sea mucho mejor que en su anterior serie mundial

En 1973 bateó con más fuerza que en la anterior temporada, disparó 27 jonrones, impulsó 101 y promedió .314, pero Cincinnati cayó 3-2 a manos de los Mets discutiendo el título de la Liga Nacional. En 1974 bateó nuevamente a sus anchas, disparó 28 jonrones y volvió a empujar 101, pero su equipo no llegó a ganar en su división Occidental.

La temporada de 1975 fue la que al final rindió lo que se esperaba del Cinci, Tany bateó 28 dobles, 2 triples y 20 jonrones, con 109 impulsadas, promedio de .282. Su equipo volvió a propinarle pollona de 3-0 a los Piratas y vencieron 4-3 a los Medias Rojas de Boston en la serie mundial, que tuvo a dos cubanos como protagonistas principales de la misma. Por los Medias Rojas, el lanzador Luis Tiant Jr, que se llevó dos de las tres victorias de su derrotado equipo, mientras que Tany disparaba dos jonrones en el quinto juego ganado por Don Gullet con anotación de 6-2. En el séptimo juego Tany volvió a jonronear con uno en base en la sexta entrada, batazo crucial para que Cinci ganara 4-3 a los Medias Rojas en el juego decisivo. Si bien bateó de 28-5, sus 3 cuadrangulares fueron decisivos en las victorias de su equipo.



La temporada de 1976 fue también de éxito para el Cinci, pero la ofensiva de Tany descendió, bateó 19 jonrones, 91 impulsadas y .260 de promedio ofensivo. Su equipo, que ya contaba con Ken Griffey Sr., padre del futuro miembro de la fama, como jardinero derecho, venció a los Filis 3-0 por el título de la liga y luego le propinó espesa pollona a los Yankees de Nueva York. Su ofensiva en la serie mundial fue de 16-5 con un doble y 2 impulsadas. No sabía Tany que estaba por ser canjeado, lo que ocurrió el 16 de diciembre de 1976. Tany pasó junto al zurdo Will McEnaney a los Expos de Montreal a cambio del lanzador zurdo Woodie Fryman y del derecho Dale Murray. Con los Expos estuvo hasta 1979 y de ahí pasó a los Medias Rojas como agente libre. Al parecer su llegada a Boston fue como el resurgir del avileño, disparó 25 jonrones e impulsó 105 carreras. Sin embargo, en 1981 y 1982 no jugó las temporadas completas y su ofensiva se redujo bastante. Nuevamente agente libre y firmó con los Filis para jugar en 1983, equipo que venció a los Dodgers 3-1 por el título de la liga y luego salía derrotado a manos de los Orioles 4-1 en la serie mundial. Fue su última participación en serie mundial, bateó de 10-2 sin extrabases. Al finalizar la temporada los Filis lo liberaron y Tany volvió a firmar con su equipo de siempre, Cincinnati, con los que jugó tres temporadas más como jugador de cambio.
Tony Pérez con los Expos
Tany Pérez con los Expos de Montreal
En 23 temporadas en las Mayores bateó 2732 hits, incluido 505 dobles, 79 triples y 379 jonrones, con 1652 empujadas y promedio de .279.
Tany Pérez con los Medias Rojas
Tany Pérez con los Medias Rojas
En su carrera participó en los juegos de estrellas de 1967 a 1970, de 1974 a 1976, abriendo como antesalista en el juego de 1970. En el juego de 1967 decidió el partido el en el 15to. inning al disparar jonrón sobre los envíos del estelar Jim “Catfish” Hunter.

En 1975 recibió el premio Fi Delta Theta Fraternidad Lou Gehrig que concede la Universidad de Columbia a los peloteros por su integridad fuera y dentro del campo de juego.



El cubano también jugó pelota invernal en Puerto Rico. Participó en diez temporadas jugando para el Santurce, donde bateó para .303, con 65 jonrones y 319 impulsadas. Hizo los equipos representativos de Puerto Rico a las series del Caribe de 1970 con el Ponce, la de 1971 con el Santurce y 1979 con el Caguas. , En diez años de participación en Puerto Rico, todos con Santurce, acumuló un promedio ofensivo de .303; 65 jonrones y 319 carreras empujadas. También representó a Puerto Rico en la Serie del Caribe de 1970 (Ponce), 1971 (Santurce), 1973 (Santurce) y 1979 (Caguas).

Tany fue coach de los Rojos de 1987 a 1992. En 1993 fue nombrado director de este equipo y cesanteado a los 44 juegos de la temporada. Su equipo tenía entonces 20 victorias y 24 derrotas, no entiendo por qué ese apuro para quitarlo como director. Robin Ventura con los Medias Blancas lo ha hecho repetidamente más mal y nadie lo ha sacado del puesto. A no ser que el Cinci haya tenido algún compromiso con el entonces nuevo manager, Davey Johnson.

En mayo de 2001 los Marlins le dieron la rienda del equipo sustituyendo a John Boles en esa responsabilidad. El equipo quedó cuarto entonces y al año siguiente Tany pasó a ocupar el cargo de asistente del manager general del equipo.

El mejor momento para Tany, cuando fue electo al salón de la Fama en 2000. En ese mismo año su número 24 fue retirado por los Rojos. De hecho fue el primer pelotero del Cinci en ser exaltado al Salón de la Fama e igualmente de los Expos de Montreal.



Previamente, en 1998, Tany fue exaltado al Salón de la Fama de la Serie del Caribe por su destacada labor como pelotero e incluido en el Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño.

En agosto de 2015 los Rojos de Cincinnati develaron una estatua en su honor en los predios de la entrada principal al Great American Ball Park. Así que si se tiene una estatua en EEUU ¿Por qué no se puede tener un retrato en grande en el Cepero?

Supongo que el Salón de la Fama o de la Gloria de Cuba, como le quieran llamar, se digne a darle el lugar que merece en ese sitial a este grande del deporte de todos los tiempos, uno que debió estar en el listado de los 100 deportistas cubanos del pasado siglo y que no está por esas cosas de la vida.

Bibliografía consultada

Anon. Atanasio “Tony” Pérez. Posracialidad. http://www.cir-integracion-racial-cuba.org/atanasio-tony-perez/

Cola Phil. 2014. Tony Pérez. Society for American Baseball Research.http://sabr.org/bioproj/person/1c4baf33

Juan Pérez.com. Anastasio “Tony” Pérez Rigal.http://www.juanperez.com/baseball/perez.html

Ojeda Carlos. 2015. Tany Pérez sorprendido por reportaje en periódico oficialista. Martínoticias.com. http://www.martinoticias.com/content/cuba-tany-perez-sorprendido-por-reportaje-periodico-oficialista/96362.html

Towers Joe. 2011. Atanasio Tany Perez-Cubano-Boricua En el Hall of Fame! PhotoAlbum del Recuerdo-Liga PR.http://photoalbumdelrecuerdoligabaseballpuertorico.mayaguezindios.net/2011/12/atanasio-tany-perez-cubano-boricua-en.html

Venn David. 2015. Tany Pérez, figura venerada por siempre en los Rojos. MLB.com, 12 julio. http://m.mlb.com/news/article/136357284/tany-perez-figura-venerada-por-siempre-en-los-rojos

Atanasio “Tany” Pérez, el mejor pelotero avileño de todos los tiempos Atanasio “Tany” Pérez, el mejor pelotero avileño de todos los tiempos Reviewed by Daniel de Malas on jueves, marzo 10, 2016 Rating: 5

3 comentarios

  1. Buen dia en ese comentario se dice que Tany Perez es el unico cubano que esta en el Salon de La Fama tengo entendido que Martin Dihigo forma parte de ese Salon tambien Muchas Gracias

    ResponderEliminar
  2. Aprenda a leer, se dice "De hecho es el único pelotero cubano de la segunda mitad del siglo XX en ese sitial de honor". Los otros cubanos del salón de la fama jugaron en la primera mitad del siglo, Dihigo, Torriente y el diamante negro.

    ResponderEliminar
  3. Quisiera poder comparar sus estadísticas, con las de Minoso. Siempre he pensado que Minoso debería estar antes que el. Claro este fue mas puertorriqueño, que cubano.

    ResponderEliminar

Post AD