Header AD

Adiós a la calma (¡Se enredó la clasificación!!!)

Las Tunas e Industriales dirimirán un importante compromiso.
Foto: Ricardo López Hevia
Por Aliet Arzola

El final de la 55 Serie Nacional de Béisbol no podía ser una aburrida conversación con cuatro parlantes encerrados en una habitación segura. Esa idea de señorío absoluto martiriza a aficionados, peloteros, periodistas e, incluso, a los propios espectadores que permanecen al margen de la pelota la mayor parte del tiempo hasta que llega el momento crucial de la contienda.

En ese punto, no se quiere ver a un grupo que lidera sin contratiempos, sin sombras de otras novenas que en la recta final se visten con el mono de trabajo y salen al diamante, día a día, con la ilusión de borrar ventajas, destruir pronósticos y jugar por adelantado su particular play off.

Hace solo cuatro días nadie podía imaginar que algo así iba a suceder, porque Ciego de Ávila, Pinar del Río, Industriales y Matanzas disfrutaban de placentero margen en la cima de la clasificación, con mucha agua de por medio respecto a Holguín y Las Tunas, sus más cercanos perseguidores.

Sin embargo, dadas las características de nuestro campeonato (múltiples lagunas en cada uno de los equipos) la paridad prevalece por encima de cualquier otro parámetro, y cuando menos uno lo espera el dominio de los “grandes” se esfuma y elencos aparentemente “muertos” marcan la senda triunfal.

Tal es el caso de los Cachorros holguineros y los Leñadores tuneros, quienes vencieron en sus compromisos particulares frente a dos grandes, los Leones capitalinos y los Vegueros de Vueltabajo, respectivamente, y ya están en pleno acecho al tren de la postemporada, por el momento con tres pasajeros bastante relajados y un cuarto cerca de quedar en el camino.

La historia de los holguineros sobresale por encima de cualquier otra, porque abrieron el duelo contra los Azules con la obligación de pasar la escoba, encomienda bien complicada pues la escuadra dirigida por Javier Méndez no había sido barrida desde que comenzó la campaña en agosto del 2015.

Con remontada incluida en el último desafío, los Cachorros desarticularon la nave habanera, cuyo pitcheo no logró contener jamás el ataque rival. En 24 capítulos de labor, los serpentineros capitalinos permitieron 23 carreras (21 limpias) y 32 jits (diez extrabases), con 13 boletos, rendimiento muy por debajo del nivel requerido para la hora cero del curso.

Contrario a lo que se puede pensar, Holguín está a dos juegos limpios de Industriales y no necesita sobrepasarlos. Al triunfar 5-4 en el compromiso particular (estaba 4-2 favorable a los Azules antes de la barrida mencionada), a los pupilos de Noelvis González les vale solo empatar en la tabla de posiciones para sacar su boleto a la postemporada.

También acortó la diferencia el plantel tunero, superior dos veces a Pinar del Río, aunque perdió una oportunidad de oro el lunes en la noche al desperdiciar ventaja de tres anotaciones entre octavo y noveno innings, lo cual les impidió completar la limpieza y acercarse a tres rayas de Industriales en el límite clasificatorio.

De cualquier forma, los Leñadores tienen en sus manos acortar la diferencia cuando re­ciban en sus predios a unos heridos In­dus­triales, necesitados de recuperar el cauce victorioso para no regresar a la capital fuera del grupo de los cuatro grandes.

Si nos guiamos por el calendario, de estos tres aspirantes a la postemporada, Holguín tie­ne el camino menos tortuoso, y sin grandes desplazamientos. Su hoja de ruta incluye visitas a Las Tunas y Ciego de Ávila, y choques en sus predios contra Isla de la Juventud y Granma.

Por su parte, los Leñadores de Ermidelio Urrutia solo efectuarán una subserie fuera de casa (ante los Alazanes) y sucesivos compromisos de local contra Leones, Cachorros y Tigres.
La cuesta de los Azules es bien empinada, pues no solo restan visitas a Las Tunas y Ma­tanzas, sino que sus duelos de local con pineros y pinareños tendrán que jugarlos en el parque Nelson Fernández de San José, pues en el estadio Latinoamericano, su cuartel general, se realiza un profundo trabajo de mantenimiento en el terreno.

Adiós a la calma (¡Se enredó la clasificación!!!) Adiós a la calma (¡Se enredó la clasificación!!!) Reviewed by Daniel de Malas on miércoles, febrero 17, 2016 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD