Header AD

Los mejores lanzadores cubanos en series nacionales (1ra Parte)


La vida es la memoria del pueblo, la conciencia colectiva 
de la continuidad histórica, el modo de pensar y de vivir
Mila Kundera
Escritor y ensayista checo
Por Esteban Romero
Es probable que omita involuntariamente algún nombre de lanzador destacado en las series nacionales de Cuba, pero en los artículos que publico ahora, aparecen aquellos que realmente han tenido una buena carrera, con logros sustanciales igualmente en eventos internacionales. La longevidad en función de su efectividad ha sido también evaluada. Sin más pasamos a ver a los primeros, aunque aclaro que los mismos no están ubicados por orden de eficiencia, algo que si no creo sea capaz hacer. Más bien la antigüedad de estos peloteros es la que ha dado el orden que aparece a continuación.

José Antonio Huelga Ordaz , más conocido como el “Héroe de Cartagena”, fue un lanzador derecho nacido el 14 de marzo de 1948 en el central azucarero Melanio Hernández, de Tuinicú, provincia de Sancti Spíritus. Huelga debutó en el béisbol de las series nacionales en la temporada de 1967-68 vistiendo la franela del equipo Las Villas y posteriormente jugó para Azucareros de 1968 a 1972), equipo dos veces campeón, además de ser parte del campeón Las Villas en la serie especial de 1970. Huelga luego lanzó para el Las Villas (1972 -74).

Jose Antonio Huelga
Jose Antonio Huelga
En torneos internacionales el espirituano fue casi siempre dominante. Debutó con el equipo Cuba en un torneo no oficial en México (1968), luego hizo los equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos en Panamá (1970), a los Campeonatos Mundiales en Santo Domingo (1969), en Barranquilla/Cartagena (1970), La Habana (1971) y Managua (1972), además de los Juegos Panamericanos en Cali (1971). En Barranquilla/Cartagena fue donde lanzó como relevo de manera dominante y ganó los dos juegos decisivos contra el equipo de EEUU., de ahí el título de “Héroe de Cartagenas”. En Cali (1971) volvió a vencer a los norteamericanos con anotación de 4-3, y donde le conectaron 3 cuadrangulares, pero todos con las bases limpias, y en el Campeonato mundial de Managua (1972) derrotó al debutante equipo japonés en un juego sumamente reñido en duelo con el eficiente lanzador nipón Hideo Furuya.
En 7 series nacionales ganó 73, con 56 juegos completos, 17 lechadas, 32 perdidos, PCL de 1.50. Los bateadores adversarios le batearon para .180. Ostenta el mejor WHIP de los lanzadores cubanos en Series Nacionales, con excelente 0.96. En la Serie Especial de 1970 fue líder en promedio de juegos ganados (.911).
Lamentablemente Huelga duró poco debido a un accidente de tránsito en la carretera de la Habana al Mariel, que le quitó la vida el 4 de julio de 1974.
El lanzador derecho Manuel Alarcón Reina, más conocido como El Cobrero, nació el 19 de febrero de 1942 en en finca el Aguacate, cerca del pueblo de Canabacoa, municipio Bartolomé Masó, provincia de Granma y murió el 25 de mayo de 1998 en La Habana. El Cobrero fue puntal de muchas de las victorias alcanzadas por los equipos en que militó, Orientales (1962- 65, 1967-68) y Mineros (1968-69, 1971-72). Alarcón se caracterizaba por su inteligencia y control en el pitcheo, era hombre que poseía armas para dominar a los bateadores adversarios. Su windup era muy típico y no copiado de nadie, se impulsaba dando la espalda al bateador de turno, algo que igualmente realizaba Luis Tiant Jr. en la MLB, pero estoy seguro que eso era muy propio de Alarcón, ya que él no tuvo forma de ver lanzar al astro cubano de la MLB. La excelencia en el pitcheo de Alarcón lo demuestran los distintos lideratos alcanzados en su carrera deportiva, como fueron:
– Líder en hits de sacrificio (7), juegos iniciados (10), juegos completos (6) y juegos ganados (7) (empatado con Modesto Verdura) en la II Serie Nacional (1962-63)
– Juegos completos (5) (empatado con Rolando Pastor) en la III Serie Nacional (1963-64)
– Juegos iniciados (14) e innings lanzados (94.2) en la IV Serie Nacional (1964-65)
– Juegos completos (11) en la VI Serie Nacional (1966-67)
– Líder en ponches propinados (200) y lanzador más valioso en la VII Serie Nacional (1967-68)

Manuel Alarcon
Manuel Alarcón
Alarcón fue además el puntal principal de la victoria de Orientales en la VI Serie Nacional (1965-66). Famoso fue su indicación a los santiagueros de “Cierren la trocha y abran el cocuyé” previo al juego decisivo que lanzó por los Orientales contra Industriales, que ganara 3-0.
De la eficacia de este lanzador da fe su WHIP, 1.04, los bateadores adversarios solo le batearon para .197, PCL de 1.82, con 41 juegos ganados, pero 43 completos, 12 lechadas y 24 juegos perdidos.
Fue miembro del equipo Cuba en tres oportunidades, la primera en los juegos Centroamericanos de Kingston (1962), donde obtuvo victoria sobre el equipo de Venezuela y luego fuera derrotado por el de República Dominicana. Luego en los Juegos Panamericanos de Sao Paolo (1963), donde ganó los dos partidos que lanzó, y Winnipeg (1967). En los últimos enfrentó al potente equipo norteamericano, ganador del evento, a los que venció en el juego de apertura con apretado marcador de 4-3 y luego fuera derrotado en el decisivo por anotación de 2-1.
Alarcón duró poco igualmente, ya desde la octava serie no pudo lanzar debido a problemas de lesiones. Murió el 25 de mayo de 1998 en La Habana.
Tomás Aquino Abreu Águila fue uno de los lanzadores debutantes en la I serie nacional. El derecho nació el 7 de marzo de 1936 en Crespo, actual provincia de Cienfuegos. Comenzó a lanzar de manera oficial en la Liga Azucarera dentro del conjunto Manuelita, luego jugó con un equipo de Cumanayagua, hasta que llegaron las series nacionales e hizo su debut con los Azucareros. Aquino no era un supersónico, pero las lanzaba con velocidad suficiente para poder pasar a los bateadores rivales, su control era una buena arma para su dominio. Era un lanzador incansable, muy laborioso, de eso da evidencia el haber lanzado 19 y 1/3 sin permitir carreras el 28 de diciembre de 1965 contra el conjunto de Orientales. En esa misma temporada, lanzó juego de cero hit cero carreras el 16 de enero contra Industriales, y en su siguiente juego, el 25 de dicho mes, volvió a propinar otro juego de cero todo, esta vez sobre los Occidentales. Esto de lanzar dos juegos consecutivos de 0 todo, es una hazaña solamente lograda por el zurdo John VanderMeer en la pelota profesional de la MLB en 1938.

Aquino Abreu
Aquino Abreu
En su carrera Abreu jugó para Azucareros (1962 – 64), Orientales (1964–65), Centrales (1965-66), Las Villas (1966-67) y Azucareros (1968-75). Los lideratos alcanzados fueron los siguientes:
– Líder en innings lanzados en la III Serie Nacional (1963-64), con 102.7.
– Líder en juegos iniciados, con 15, en la VI Serie Nacional (1966-67), (empatado con Rolando Macías y Roberto Valdés).
– En la VIII Serie Nacional (1968-69) fue líder en victorias y perdidos, con promedio de 0.909.
En 14 series nacionales, ganó 63 y perdió 65, con 46 juegos completos y 15 lechadas, WHIP de 1.13, PCL de 2.26 y los bateadores promediaron .209 frente a los lanzamientos de este pitcher. Es muy probable que su labor en series nacionales hubiera sido mejor de haber llegado más joven a estos torneos.
En eventos internacionales lanzó en los Juegos Centroamericanos en Kingston (1962) y en San Juan (1966), así como en los Juegos Panamericanos en Sao Paolo (1963), donde siempre tuvo una buena actuación.
Manuel Hurtado González fue un lanzador derecho nacido en 1944 en el poblado de Regla, La Habana, que jugó para Industriales (1962–69), Habana (1969–70), Industriales (1970–74). Hurtado fue un lanzador dominante, al igual que Alarcón, tenía muy buen control, tenía un doble windup, algo que solo él hacía en la pelota de series nacionales. A esto que hay sumar su efectiva curva y su inteligencia, moviendo la bola alrededor del plato, lanzando lo que no se esperaba el bateador de turno. Debido a esa habilidad, Hurtado logró excelentes resultados, que lo evidencia:
– Co-líder en juegos ganados (6) (empatado con Román Águila de los Azucareros) en la III Serie Nacional (1963-64)
– Líder en PCL (0.67) en la X Serie Nacional (1970-71)
– Ostenta el segundo mejor WHIP de los lanzadores cubanos en Series Nacionales (1.04) (empatado con Manuel Alarcón)
– Ostenta el record en series nacionales de 10 ponches propinados de forma consecutiva, lo cual logró el 11 de enero de 1970 lanzando contra Matanzas.

Manuel Hurtado
Manuel Hurtado
Internacionalmente Hurtado fue miembro del equipo Cuba a los juegos Centroamericanos de Panamá (1970) y del Campeonato Mundial efectuado en Barranquilla/Cartagena, Colombia (1970). Injustamente no hizo el equipo a los centroamericanos de San Juan, Puerto Rico (1966). El comisionado en aquel entonces le comunicó que había sido suspendido por indisciplina al faltar dos veces al entrenamiento.  Hurtado argumentó que Gilberto Torres, el manager, sabía que había faltado por ataque de asma, algo de lo que siempre padeció, pero la justificación de nada valió y Hurtado no hizo el Cuba.
En 12 Series Nacionales ganó 90 juegos, de ellos 60 completos, con 21 lechadas y perdió 47, su PCL fue de 1.80, y WHIP de 1.03. Mucha gente desconocía que Hurtado es asmático, así y todo fue uno de los grandes lanzadores de la primera década de las series nacionales cubanas.
Santiago Mederos Iglesias, lanzador zurdo, conocido nacionalmente como Changa, fue probablemente el pitcher cubano de series nacionales con curva más pronunciada, la que realmente mareaba a los bateadores adversarios. Changa era nacido el 8 de setiembre de 1944 en Arroyo Apolo, la Habana, y se dice que dio sus primeros pasos en la pelota bajo la guía del ex receptor Gilberto “Chino” Valdivia, el mismo que los leones del Habana utilizaban para recibir la bola de nudillo de Hoyt Wilhelm. En su carrera en 15 series nacionales, Changa lanzó para Occidentales (1963- 64), Industriales (1964 – 68), Habana (1968-69), Industriales (1969-74), Agricultores (1974-76), Industriales (1976-78). Igualmente lanzó en las cuatro primeras series selectivas (1975-78) siempre para el equipo Habana. Su dominio como lanzador era extraordinario y así lideró:
– Lechadas (8) en la VII Serie Nacional (1967-68), que constituye record para una serie nacional, compartido con los lanzadores Carlos Gálvez y Norge Luis Vera
– Co-líder en juegos iniciados (25), líder en ponches propinados (208), co-líder en lechadas (6) (empatado con Roberto Valdés), co-líder en juegos ganados (17) (empatado con Rolando Macías) y lanzador más valioso en la VIII Serie Nacional (1968-69)
– Líder en juegos completos (13), entradas lanzadas (136.2), ponches propinados (143) y juegos ganados (7) en la IX Serie Nacional (1969-70)
– Co-líder en juegos completos (9) y líder en lechadas (7) en la Serie Especial (1970)
– Líder en entradas lanzadas (91.2) y ponches propinados (92) en la XIV Serie Nacional (1974-75)
– Líder en juegos completos (10) y entradas lanzadas (119.2) en la I Serie Selectiva (1975)
– Líder en promedio de ganados (.778) en la IV Serie Selectiva (1978)
– Propinó 20 ponches en juego del 30 de enero de 1969 frente al equipo de Camagüey.

Santiago Changa Mederos
Santiago “Changa” Mederos
Changa fue el primer lanzador zurdo en llegar a las 100 victorias en series nacionales e igualmente fue el primero de todos en llegar a los mil ponches propinados. De por vida, ganó 123 juegos, 106 completos, 41 lechadas, perdió 67, excelente WHIP de 1.09, PCL de 1.97 y los bateadores le bateaban para .197. Lo mejor de todo fue que ponchó a 1420 bateadores y concedió 633 bases por bolas, lo cual da una indicación de su control en el montículo.
Internacionalmente Changa hizo equipo Cuba varias veces, como fue a los Juegos Centroamericanos de Panamá (1970) y Medellín (1978); los Juegos Panamericanos en México (1975); Campeonatos Mundiales en Santo Domingo (1969), Cartagena/Barranquilla (1970), La Habana (1971), Managua (1972) y, Colombia (1976).
Changa fue también víctima de otro accidente de tránsito, esta vez en la intersección de Carretera del Lucero y la Calzada de Managua, Habana, que le quitó la vida finalmente el 15 de diciembre de 1979.
El derecho Roberto Valdés González, conocido por la afición como Jabao Valdés, fue otro de los grandes lanzadores en las series nacionales. Jabao nació el 6 de julio de 1944 en Santiago de Cuba y debutó con el equipo Orientales en la V Serie Nacional (1965-66), luego continuó su labor con este equipo que se coronó campeón en la VI Serie, posteriormente lanzó para Orientales (1965 – 67), Mineros (1967–70), Oriente (Serie Especial (1970) y Mineros (1970- 74, 1977). El estilo de lanzar de Alarcón, enseñando el número de su espalda al bateador, fue algo copiado por Jabao, algo que hizo con eficiencia. Sus mejores registros en su carrera fueron:
– Co-líder en juegos iniciados (15) y co-líder en lechadas (5) (empatado con Rigoberto Betancourt) en la VI Serie Nacional (1966-67)
– Líder en juegos completos (20, record para una temporada), co-líder en lechadas (6) (empatado con Santiago Mederos), líder en PCL (1.03) en la VIII Serie Nacional
– Líder en juegos completos (9) en la Serie Especial (1970)
– Co-líder en juegos iniciados (15) en la X Serie Nacional (1970-71)
– Líder en promedio de ganados (1000) en la XI Serie Nacional (1971-72)
– El 14 de febrero de 1967 lanzó el segundo juego de cero hit, cero carreras en Series Nacionales, lo logró contra Granjeros en el estadio de la ciudad deportiva de Santiago de Cuba.

Roberto Valdés 2
Roberto “Jabao” Valdés
Valdés no fue un ponchador como otros lanzadores, pero si era dominante. Su control era admirable y ponía la bola donde le dolía a los bateadores. Estando un día en el Estadio Latinoamericano, Valdés dominaba a sus anchas al equipo Habana en un partido de la X serie nacional. Un viejo aficionado en las gradas decía que el Jabao dominaba porque tiraba esponja.
En las 10 series nacionales que lanzó, logró 77 victorias, 66 de ellas fueron juegos completos, 28 lechadas, le batearon para escaso .197, WHIP de 0.97, entiéndase menos de un bateador embasado por inning lanzado. Su PCL fue de 1.75, segundo mejor logrado en series nacionales.
Internacionalmente Valdés integró el equipo Cuba en los Juegos Panamericanos de Winnipeg (1967), así como a los Campeonatos Mundiales de Santo Domingo (1969) y La Habana (1971). En este último evento alcanzó la victoria decisiva sobre el fuerte conjunto colombiano.
El derecho Braudilio Vinent Serrano, más conocido como el Meteoro de la Maya, nació el 10 de julio de 1947 en Sabanilla, Santiago de Cuba. Desde su debut en series nacionales se caracterizó por lanzar rectas muy veloces. En aquella época no existían instrumentos para medir la velocidad, pero podemos suponer que Vinent en varias oportunidades puso la pelota a 98 MPH, y como promedio sus lanzamientos oscilarían en los 95 MPH. Desde su debut fue un lanzador destacado, pero que necesitaba superarse, para ello tuvo la suerte de tener al maestro Conrado Marrero, quien le enseñó a lanzar una slider que se convirtió en un cuchillo para los bateadores adversarios. Vinent en su primera serie nacional, lanzando para los Mineros de Roberto Ledo, discutió el título de novato del año con el gran torpedero Rodolfo Puentes. Luego jugó para Oriente (1969-70), Mineros (1970-72), Serranos (1972-77), Santiago de Cuba (1977– 87), y en las Selectivas para Oriente (1975-76), Orientales (1977–84) y Serranos (1986). Su labor en 20 series nacionales fue realmente excelente, lo que se evidencia por la cantidad de lideratos que alcanzó:
– Líder en PCL (1.03) en la VII Serie Nacional (1967-68)
– Co-líder en juegos iniciados (15) y ponches propinados (112) en la X Serie Nacional (1970-71)
– Líder en ponches propinados (127) y lechadas (6) en la XI Serie Nacional (1971-72)
– Co-líder en juegos completos (17) (empatado con Orlando Figueredo), lechadas (7), ganados (19), PCL (0.85) y lanzador más valioso en la XII Serie Nacional (1972-73)
– Co-líder en juegos completos (16) (empatado con Alfredo García), líder en entradas lanzadas (191.2) y co-líder en ganados (14) (empatado con Rafael Castillo) en la XIII Serie Nacional (1973-74)
– Líder en juegos iniciados (15) en la I Serie Selectiva
– Líder en juegos iniciados (15), completos (12), entradas lanzadas (127), ganados (12) y promedio de ganados (.857) en la II Serie Selectiva (1976)
– Líder en juegos completos (10) y entradas lanzadas (124.1) en la III Serie Selectiva (1977)
– Líder en juegos iniciados (15), completos (11), entradas lanzadas (137) y ponches propinados (105) en la V Serie Selectiva (1979)
– Co-líder en juegos completos (13) (empatado con José Modesto Darcourt), líder en entradas lanzadas (124), ganados (12) y lanzador más valioso en la XIX Serie Nacional (1979-80)
– Líder en juegos iniciados (17) en la VI Serie Selectiva (1980)
– Co-líder en juegos iniciados (15) (empatado con Alfonso Ilivanes) y líder en ponches propinados (90) en la XX Serie Nacional (1980-81)
– Líder en juegos iniciados (17), completos (13) y entradas lanzadas (138) en la VII Serie Selectiva (1981)
– Líder en juegos completos (10) en la IX Serie Selectiva (1983)

Braudilio Vinent
Braudilio Vinent
Vinent ganó 221 juegos, completó 265, o sea mucho más de lo que ganó, propinó 63 lechadas, perdió 167 juegos, PCL de 2.42 y WHIP de 1.11. Lo mejor de todo fue que ponchó 2134 bateadores y concedió solo 989 bases por bolas.
El meteoro de la Maya fue además uno de los peloteros cubanos que más veces integró el equipo Cuba, como fue en Juegos Centroamericanos de Panamá (1970), Santo Domingo (1974), Medellín (1978) y Habana (1982); Juegos Panamericanos en Cali (1971), México (1975), San Juan (1979) y Caracas (1983); Campeonatos Mundiales en Managua (1972), Colombia (1976), Italia (1978), Japón (1980) y Habana (1984), así como Copas Intercontinentales en Habana (1979), Edmonton (1981) y Bélgica (1983). En esos eventos usualmente Vinent lanzaba los desafíos más difíciles, era realmente una carta de triunfo para su equipo. Igualmente se enfrentó a selecciones profesionales mexicanas y venezolanas, a los que dominó con sus lanzamientos.
Oscar Romero Albert fue otro lanzador derecho consistente, que por su pitcheo y labor varias veces fue integrante del equipo Cuba. Oscarito nació el 8 de noviembre de 1947 en Santa Clara, pero su desarrollo en el béisbol los tuvo en Camagüey, adonde su familia se asentó cuando él era un niño, y ya joven, cumpliendo servicio militar en la Habana, donde le vi lanzar por primera vez en esta provincial. Recuerdo que en el equipo que militaba Oscarito jugaba el receptor Lázaro Martínez y el jardinero Carlos Chapotín. En series nacionales debutó con los Granjeros en la temporada de 1965-66, con los que se mantuvo hasta 1977, luego vistió la franela del Camagüey (1977-82). En selectivas jugó para el Camagüey (1975-76) y Camagüeyanos (1977-81). Entre sus lideratos se destacan:
– Co-líder en juegos iniciados (25) en la VIII Serie Nacional (1968-69)
– Líder en juegos lanzados (28) y promedio de ganados (.917) en la IX Serie Nacional (1969-70)
– Líder en juegos ganados (13) en la Serie Especial (1970)
– Co-líder en juegos iniciados (25) (empatado con Orlando Figueredo) y co-líder en lechadas (6) en la XIII Serie Nacional (1973-74)
– Lanzó juego de cero hit cero carreras frente a Industriales en la I Serie Selectiva el 4 de mayo de 1975 en el estadio Latinoamericano.
– Líder en juegos ganados de la Serie Especial (1970) con 13.

Oscar Romero
Oscar Romero
Oscarito era otro lanzador de control y muy decidido en el montículo, tenía la velocidad requerida para dominar, pero no era ningún supersónico. Es una persona muy afable, con la cual pude conversar hace unos años en Nicaragua. En su carrera en 17 series nacionales ganó 123 juegos y perdió 114, con 91 juegos completos, 10 lechadas, WHIP de 1.20 y PCL de 2.38.
Por su eficiencia como lanzador, Oscarito hizo varias veces equipos Cuba, como fueron al Campeonato Mundial Juvenil en Canadá (1964), los Juegos Universitarios en Turín, Italia (1970), los Juegos Panamericanos en Cali (1971) y en México (1975), los Campeonatos Mundiales de Cartagena/ Barranquilla (1970), Habana (1971), Managua (1972) y, Colombia (1976).
Juan Pérez Pérez, mencionar este nombre es como hablar de rectas de 98 MPH, pero cuando este camagüeyano derecho lanzaba, no había forma de medir la velocidad como hoy día. Manuel Alarcón lo situaba como segundo después de Vinent en rectas de humo, otros lo colocaban como primero. Pérez Pérez nació en Lugareño, Camagüey, el 18 de setiembre de 1951 en Lugareño, Camagüey, y se inició en la pelota desde edad escolar. De hecho integró el conjunto de su provincia a los escolares de 13-14 años. Con la edad de 17 años debutó con Granjeros en la serie nacional de 1967– 68, luego jugó para Camagüey (1968– 69, Serie Especial 1970), volvió a los Granjeros (1969– 74), posteriormente con los Ganaderos (1974–77), y finalizó con el Camagüey (1977–78), mientras que en Selectivas lanzó para el Camagüey (1975-76) y Camagüeyanos (1977–78). Si Pérez Pérez venía con control, recoge y vámonos, no había para nadie. No en balde logró 3 juegos de cero hit cero carreras, esos días vino con estupendo control y los bateadores o la abanicaban o se quedaban mirando cómo les pasaba por delante. Para oir pelotas sonar en la mascota, había que ir a verlo lanzar. Su eficiencia quedó demostrada en varios lideratos como fueron:
– Líder en juegos iniciados (20) en la Serie Especial (1970)
– Líder en PCL (1.13) y lanzador más valioso en la XIII Serie Nacional (1973-74)
– Líder en lechadas (5) en la XIV Serie Nacional (1974-75)
– Además de los tres juegos de cero hit cero carreras en tres series nacionales consecutivas (1973-74-75)
En su carrera en once series nacionales ganó 89 juegos y perdió 58, completó 81 partidos y propinó 25 lechadas, con 974 ponches. Su WHIP fue de 1.08 con PCL de 1.86. Realmente no tengo claro por qué Pérez Pérez se retiró a tan temprana edad. Me imagino que haya sido por dolencias en su brazo debido a una mala dosificación de los días de descanso. Pérez Pérez relevó en 61 juegos y salvó 8, o sea que abría y cerraba llegado el caso.

Juan Pérez Pérez
Juan Pérez Pérez
Pérez Pérez integró varias veces el equipo Cuba, como fue a los Juegos Centroamericanos en República Dominicana (1974), los Juegos Panamericanos en México (1975), y el Campeonato Mundial en la Habana (1973). En este último evento, como para no perder la costumbre, lanzó juego de cero hit cero carreras frente al equipo de Venezuela el 29 de noviembre de 1973.
Producto de un infarto cardiaco este gran lanzador murió el 17 de octubre de 2013 en Camagüey.
El lanzador derecho Omar Carrero Moreno fue uno de los astros del montículo de las series nacionales, nacido el 13 de mayo de 1949 en Florencia, Ciego de Ávila, quien se caracterizó por su control y una slider que hacía daños en los bateadores. Su dominio era absoluto cuando venía con su control acostumbrado. Debutó con el conjunto Granjeros en la serie nacional de 1971-72, luego lanzó para Ganaderos (1974–77), y Ciego de Ávila (1977–81, 1984- 85), mientras que en las selectivas integró los equipos Camagüey (1975–76), Camagüeyanos (1977–81, 1985). Carrero logró liderar varios departamentos en las distintas series nacionales que participó:
– Co-líder en lechadas (6) (empatado con Oscar Romero de Granjeros y Jesús Guerra de Vegueros) en la XIII Serie Nacional (1973-74)
– Co-líder en juegos completos (8) (empatado con Gregorio Pérez de Cafetaleros) en la XIV Serie Nacional (1974-75)
– Líder en lechadas (4) y juegos ganados (10) en la I Serie Selectiva (1975)
– Líder en ponches propinados (94), lechadas (5), co-líder en juegos ganados (8) (empatado con Lázaro Santana de Granjeros), promedio de juegos ganados (1,000%), PCL (0.46, segundo mejor registro para una serie nacional), de hecho triple corona del pitcheo, mejor lanzador y jugador más valioso en la XV Serie Nacional (1975-76)
– Líder en lechadas (6) y PCL (0.62) en la II Serie Selectiva (1976)
– Líder en PCL (1.86) en la VI Serie Selectiva (1980)
– Líder en juegos salvados (3) en la X Serie Selectiva (1984)
– Lanzó juego de cero hit cero carreras el 27 de enero de 1981 contra el equipo Las Tunas.

Omar Carrero
Omar Carrero
En 17 series nacionales logró 149 victorias, 146 juegos completos, 49 lechadas, con 105 derrotas. Su PCL fue de 2.27 y WHIP de 1.065. Le batearon para escaso .226 de promedio.
Asistió, como integrante del equipo Cuba, a los siguientes eventos oficiales internacionales, Juegos Centroamericanos en Santiago de los Caballeros (1986), Juegos Panamericanos en México (1975), y Campeonatos Mundiales en Colombia (1976) y Holanda (1986).
Carrero murió el el 12 de setiembre de 2012 en Ciego de Ávila producto de cirrosis hepática.
Bibliografía consultada
Cuban-play.com. Actuacion de por vida en Series Nacionales. http://cuban-play.com/estadisticas/de-por-vida-series-nacionales/
Padura L. y Arce R. 1989. Estrellas del béisbol. Editora Abril, La Habana, 245 p.
Romero Esteban. (Inédito). De la historia del béisbol en Cuba –Esbozos biográficos de destacados peloteros cubanos.

Tomado de DeportesCineyOtros
Los mejores lanzadores cubanos en series nacionales (1ra Parte) Los mejores lanzadores cubanos en series nacionales (1ra Parte) Reviewed by Daniel de Malas on viernes, enero 01, 2016 Rating: 5

4 comentarios

  1. Te faltan algunos, entre ellos Jorge Luis Vardez (Tati) el zurdo de Matanzas que tuvo una larga y fructífera carrera.

    ResponderEliminar
  2. Porque no se menciona nunca a Rigoberto Betancur uno de los mejores zurdo de las primers series nacionales

    ResponderEliminar
  3. Jorge Luis viene en la segunda parte, son tres partes y va más bien por orden de debut en las nacionales, olvidado no está. Saludos, Esteban.

    ResponderEliminar
  4. Magnífico este homenaje, lo leo y me erizo, los ví a todos, desde que tenía 4 años los conocí. Yo soy industrialista porque Changa lo era, Changa era mi pelotero de devoción.
    Gracias.

    Orlando Castro

    ResponderEliminar

Post AD