Header AD

¿Aún queda pura potencia en las Series Nacionales?


Por Yirsandy Rodríguez

En el presente hablar de béisbol en nuestro país y reafirmar: “que la calidad del mismo ha bajado”, se ha convertido en algo así como un bumerán. 

Es un presente innegable, que debemos asumir todos los amantes al buen béisbol, quienes crecimos bajo la tradición de figuras legendarias que adoramos como ídolos, desde hace un poco más de medio siglo.

Y, mientras lamentamos todos los sucesos que han hecho mermar nuestra pelota, no podemos negar que tenemos talento, “diamantes en bruto que aún tienen mucho que aprender”, y desde ya van mostrando credenciales de dotes fuera de serie.

Así que se me ocurrió ir más allá de las estadísticas tradicionales, y aplicar algo de sabermetría con mi creatividad –que se abre como un abanico- a la hora de mirar este deporte que me fascina.

Las estadísticas no me engañaron, pocas veces lo hacen, pues cuando las miro bien adentro le dan la razón a lo que mi visión recogió frente al terreno de juego, donde me gusta valorar algo más que coeficientes matemáticos.

Pero esto es simplemente un análisis desde mi perspectiva. 

Usted también puede hacer el suyo, yo solo le propongo la siguiente lista, y le cuento el por qué me motivó promover el trabajo de estos señores.

Introducción

Lo más importante en un juego de pelota es anotar carreras, y producirlas, en el caso de los bateadores.

En ambos casos, el poder y la velocidad son fundamentales. 

Así que eventos tales como robar bases, pegar cuadrangulares y producir carreras son los principales catalizadores para medir el rendimiento de un jugador en pos de las victorias de su equipo.

Sin más preámbulos, aquí les presento mi lista de los bateadores más ponderados a la hora de desarrollar su poder y velocidad.

Tabla de coeficientes
El CPV

El Coeficiente de Poder y Velocidad, es una métrica que confeccioné con la idea de dar un valor a los eventos más importantes de un jugador en el partido para aportar carreras a su equipo.

Dígase, tales como robar una base, anotar carreras y empujar corredores.

La fórmula es simplemente una suma de las carreras producidas por el bateador en cada juego que ve acción, adicionando el resultado a la popular fórmula de Bill James, de Power Speed, (Poder y velocidad, por su significado en inglés).

Valoración de la tabla y mis talentos favoritos

El jugador mejor ubicado es Yurisbel Gracial, quien ha vuelto a ser el mejor robador de la temporada con 21, y acumula ya 10 vuelacercas. 

Gracial, líder del CPV con 14,90, es uno de esos jugadores dinámicos que puede hacer de todo un poco en la pelota, y aunque no es el clásico bateador de jonrones, sobresale como un pegador de extra bases, lo cual facilita su velocidad a la hora de moverse por los senderos.

Y, aunque no es de la talla más joven de este grupo, su meritoria faena es digna de destacar.

El segundo en la lista es José Adolis García, quien “para mi gusto” es uno de los más sensacionales jugadores del presente.

A veces pienso que García es algo así como un ‘caballo’, por toda la potencia que despliega en cada una de sus acciones en el juego. 

Él tiene siempre un típico modo de mostrarnos su estilo propio, algo perdido en el béisbol cubano actual, parecido a lo que se llama: “montar un show”.

Con un CPV de 12,70, posee el segundo balance entre estos excelentes peloteros, aunque para mí él es, sin dudas, el más talentoso de todos.

Su poder y capacidad me impresionan más que saber sobre su liderazgo en carreras producidas con 96, llamado a ser, quizás, el primero que arribe a 100 en este certamen –posiblemente antes del juego 70.

Mi siguiente voto viene al ritmo consecutivo de la lista, pues Lourdes Gurriel Junior, es quien se perfila con la tercera más alta proyección.

El menor de los Gurriel, cierra la corta línea de CPV por encima de los 10,00 puntos, dando muestras –aún aquejado de lesiones- de que ostenta las herramientas fundamentales para seguir creciendo con el paso de un jugador exitoso.

Ahora me traslado para el récord #12, en potestad de Luis Robert, a quien estimo será el próximo atleta en dar un gran salto, por su juventud, talento y arsenal de posibilidades que le quedan por explotar.

Robert, quien ocupa el primer turno en la alineación de los Tigres de Ciego de Ávila, ha robado solo 7 bases, escasa cosecha que él tendrá que hacer cambiar. 

Su poderío es casi ocasional, pero su físico indica que él está en condiciones de mejorar el golpeo de su swing.

Teniendo en cuenta que esta es su primera temporada desempeñando un rol como regular, su evolución ha sido –al menos para mí- muy interesante.

Mis menciones son para el receptor de las Tunas, Yosvany Alarcón, el jardinero central de Granma, Roel Santos, y el antesalista de la Isla de la Juventud, Ariel Hechavarría.

Alarcón, porque es el único receptor de toda la contienda en disfrutar de un poder excepcional y una velocidad –a veces abrupta- por encima de la media.

Santos, se lleva mis honores por –al fin- tener el perfil que siempre me gustó ver en él, ese que lo ha ido convirtiendo en un buen robador –al menos en esta Liga-; ha dado un gran paso con sus 19 estafas. 

Le he seguido todo el año, y solo me interesa ver su OBP de .397, su friolera de pasaportes acertados con 45, y su terna de sencillos en toques de bola –un arte en extinción en estos tiempos.

De Hechavarría, solo tengo que admirar sus 41 remolques, 7 bases robadas, 13 ocasiones en que ha empujado el empate y la ventaja. 

Todos esos destellos con el madero, aun cuando comanda el negativo departamento de los ponches con 61. 

De limitar esa cantidad de abanicados fallos, ¿qué sería capaz de hacer ante el pitcheo de la Serie Nacional?

Esa interrogante, como todos los numeritos y mis análisis, los dejo a su consideración. 

Ya hice mi lista, ahora propónganme hacer la suya.

¿Aún queda pura potencia en las Series Nacionales? ¿Aún queda pura potencia en las Series Nacionales? Reviewed by Daniel de Malas on viernes, enero 22, 2016 Rating: 5

3 comentarios

  1. Yo no sé para otros, pero yo me fijo mucho en la forma de pararse en el Home Plate y como hacen el swing los bateadores. Y ojala, no me equivoque, pero estos 2 (Jose Adolis y Luis Robert) que ha mencionado Yirsandy, son para mi de lo más talentoso, que queda aún en Cuba.
    Si, es cierto, que son jóvenes y que les falta mucha « carretera », pero si Adolis aprende a batear los lanzamientos pegados y abajo, no queiro ni pensar hasta donde pueda llegar, pero de seguro, si a Rusney le dieron 72MM, a este que es su CLON en Cuba y con mas poder, no quiero ni pensar.
    Estoy esperando la Serie del Caribe, para saber a « ciencia cierta », de que están hecho estos dos Avileños. Pero repito me dan una pinta de Grandes Ligas, que no puedo evitar.
    OPS

    ResponderEliminar
  2. En Cuba se dan los peloteros como el marabu, creo que siempre tendremos talentos jovenes. Ojala pronto haya un arreglo con las grandes ligas y no tengan que irse de Cuba para realizar sus suenos y que puedan competir en los clasicos mundiales por nuestra seleccion. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Excelente trabajo periodistico.
    En Diciembre fui a Cuba y vi batear a Dayron Blanco, que esta en esa lista pero es de Camaguey.
    Es un diamante en bruto con muchisimo talento.Si ese va, llega a la grande, y si llega,triunfa!

    ResponderEliminar

Post AD