Header AD

3ra Parte y Final: Los mejores lanzadores cubanos en Series Nacionales


La diferencia entre lo posible y lo imposible 
está en la determinación de la persona
Tommy Lasorda, ex lanzador y mánager del equipo
de beisbol Los Dodgers de los Ángeles
 Por Esteban Romero
Esta la tercera y última parte de los mejores lanzadores cubanos en series nacionales.

Lázaro Valle Martell, otro lanzallama de la pelota cubana, quien se inició jugando la receptoría y los jardines en los equipos capitalinos. Recuerdo que jugando una vez el jardín derecho hizo un tiro a la goma increíble, como para recordarnos a Armando Capiró. Fue un tiro certero y que llegó al plato a tremenda velocidad. Tiempo después no me extrañó verlo lanzando, velocidad le sobraba, aunque tenía que aprender otras cositas para ser un lanzador dominante. Este pitcher derecho nació el 18 de diciembre de 1962 en La Habana Vieja, afirmado por el propio Valle, y lo digo pues algunos daban que él había nacido en Encrucijada, Villa Clara. Se ve que por la fecha le vino el nombre.
Su debut en series nacionales fue en la temporada de 1980-81 con Industriales, luego jugó para los Metros a partir de 1983, pero no fue hasta 1986 que lanzó por primera vez en series nacionales. Su regreso con los azules tuvo lugar en 1988. Su carrera se vio afectada por una lesión entre 1991 y 1993, volvió a lanzar con los azules hasta 1997. Fue entonces que se fue a jugar fuera de Cuba regresando con los azules en 2000 hasta 2002. En series selectivas lanzó para el Ciudad Habana en 1987–91 y 1993-95.
Valle aprendió a lanzar realmente y se convirtió en un verdadero domador de bateadores. En su bastante interrumpida carrera obtuvo los siguientes lideratos:
– Líder en juegos ganados (10) en la XIV Serie Selectiva (1988), co-lider (10) y líder en promedio de ganados (1000) en la XV Serie Selectiva (1989), líder en promedio de ganados (.889) en la zona occidental de la XXIX Serie Nacional (1989-90), líder en promedio de ganados (.909) en la XVII Serie Selectiva (1991)
– Líder en PCL (1.93) en la zona occidental de la XXVIII Serie Nacional (1988-89)
– Líder en juegos completos (6), entradas lanzadas (81.1) y ponches propinados (53) en la XXI Serie Selectiva (1995)
– Líder en juegos salvados (15) en la XXXIX Serie Nacional (1999-2000)
Lázaro Valle
Lázaro Valle
Como en Cuba no se entiende aún de especialización en el pitcheo, Valle lo mismo abría que cerraba, lo cual hacía con mucha efectividad. Logró 25 triunfos consecutivos entre el 23 de noviembre de 1988 y el 19 de diciembre de 1989, récord en Series Nacionales. En su carrera en Cuba, en 15 series, logró ganar 138 juegos y perdió 73, con 84 juegos completos y 16 lechadas, salvó 29 desafíos, propinó 1351 ponches, WHIP de 1.2 y PCL de 3.39.
Internacionalmente representó a Cuba en los Juegos Centroamericanos en México (1990) y San Juan (1993), los Campeonatos Mundiales en Italia (1988), Edmonton (1990) y Managua (1994), las Copas Intercontinentales en San Juan (1989), Italia (1993) y Habana (1995), y los Juegos Olímpicos en Sidney (2000). En estos eventos Lázaro Valle ganó 16 juegos sin perder ninguno. En la Intercontinental de 1989 lanzó un juego perfecto contra Corea del Sur en siete entradas, ya que los coreanos fueron ese día noqueados por el Cuba.
Euclides Rojas Rodríguez le recuerdo a inicios de la década de los 80 lanzando una curva no muy frecuente entonces en series nacionales. La jorobá, como le llamamos en la Habana, que tiraba Euclides era bastante venenosa y difícil para los rivales. Euclides siendo joven debe haber luchado bastante por dominar este lanzamiento, que a veces propicia un descontrol y ganancia del equipo rival. Para su suerte contó con la ayuda del entrenador y ex lanzador de equipos capitalinos, Ihosvany Gallegos, otro de los que no tiraba veloces rectas pero sabía mover sus lanzamientos incluida la curva. Lo interesante fue que se especializó en el relevo, algo no muy usual, ya que los relevistas suelen ser lanzadores de veloces rectas, las que ligadas con otros lanzamientos son los necesarios para el dominio breve que deben ejercer.
Este lanzador derecho nació el 25 de agosto de 1967 (y no 1964 como algunas fuentes dicen) en La Habana y desde temprano demostró su calidad de lanzador. Con sólo 16 años integró el Cuba juvenil al campeonato mundial en Barquisimeto (1982). En series nacionales, según mi base de datos, se inició con Industriales en 1981-82, con los que se mantuvo hasta 1994. En Selectivas siempre lanzó para el equipo de Ciudad Habana de 1985 a 1993. Especializado como relevista, sus lideratos fueron esencialmente en este renglón, como fueron:
– Co-líder en juegos salvados (5) (empatado con Reinaldo Santana) en la XIII Serie Selectiva (1987),
– Líder (6) en la XIV Serie Selectiva (1988),
– Líder (4) en la zona occidental de la XXVIII Serie Nacional (1988-89), L
– íder (11) en la XV Serie Selectiva (1989), L
– íder (8) en la XXXII Serie Nacional (1992-93),
– Líder (6) en la XIX Serie Selectiva (1993),
– Líder (12) en la XXXIII Serie Nacional (1993-94)
En su carrera ganó 59 y perdió 42, relevó 342 juegos, salvó 90, su PCL fue de 2.93, WHIP de 1.28 y los bateadores promediaron .250 frente a sus envíos.
Euclides Rojas
Euclides Rojas
En eventos internacionales, Euclides fue parte de los equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos en México (1990), los Juegos Panamericanos en Indianápolis (1987) y Cuba (1991), los campeonatos mundiales en Italia (1988), donde todos recuerdan su buen relevo frente al equipo norteamericanos, y Edmonton (1990), así como la Copa Intercontinental en Puerto Rico (1989).
Euclides abandonó Cuba a bordo de una balsa y recogido por un Guardacosta norteamericano fue trasladado a base naval de Guantánamo, donde permaneció hasta que pudo llegar a EEUU, donde logró lanzar en ligas menores en el período de 1995-96. Luego se ha dedicado a la faena de auxiliar de pitcheo, lo cual desarrolló por dos años con los Marlins, posteriormente con los Medias rojas fungiendo como auxiliar de bullpen hasta 2004, que incluyó anillo de Serie Mundial, y finalmente con los Piratas de Pittsburgh, con los que ha laborado desde 2005.
Luis Orlando Arrojo Ávila fue un lanzador que debutó con los Citricultores matanceros en la serie nacional de 1983-84 y fue factor de victoria en este equipo. Arrojo nació el 18 de julio de 1968 en San Juan de los Yeras, Villa Clara, y estaba jugando en Matanzas por cumplimiento del servicio militar obligatorio. En la selectiva de 1984 el equipo Matanzas, muy necesitado de pitcheo, lo incluyó en su nómina. Al finalizar la serie, el villareño fue escogido como novato del año. Arrojo fue lanzador fuerte y decidido. A partir de 1985 comenzó a jugar con el equipo de su provincia, inicialmente en su provincia, no se puede decir que le haya ido muy bien, pero luego logró establecerse, y consiguió varios lideratos en su corta carrera de 13 series nacionales, como fueron:
– Líder en juegos completos (10) de la XVIII Serie Selectiva(1992)
– Co-líder en juegos completos (4) (empatado con otros cuatro pitchers) en la XIX Serie Selectiva (1993)
– Co-líder en juegos completos (5) (empatado con Liván Hernández de la Isla de la Juventud) en la XX Serie Selectiva (1994)
– Líder en promedio de juegos ganados (1000) y PCL (1.88) en la XXXIV Serie Nacional (1994-95)
Rolando Arrojo
Rolando Arrojo
Arrojo fue parte de la maquinaria triunfante que dirigió Pedro Jova en la década de los 90, cuando el equipo de Villa Clara se coronó tres veces consecutivas como campeón de series nacionales.
En 13 series, ganó 154 y perdió 98, completó 129, con 26 lechadas, 1138 ponches propinados, PCL de 3.50, WHIP de 1.25, y los bateadores rivales le promediaron para .268.
Hizo por primera vez el equipo Cuba a los Juegos Olímpicos de Barcelona (1992), luego a los Centroamericanos en San Juan (1993), el Campeonato mundial en Managua (1994) y los Juegos Panamericanos de Mar de Plata (1995). Ya en 1995 Arrojo se convirtió en uno de los lanzadores puntales del equipo Cuba, pero sus actuaciones internacionales se detuvieron cuando abandonó el país para poder jugar en la MLB, algo que logró en 1998.
José Ibar Medina, más conocido como Cheo, nació el 4 de mayo de 1969 en La Maya, Santiago de Cuba, lanzador que se destacó inicialmente por su velocidad, pero que luego agregó otros lanzamientos, una slider como un cuchillo y el tenedor, que le convirtieron en uno de los lanzadores más efectivos dentro de los elencos Cuba. Según confiesa Ibar, en los inicios de su carrera era un pitcher lateral, con velocidad máxima de 85 a 86 MPH y pasé a tirar por encima del brazo y llegué a 95 o 96 MPH. Ibar nació en Santiago, pero parte de su niñez y desarrollo tuvieron lugar en predios de la antigua provincia Habana, es por eso que siempre militó en equipos Habana (1984-2002), y con los Agropecuarios (1986–92) y Occidentales (1993-95) en Selectivas. Ibar logró muchos lideratos en su carrera:
– Co-líder en juegos salvados (3) (empatado con Mario Véliz del Habana) en la zona occidental de la XXVII Serie Nacional
– Co-líder en juegos completos (9) (empatado con otros 3 lanzadores), co- líder en lechadas (3) (empatado con Orlando “Duque” Hernández de Ciudad Habana) y PCL (2.20) en la XVI Serie Selectiva (1990)
– Líder en PCL (1.73) en la zona occidental de la XXX Serie Nacional (1990-91)
– Co-líder en lechadas (3) (empatado con otros 4 lanzadores), líder en juegos ganados (14) y lanzador más valioso en la XXXIV Serie Nacional (1994-95)
– Co-líder en juegos iniciados (17) (empatad con otros 3 lanzadores) y líder en entradas lanzadas (132.2)
– Líder en entradas lanzadas (196.1), ponches propinados (169), juegos ganados (20), PCl (1.51), triple corona de pitcheo, y lanzador más valioso en la XXXVII Serie Nacional (1997-98)
– Líder en entradas lanzadas (193), ponches propinados (158), juegos ganados (18) y lanzador más valioso en la XXXVIII Serie Nacional (1998-99)
José Ibar
José Ibar
Debe hacerse notar que entre las 37 y 38 series nacionales, Cheo ganó 38 juegos, lo cual constituye un record para lanzador de series nacionales.
Con la efectividad lograda por Ibar, sobre todo a partir de 1995, era indiscutible su presencia como uno de los estelares del Cuba, así fue parte de los equipos a los Juegos Centroamericanos en Maracaibo (1998), los Juegos Panamericanos en Mar de Plata (1995) y Winnipeg (1999), donde tuvo una buena actuación, los Campeonatos Mundiales en Italia (1998) y Taipei (2001), las Copas Intercontinentales en la Habana (1995 y 2002), y los Juegos Olimpicos de Sydney (2000), donde le lanzó de forma impecable al conjunto norteamericano, al que derrotó claramente. Ibar lanzó como relevo del segundo y decisivo juego contra los americanos y no resultó tan efectivo. Ibar vino al rescate de Pedro Luis Lazo, quien fue castigado por los norteamericanos en el mismo primer inning. Siempre me pregunto por qué Ibar no abrió ese juego decisivo. Ibar fue también el lanzador abridor por el Cuba en el primer juego contra los Orioles de Baltimore en 1999, donde no resultó efectivo y fue relevado por José Ariel Contreras.
A partir de 2003 Ibar fue sancionado al ser capturado en intento de salida ilegal del país. Cheo nunca más lanzó en series nacionales y actualmente reside en Minas de Matahambre, Pinar del Río, donde funge como entrenador de pitcheo.
José Ramón Riscart Caballero fue lanzador derecho de eficiencia en el montículo, cuyas actuaciones mucho tuvieron que ver con la victoria de su equipo en tres temporadas consecutiva en la década de los 90. Riscart nació el 18 de agosto de 1961 en Santa Clara. Había mostrado sus cualidades en el campeonato mundial juvenil de 1978 en Venezuela y en esa misma temporada debutó con el equipo de su provincia, con el que se mantuvo hasta la temporada de 2001. En Selectivas jugó para Las Villas (1984-91) y Centrales (1993-94).
Los lideratos alcanzados fueron:
– Líder en lechadas (6) en la XXVI Serie Nacional (1986-87), y co-líder (3) en la XXXIII Serie Nacional (1993-94)
– Líder en lechadas (4), PCL (1.51) en la zona oriental de la XXX Serie Nacional (1990-91), y lanzador más valioso de la Serie
– Co-líder en juegos completos (4) en la XIX Serie Selectiva (1993)
José Ramón Riscart
José Ramón Riscart
En 20 series nacionales, logró ganar 20, perdió 93, con 111 juegos completos, 36 lechadas, salvó 31, PCL 3.35, y WHIP 1.22, los bateadores adversarios promediaron .263 frente a sus envíos. A pesar de estos resultados, Riscart no fue lanzador asiduo del Cuba. Integró el equipo a la Copa Intercontinental en Edmonton (1985).
Faustino Corrales Denis fue otro lanzador zurdo de efectividad en la pelota cubana. Un zurdo con buena curva y contro es un serio problema para bateadores rivales, y la curva de Faustino me atrevo a compararla con la de Changa o la de Rigoberto Betancourt, dos zurdos que igualmente dominaron este lanzamiento.
Faustino lanzó en series nacionales para equipos pinareños de 1982 a 2005, y en selectivas para Pinar del Río en el período de 1985-1992 y luego para Occidentales en 1993-1995. Los lideratos logrados fueron:
– Líder en ponches propinados (143) en la XXIII Serie Nacional (1983-84)
– Líder en ponches propinados (100) y co-líder en lechadas (3) (empatado con Jorge Martínez de Henequeneros y Roberto Ibáñez de Metropolitanos) en la XXXI Serie Nacional (1991-92)
– Líder en ponches propinados (89) en la XVIII Serie Selectiva(1992)
– Co-líder en juegos completos (4) (empatado con otros 4 lanzadores) en la XIX Serie Selectiva (1993)
– Co-líder en lechadas (3) (empatado con otros 4 lanzadores) en la XXXIV Serie Nacional (1994-95)
– Líder en juegos completos (11) y ponches propinados (128) en la XXXV Serie Nacional (1995-96)
– De por vida, es 10mo. en entradas lanzadas (2544.1) y 3ro. en ponches propinados (2360).
– Lanzó un juego de cero hit cero carreras en series nacionales el 19 de noviembre de 1991
– El 20 de diciembre de 2000 establece récord de 22 ponches propinados en juego contra Holguín, superando el anterior de Santiago “Changa” Mederos de 20 establecido en 1969, igualmente ese día estableció 105 puntos de Game Score (Puntuación del juego), record en Series Nacionales, que igualó el record de Game Score para un lanzador en la MLB, en poder de Kerry Wood lanzando para los Cachorros en 1998. Aclaramos lo de 9 innings, ya que José Antonio Huelga logró puntuación de 112 en un juego de la serie de Estrellas de 1969 cuando lanzó 20 entradas frente a la selección de Occidentales.
Faustino Corrales
Faustino Corrales
En 23 series nacionales, algo que se dice muy fácil pero es difícil de lograr, el pinareño ganó 172 juegos y perdió 135, con 124 juegos completos, 27 lechadas, 2360 ponches propinados, PCL de 3.29, WHIP de 1,31, y los bateadores promediaron .230 frente a sus envíos.
Aunque Faustino fue miembro del equipo juvenil al Campeonato mundial de Barquisimeto (1982), su llegada al equipo de los Grandes fue realmente demorada. Así lanzó en sólo tres eventos oficiales, los Juegos Panamericanos en Winnipeg (1999), la Copa Intercontinental en Sidney (1999) y el Campeonato Mundial en Managua (1994).
Pedro Luis Lazo Iglesias fue otro lanzador de velocidad, laborioso y de larga duración. Lazo nació el 15 de abril de 1973 en Pinar del Río, y lanzó para equipos pinareños desde 1991 al 2010, mientras que participó en las selectivas de 1992 a 1995. Su característica fue su velocidad, acompañada de una buena slider. Cuando el pinareño venía con control y dominio de sus lanzamientos, era simplemente imbateable, y era corajudo. Todavía le recuerdo lanzándole al temible y mejor designado de todos los tiempos, el dominicano David Ortiz, en el primer clásico con situación complicada y el Cuba ganando por escaso margen frente al equipo de República Dominicana. Personalmente no creía que Lazo lo fuera a dominar en esa situación, pues me equivoqué y para bien, Lazo le sirvió un ponche coronado con una slider que dejó a Ortiz pensando lo que no hizo. Así que tuvo excelentes actuaciones en Cuba y en la arena internacional, pero como todo ser humano también tuvo sus momentos de castigo, uno de ellos el jonrón de Antonio Pacheco con las bases llenas en un juego decisivo de serie nacional y el otro fue su pobre actuación frente al equipo norteamericano en el primer inning del juego decisivo de las Olimpiadas de Sidney (2000), pero como dije, cualquiera tiene malos momentos y si es un lanzador de tantas series nacionales y eventos internacionales, era muy natural que no siempre ganara. Así y todo, consiguió muchos lideratos en su carrera:
– Co-líder en lechadas (3) en la XXXIII Serie Nacional (1993-94)
– Líder en juegos completos (11) en la XXXIV Serie Nacional (1994-95)
– Líder en promedio de ganados (1000) en la XXI Serie Selectiva (1995)
– Líder en PCL (1.15) en la XXXVI Serie Nacional (1996-97)
– Líder en juegos ganados (15) en la XLI Serie Nacional (2001-02)
– Co-líder en juegos ganados (13) (empatado con Ciro Silvino Licea) en la XLIV Serie Nacional (2004-05)
– Líder en juegos iniciados (21), completos (12), entradas lanzadas (155.2) y co-líder en juegos ganados (12) (empatado con Carlos Yanes) en la XLV Serie Nacional (2005-06)
– Co-líder en juegos ganados (13) (empatado con Elier Sánchez) en la XLVI Serie Nacional (2006-07)
– Líder en juegos completos (7) y entradas lanzadas (147.1) en la XLVII Serie Nacional (2007-08)
Pedro Luis Lazo
Pedro Luis Lazo
En 20 series nacionales logró 257 victorias con 136 derrotas, con 184 juegos completos, 33 lechadas, 2426 ponches, PCL de 3.22, con WHIP de 1,21. Como fue un hacelotodo en el montículo, relevó 86 desafíos y salvó 20. Los bateadores promediaron .245 frente a los envíos de este astro del pitcheo.
Lazo fue igualmente uno de los lanzadores que más veces hizo el equipo Cuba. Antes de llegar a series nacionales había integrado el equipo nacional al Campeonato Mundial Juvenil en Canadá (1991). Luego se estrenó en los Juegos Panamericanos de Mar de Plata (1995), y participó en los de Winnipeg (1999) y Río de Janeiro (2007), en Copas Intercontinentales en la Habana (1995), Barcelona (1997), Habana (2002) y Taiwán (2006), en Juegos Centroamericanos- Maracaibo (1998) y Cartagena (2006), en Campeonatos Mundiales en Italia (1998), Taipei (2001), Cuba (2003), Holanda (2005) y Taiwan (2007), Juegos Olímpicos de Atlanta (1996), donde tuvo muy buena actuación, Sydney (2000) y Atenas (2004), y el I Clásico Mundial en San Juan y San Diego (2006). En la mayoría de estos eventos, Lazo fue factor de victoria del equipo Cuba.
El incansable Lazo, una vez retirado de series nacionales, recibió permiso para lanzar en el circuito mexicano de ligas menores.
El derecho Eliecer Montes de Oca Fleites fue otro lanzador villareño de eficacia. Hijo del también lanzador zurdo Aniceto Montes de Oca, al parecer se propuso ser lanzador como su padre, con la diferencia, que a nuestro modesto entender, Eliecer fue superior en su carrera. Como lanzador enseñó sus facultades tempranamente con el Cuba juvenil en el campeonato mundial de Quebec (1989). Se caracterizó por saber mezclar bien sus rompimientos con su recta. Cuando venía con control, batearle resultaba difícil. Eliecer nació el 28 de marzo de 1971 en Vueltas, Villa Clara. Jugó para el equipo de su provincia desde 1989 hasta 2007. En series nacionales alcanzó los siguientes lideratos:
– Líder en PCL (2.40) en la XX Serie Selectiva (1994)
– Líder en lechadas (5) en la XXXVI Serie Nacional (1996-97)
– Co-líder en juegos ganados (15) (empatado con Maels Rodríguez) en la XL Serie Nacional (2000-01)
Eliecer Montes de Oca
Eliecer Montes de Oca
En 18 series, ganó 136, perdió 91, completó 99 juegos, con 22 lechadas, PCL 3.57, WHIP 1.30, y le batearon para .256.
Integró la selección nacional a los Juegos Panamericanos en Mar de Plata (1995), y a los Juegos Olimpicos en Atlanta (1996)  y Sydney (2000).
Norge Luis Vera Peralta fue un lanzador derecho de precisión, con un exquisito control, e inteligencia para mover la bola y mezclar sus lanzamientos. Vera nació el 3 de agosto de 1971 en Siboney, Santiago de Cuba. De siempre lanzó para el equipo de su provincia, lo que hizo de 1995 a 2011. Su carrera se habría extendido más de no haber sido por un accidente que le invalidó para lanzar en lo sucesivo. Vera fue dominante, lanzador flemático, poco le importaba la gritería del Latino, se plantaba frente a los azules y los dominaba en los juegos decisivos. En su carrera fue:
– Líder en lechadas (8), ganados (17), PCL (0.97), jugador y lanzador más valioso de la XXXIX Serie Nacional (1999-2000)
– Líder en juegos completos (12) en la XL Serie Nacional (2000-01), líder (11) en la XLI Serie Nacional (2001-02), co-líder (7) (empatado con Yuneski Maya) en la XLVIII Serie Nacional (2008-09)
– Co-líder en lechadas (4) en la XLVIII Serie Nacional (2008-09)
– Lanzó juego de cero hit cero carreras el 21 de enero de 2001 en el estadio Nelson Fernández en juego entre Santiago de Cuba y Habana
Norge Luis Vera
Norge Luis Vera
En 17 Series Nacionales ganó 176 juegos y perdió 68, formidable promedio de .721. Completó 117 juegos, lanzó 37 lechadas, con 1272 ponches, PCL de 2.69, y WHIP de 1.15. Los bateadores rivales le batearon para .248 de promedio ofensivo.
Como todo un estelar del montículo, Vera integró muchas veces el conjunto nacional, como fue a los Campeonatos Mundiales en Italia (1998), Taipei (2001) y La Habana (2003), a los Juegos Panamericanos en Winnipeg (1999), Santo Domingo (2003) y Río de Janeiro (2007)., a las Copas Intercontinentales en la Habana (2002) y Taipei (2006), a los Juegos Olímpicos en Sidney (2000), Atenas (2004) y, Beijing (2008). Su más notable actuación fuera de Cuba la tuvo en el segundo encuentro del equipo Cuba contra los Orioles en el mismo Baltimore. En ese juego, iniciado por José Ariel Contreras, los Orioles pintaban para hacer muchas más frente a los lanzadores cubanos, pero se tropezaron con el control y precisión de Vera, quien los puso a comer de su mano hasta la novena entrada cuando Delino DeShields Sr. le disparó jonrón. Así y todo Cuba ganó ese juego con buena ventaja y Vera dominó a lo largo de gran parte de ese desafío.
José Ariel Contreras Camejo fue un estelar derecho, a quien en su momento le llamaron el Titán, apodo realmente merecido. Contreras fue de esos hombres de encaramarse en el montículo con 48 horas sólo de descanso y lograr victorias importantes para el equipo Cuba. Este pitcher pinareño nació el 6 de diciembre de 1971 en el municipio Sandino, Pinar del Río y debutó con el equipo de su provincia en 1993, con el que se mantuvo hasta 2003. Contreras se caracterizó por una buena velocidad y un tenedor que cortaba a cuanto pelotero se le enfrentaba. Al nivel de los torneos internacionales en que participó, fue el mejor en su época. Los lideratos logrados en series nacionales fueron:
– Líder en juegos iniciados (15) en la XXI Serie Selectiva(1995)
– Co-líder en juegos iniciados (17) (empatado con otros 3 lanzadores), ponches propinados (135), juegos ganados (14) y lanzador más valioso en la XXXVI Serie Nacional (1996-97)
– Co-líder en juegos iniciados (24) (empatado con otros 4 lanzadores) en la XL Serie Nacional (2000-01)
– Líder en PCL (1.76) en la XLI Serie Nacional (2001-02)
José Ariel Contreras
José Ariel Contreras
En 10 series nacionales logró ganar 117 y perdió 50, completó 76 juegos, lanzó 26 lechadas, con 1346 ponches, PCL de 2.82, WHIP de 1.25, y los bateadores promediaron .243 frente a sus envíos.
Contreras fue miembro de los equipos Cuba a las Copas Intercontinentales en La Habana (1995) y Barcelona (1997), los Juegos Centroamericanos en Maracaibo (1998), los Campeonatos Mundiales – Italia (1998) y Taipei (2001), los Juegos Panamericanos en Winninpeg (1999), los Juegos Olímpicos en Atlanta (1996) y Sidney (2000), la Copa Challenge en Edmonton (2002), y la Serie de las Américas en México (2002). Para recordar su pitcheo de relevo frente a los Orioles en la Habana (1999), realmente un trabajo impecable, pero no menos brillante fue su actuación en Winnipeg (1999) cuando venció al equipo norteamericano en el juego decisivo y con verdadero dominio.
Contreras en 2003 cuando participaba en evento en México, abandonó el equipo para cruzar frontera y luego ser contratado para lanzar en las Mayores, inicialmente con los Yankees y luego con los Medias Blancas de Chicago. Sobre su pitcheo en Grandes Ligas hablaremos en otra oportunidad. Todavía hoy día Contreras sigue lanzando en circuitos de ligas menores.
Ormari Romero Turcás fue lanzador santiaguero de 19 series nacionales, laborioso, dominante y de excelentes resultados en series nacionales. No era un supersónico, pero sabía lanzar una curva efectiva y movía la bola con habilidad ante los bateadores rivales. Ormari nació el 22 de febrero de 1968 en Seboruco, provincia Santiago de Cuba. De siempre jugó para el equipo de su provincia, de 1989 a 2008, mientras que en Selectivas lanzó para Serranos (1990–92) y Orientales (1993-95). Los lideratos logrados en series nacionales fueron:
– Líder en promedio de ganados (.750) en la XIX Serie Selectiva (1993)
– Co-líder en lechadas (3) en la XXXIV Serie Nacional (1994-95)
– Líder en ganados (6) en la XXI Serie Selectiva (1995)
– Líder en juegos completos (12) en la XXXVI Serie Nacional (1996-97)
Ormari Romero
Ormari Romero
De hecho Ormari hizo un buen dúo de lanzadores con su coterráneo Norge Luis Vera. Sus resultados de por vida fueron 194 juegos ganados con 124 derrotas, 122 juegos completos y 21 lechadas, 1280 ponches, PCL de 3.47, WHIP de 1.28, los bateadores adversarios le conectaron para promedio de .273.
Integró el equipo Cuba a los Juegos Olímpicos de Atlanta (1996), a la Copa Intercontinental en Barcelona (1997), a los Juegos Panamericanos en Winnipeg (1999), a los Campeonatos Mundiales en La Habana (2003) y Holanda (2005) y al Clásico Mundial en San Juan/San Diego (2006).
Yadier Pedroso González fue un lanzador derecho de efímera carrera en series nacionales. Logró lanzar en 9 series y despuntaba como uno de los pilares del equipo Cuba. Yadier nació el 9 de abril de 1986 en Guanajay, provincia Artemisa. Suponemos que mucho de su desarrollo se lo debió a su padre, el ex lanzador José Manuel Pedroso, puntal en los primeros equipos de la provincia Habana a finales de los 70 y en la década de los 80. Yadier se caracterizó por velocidad y variedad de lanzamientos, que cuando venía con control, resultaba imbateable. Debutó con el equipo Habana en la temporada de 2005-06 y se mantuvo con este conjunto hasta su desaparición, en 2011), luego lanzó para el nuevo equipo Artemisa en 2011-13. Lideró PCL (1.91) en la XLVIII Serie Nacional (2008-09), y en ponches propinados (128) en la LI Serie Nacional (2011-12).
Yadier Pedroso
Yadier Pedroso
En 9 series nacionales logró 76 victorias con 47 derrotas, 18 juegos completos y 4 lechadas, 877 ponches, PCL de 3.23, WHIP de 1.26, los bateadores adversarios promediaron para .243 frente a sus envíos.
Varias veces hizo equipos Cuba, como fue al Campeonato Mundial Juvenil en Taipei (2004), los Juegos Centroamericanos en Cartagena de Indias (2006), los Clásicos Mundiales en Puerto Rico-San Diego (2006), México-San Diego (2009) y Japón (2013), los Juegos Olímpicos en Beijing (2008), la Copa Intercontinental en Taichún, Taipei (2010), los Juegos Panamericanos en Guadalajara (2011) y las Copas Mundiales en Italia (2009) y Panamá (2011).
Lamentablemente otro accidente de tránsito se llevó a Pedroso el 16 de marzo de 2013 en la autopista de la Habana. Su auto chocó violentamente con un camión.
Algunos lectores de estos artículos pueden no estar de acuerdo en la no inclusión de algunos lanzadores, como Carlos Yanes, Modesto Verdura, Osvaldo Duvergel y otros más. Pienso que Yanes y Verdura merecen artículos por separado debido a sus hazañas, uno en los panamericanos de Sao Paolo, y Yanes por su longevidad en el pitcheo. No obstante, dejo abierta la sugerencia para otros pitchers que Uds. consideren necesario incluir.
En otro artículo hablaremos del trabajo de los lanzadores cubanos en las Grandes Ligas.
Bibliografía consultada
Cubaencuentro. 2004. Los peloteros Morales, Cañizares e Ibar suspendidos por supuestas intenciones de fuga.http://arch1.cubaencuentro.com/deportes/noticias/20040116/8c33f6e95d79f576dc678e13758d3b92.html
Cuban-play.com. Actuacion de por vida en Series Nacionales. http://cuban-play.com/estadisticas/de-por-vida-series-nacionales/
González Eduardo. Volver a Ibar. http://oncubamagazine.com/deportes/volver-a-ibar/
Romero Esteban. (Inédito). De la historia del béisbol en Cuba –Esbozos biográficos de destacados peloteros cubanos.
3ra Parte y Final: Los mejores lanzadores cubanos en Series Nacionales 3ra Parte y Final: Los mejores lanzadores cubanos en Series Nacionales Reviewed by Daniel de Malas on jueves, enero 07, 2016 Rating: 5

10 comentarios

  1. el mejor fue braudilio binent y en los ultimos tiempos fue pedro luis lazo

    ResponderEliminar
  2. Pienso,q debe estar entre estos que se han publicado,adiel palma,ciro cílvino licea, y hay otros,con resultados muy sobresalientes en eventos internacionales q jamás se pueden olvidar,como Yadel Marti,lo q hiso en clásico 2006,y con muchísimo resultado internacional,dany betancourt igual,a pesar de sus lesiones,viyo odelin,

    ResponderEliminar
  3. Excelente Seleccion, que pueden incluirse otros nombres, quizás según el peso de cada uno de ellos en la pelota cubana, pero lo que debe reconocerse al autor es que todos los que están lo merecen, de este magnífico trabajo se puede decir que son estos y algunos más, pero no que hay qué quitar a uno para poner a otro.

    ResponderEliminar
  4. maels rodriguez deberia estar entre los mejores lanzadores de cuba.

    ResponderEliminar
  5. poca suerte para los holguineros osvaldo fernandez y rafael castillo pienso deberian estar en este listado

    ResponderEliminar
  6. Una pregunta al autor, ?como fue que Carlos Yanes logro 239 victorias jugando con la Isla y la mitad de sus juegos en el Labra? Parece que para tamaña azaña no hace falta ser buen pitcher.
    Ciro Silvino es el 5to en ganados,
    ej. Pedroso que en paz descanse fue un buen lanzador pero ni el ni Montes de Oca estan mejor ubicados que Yanes y Ciro.

    ResponderEliminar
  7. Buena seleccion
    Quizas se pudo incluir a Carlos Yanez sobretodo por su perseverancia
    Por favor el que menciono a Ciro Silvino muchas victorias por su longelividad pero no ganaba el juego bueno y sino miren su records en play off

    ResponderEliminar
  8. Buena seleccion
    Quizas se pudo incluir a Carlos Yanez sobretodo por su perseverancia
    Por favor el que menciono a Ciro Silvino muchas victorias por su longelividad pero no ganaba el juego bueno y sino miren su records en play off

    ResponderEliminar
  9. Falta maels Rodriguez.....q fue mejor q contreras, vera e ibar en el momento que los 4 coincidieron...

    ResponderEliminar
  10. Ayer veía lanzar al Maels de hace 16 años, muy bueno, fue una estrella fugaz de la cual me propongo escribir dentro de poco. Yanez, es cierto, perseverancia. Lamentablemente nunca le vi a Silvino esa clase extra, quizás me equivoque, pero también podemos incluirlos en el grupo de los perseverantes al haber lanzado en 22 series. Coincido con los que dicen que no ganaba el decisivo. Adiel Palma tuvo PCL cerca de 4, WHIP de 1.46, alto, y ganó 139 y perdió 165. Dirán que por haber lanzado con el Cienfuegos, es posible. Agradezco todos los comentarios y les invito a que visiten nuestro blog https://deportescineyotros.wordpress.com/. Seguiremos escribiendo sobre la historia de nuestra pelota en general. Saludos, Esteban

    ResponderEliminar

Post AD