Header AD

3ra Parte: Hazañas inusuales pero ciertas del 2015 en Series Nacionales

José Adolis García fue el único bateador en 576 partidos de ronda regular con excepcionales numeritos
Por Yirsandy Rodríguez

En mis dos partes anteriores abordé los momentos más insólito e inusuales en la campaña de carácter general.

Esta vez, para concluir el extenso compendio de hechos relevantes de 2015, les tengo la selección individual en las categorías de la ofensiva y el pitcheo.

Espero lo disfruten, pues intenté plasmar las más espectaculares pinceladas que estallaron en cada jornada beisbolera.Para ustedes aquí:

Las historias del bateo y el pitcheo más inusuales pero ciertas de 2015

Mi primera historia encierra toda una cadena de sorprendentes jornadas de un talentoso jugador llamado José Adolis García. 
Él tiene todas las herramientas para jugar y convertirse en una súper estrella, aunque aún tendrá que lidiar con ajustes.

Más, realizó hazañas increíbles con el madero, tanto que me convenció para apostar a colocarlo como mi primera historia.

En 2015, García fue el único bateador en 576 partidos de ronda regular en tener al menos un desafío con los siguientes numeritos duplicados: anotadas, dobles, triples, jonrones y bases robadas. Simplemente excepcionales actuaciones que lo encierran con mis galardones de lo mejor del año.
Ariel Borrero. Foto: Alex Castro
Ariel Borrero es el primer bateador con 2000 imparables y 400 dobles o más en todos los tiempos del béisbol cubano.Foto: Alex Castro
El 27 de octubre, Ariel Borrero, el mítico número 53 de Villa Clara, sonó su jit 2000 ante el zurdo avileño Ariel Ricardo, en el cuarto acto del compromiso celebrado en –su casa– el parque Augusto César Sandino. Se convirtió así en el jugador 19 que irrumpe en la prestigiosa estampilla en 54 años de béisbol revolucionario.

Pero no fue hasta el 24 de diciembre que la ‘proeza’ cobró niveles superiores cuando Borrero alcanzó el doblete 400 a costa de otro zurdo, Javier Vázquez, en duelo vistiendo la franela de los Tigres de Ciego de Ávila.

Resulta que “el remolcador”, pasó a los libros de records como el primer bateador con 2000 imparables y 400 dobles o más en todos los tiempos del béisbol cubano.

En tanto, el único bateador que amenaza entrar en el selecto club estrenado por el jugador de 43 años, sería el estelar antesalista isleño Michel Enriquez, quien necesitará 100 jits, pues él comanda los dobletes en clásicos cubanos con un total de 410.
Yosvani Alarcón
Yosvani Alarcón sorprendió a todos con su poder. No por ser ocasional, para nada, sino que cada vez tiene más capacidad con el madero para realizar faenas impresionantes dentro del diamante. Pero él posee además, algo que no suelen tener muchos receptores, es la velocidad.

Con esa herramienta se consolidó el pasado año como el único bateador en conectar tres jonrones en un partido –por segunda ocasión en su carrera–, y además tener al menos un desafío con cuadrangular dentro del parque.

Y precisamente su velocidad, a veces desmedida, ha provocado otras acciones no muy comunes, más bien poco positivas.

Lamentablemente, gracias a su corrido desmedido jugando como refuerzo de Artemisa, el 22 de febrero del pasado año fue out tres veces en home durante una doble cartelera enfrentándose a Industriales en el Latinoamericano.

“Pero hay más”. En esa semana y los siguientes 6 juegos, él fue pescado en 9 chances intentando alcanzar una almohadilla adicional, que en efecto le fue imposible. Los outs fueron 5 en el plato, dos en segunda y dos en tercera.
José Ángel García. Foto: Ricardo López Hevia
El taponero de Artemisa, y de Cuba, José Ángel García, es uno de los pocos relevistas que ha transformado cada una de sus salidas autoras de records. Foto: Ricardo López Hevia
El derecho, a quien apodan “el barbero”, y “el chincha”, prevaleció con sus 21 rescates en 2015, para una suma de 198, con la magia inigualable de convertir cada uno de ellos en un record más.

Además, en su campaña número 18, ha obtenido resguardar 34 blanqueadas, para gobernar como líder absoluto dejando atrás al villaclareño Yolexis Ulacia con 28.
Carlos Tabares. Foto: Ismael Francisco
Carlos Tabares ha disparado batazos de vuelta completa ante todos los equipos menos Mayabeque y Artemisa. Foto: Ismael Francisco
Otra historia curiosa resultó ser el jonrón 100 del jardinero de Industriales, Carlos Tabares.

En su vigésimo cuarta temporada, el experimentado guardabosque capitalino –que siempre ha vestido el traje azul– alcanzó su añorada cifra el 5 de septiembre de 2015, en el Latinoamericano, tras una espera de 8 meses y 13 días desde su jonrón número 99.

“Lo curioso viene a continuación”. Tabares bateó su primer bambinazo dentro del terreno, y su primero a las gradas, ambos ante lanzadores con apellido Manso, Jesús (de Villa Clara) y Ramiro (de Isla de la Juventud), respectivamente.

Y el estacazo del centenario lo sopló ante Jonathan Carbó, también serpentinero de Isla de la Juventud.

Ha disparado batazos de vuelta completa ante todos los equipos menos Mayabeque y Artemisa. Y en todos los estadios cabeceras, menos en el José Ramón Cepero, pues de los jonrones que cuenta contra Ciego de Ávila, uno fue como visitante pero en el parque Paquito Espinosa de Morón.
Alexander Malleta. Foto: Isamel Francisco

El 17 de septiembre de 2015, Alexander Malleta escribió historia con letras mayúsculas para el béisbol en la capital.

Con un vuelacercas ante el zurdo santiaguero Edialbert Valentín, dejó atrás la marca de 221 cuadrangulares impuesta por Pedro Medina, desde 1987, para dominar a los jonroneros capitalinos en todos los tiempos.

Lo increíble pero cierto de esta hazaña tiene que ver en como Malleta tejió el camino venciendo escala por escala, todas ante serpentineros holguineros.

El 13 de enero de 2008, le pegó su jonrón 100 al zurdo Aroldis Chapman. Un 29 de diciembre de 2013, sacudió el 200 contra Carlos González. En tanto, el 220 fue a costa de Maikel Sainz.

Yulieski Gurriel va camino, quizás, a la temporada ofensiva más demoledora de su carrera, y a obtener el campeonato de bateo con mayor average en la historia de la pelota cubana.

Mientras, entre tantos colosales batazos y enfrentamientos casi perfectos, el 14 de octubre, en cinco turnos contra los envíos de los lanzadores de Mayabeque, logró empujar la carrera de la ventaja y dos veces la del empate. Fue el único jugador en todo el año con dichas piezas de bateo.

Nadie comenzó la 55 Serie Nacional con peores números con corredores en posición de anotar, que el receptor de los Cachorros, Franklin Aballe.

Sin embargo, el 11 de octubre cobró el protagonismo que no pudo establecer luego de remolcar su primera carrera (con corredores en base) en su tercera serie del año. Pues, molió a truenos el pitcheo de los Gallos en esa jornada. Bateó de 4-3, remolcó 7 compañeros, y pegó de 6-6 con corredores en posición de anotar. Aunque lo más relevante resultó él solo fabricó más carreras que las de 11 equipos ese día.

Para escuchar de hechos inusitados solo tienes que estar cerca de un terreno de béisbol, siempre hay algo especial.

Como sucedió con Giorvis Duvergel el 15 de septiembre, a quien los lanzadores de Cienfuegos no le tiraron nada cerca con lo que él se sintiera cómodo para poner la bola en juego. Se paró a comparecer cinco veces y en todas recibió boleto, suceso que no se repitió ni en 2014 ni 2015.

El Game Score, o puntuación del partido para el lanzador, no es una estadística registrada usualmente en la Serie Nacional. A mí me fascina, pues siempre que le doy una evaluación a un lanzador o jugador, a base de fórmulas para determinar quién fue más efectivo, me motiva. Tanto es así, que buscando me encontré algo paradójico pero cierto.

La jornada del 21 de octubre fue decisiva para el registro del Game Score, pues Frank Monthiet, lanzó por Industriales contra Camagüey en el Latino, la mejor apertura cuantificada en la presente edición 55. Logró (84) puntos, gracias a 8 capítulos en blanco, donde permitió solo dos jits, y ponchó a 6 rivales sin regalar pasaportes.

Tan rápido como a la par, esa misma noche en el Capitán San Luis, ya se había sumado la peor de todas… increíble… Ya que a Raymel Pérez, Pinar del Río lo dejó con (7) puntos en su apertura, tras solo sacar un out y tolerar 7 carreras limpias.

Y si hablamos de aperturas a la altura de súper estrellas, hay que mencionar la de Ernesto Hernández, el primero de septiembre ante Guantánamo. Hernández, durante ocho capítulos y (24) turnos del oponente no admitió jits, y no pudo ganar. Después de tener que abandonar la lomita, y Julio Pablo Martínez, le empalmó un bambinazo al relevista Luis Ángel Gómez, que dejó en el terreno a los Sabuesos.

Fue la segunda ocasión en la historia de los Indios, desde el 17 de abril de 2002, que alcanzan ganar un partido con un hit, y que ese incogible haya sido un jonrón. La hazaña anterior fue de Jesús Ruíz, quien le botó la pelota a Maels Rodríguez, de Sancti Spíritus, en la tercera entrada, el único que logró esa noche la tanda que comandaba Oscar Rodríguez.
Lourdes Gurriel Junior

¡Hijo de gato, caza ratón! He escuchado ese refrán por años, pero no es muy común verlo en el béisbol. Bueno, si tienes como seguir a Lourdes Gurriel Junior, creo que si se puede. El menor de los hijos de legendario bateador Lourdes Gurriel, tiene en su madero el poder, y en su actitud la capacidad de pegar batazos similares a su padre, en momentos de presión. El Junior, fue el único bateador en 2015, capaz de asumir turnos con las bases llenas y desaparecer la pelota por todas las bandas, eso en 4 oportunidades. Los jonrones fueron ante los siguientes lanzadores: Freddy Asiel Álvarez (lanzando con PRI), Yordanis Menéndez (VCL), Juan Ruiz (CMG), y Yoalkis Cruz (LTU); las dos primeras veces como visitante, y luego en casa.

La ausencia en la pasada postemporada de los 4 grandes de la pelota cubana, y el descenso de algunos equipos en los últimos años, ha cambiado un tanto el panorama de las series más acogedoras en el presente. Una de ellas, resulta ser el duelo entre Tigres y Cocodrilos, sin dudas de las mejores para ver.

Matanzas lideró el enfrentamiento en 2015, por 8 victorias a 4. Y además, una racha de cinco éxitos al hilo. Pero lo más significativo transcendió en la barrida del 21 al 23 de octubre, que hilvanó la tropa de Víctor Mesa.

El poco barraje ofensivo de los Tigres propició tal decisión. De manera colectiva dejaron a (71) corredores esperando remolque en posición anotadora, (45) de esos en el tercer desafío durante 12 capítulos.

En el orden individual, Yoelvis Fis, quien llegó etiquetado como el líder empujador del certamen, cargó con los deshonores, pues se fue de Matanzas con una cifra combinada de 9-0 en los tres choques. Tal fue la repercusión de esa disputada serie, que Fis terminó la etapa regular con un slum de 14-0.

Tomado de RadioRebelde
3ra Parte: Hazañas inusuales pero ciertas del 2015 en Series Nacionales 3ra Parte: Hazañas inusuales pero ciertas del 2015 en Series Nacionales Reviewed by Daniel de Malas on miércoles, enero 06, 2016 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD