Header AD

Jon Jay y su propio viaje a la semilla.

Por Francis Romero.

Si un rostro no era de los más connotados en la última visita de la delegación de MLB a La Habana, ese era el de Jon Jay. Sin embargo, e irónicamente, entre los jugadores que vinieron a Cuba, solo él y Miguel Cabrera han podido conquistar un anillo de Serie Mundial.

El jardinero central expresó sentirse muy feliz de visitar su país de descendencia latina, pues su padre y abuelos nacieron en Cuba. Para Jay lo más importante era ser parte del momento histórico que se está viviendo.

“Bueno, tú sabes esto es historia. Es la primera vez en muchos años que nosotros estamos aquí con la asociación de los jugadores y con MLB. Estamos muy contentos de estar aquí, porque como decimos la pelota es el lenguaje común aquí y también vinimos a ayudar con los niños de la pelota y eso es el futuro de la pelota y del mundo también”.

Entre la multitud y atropello de personas en la sala de conferencia de prensa del Hotel Nacional, le hice una pregunté si creía que la visita de MLB a Cuba era solo una conversación o podía ser un cambio real y me confesó: “Creo que nosotros estamos aquí. Eso es un cambio grande. Vamos a ver que es lo que pasa de aquí en adelante pero yo creo que esto va a ser positivo. Y bueno como estábamos hablando, estamos aquí por los niños, por la gente. Nosotros sabíamos que fanáticos había aquí. Lo principal es que estamos para representar la unión, la asociación y a los jugadores de 
MLB”.

En 6 años como profesional y jugador de nivel MLB, el 2015 fue la peor temporada para Jon Jay. Él dejó una pobre linea ofensiva de 210/306/257, con solo 7 extrabases y 10 impulsadas. El jardinero central solo jugó 79 juegos, cifra más baja de su carrera, promediando menos 0.2 WAR o por ciento de Victorias sobre el Reemplazo. Esta irregular temporada propició que la gerencia de los Cardenales desechara a Jay de su hoja de planes futuros y lo enviara a San Diego en cambio por Jedd Gyorko: 

“Yo tuve un gran equipo en mi vida: San Luis, jugué dos Series Mundiales y tuve la oportunidad de ganar una. Este cambio será bueno para mí pues tengo una oportunidad ahora en San Diego donde espero ir y hacer cosas buenas”.

No obstante, Jay recordó su estancia en San Luis como algo grandioso tras la Serie Mundial ganada en 2011: “Ser campeón mundial es un sueño de niño. Y más esos juegos. El juego seis con David Freese empatando el juego y ganando el juego con el walk off, es algo que todavía yo no sé si ocurrió o no. Es una cosa que voy a tener conmigo el resto de mi vida”.

El descendiente de cubanos dijo sentirse confiado de que las negociaciones entre la MLB y la Federación Cubana de béisbol llegaran a feliz puerto por el beneficio de ambos federaciones. Además del talento cubano y de los niños. 

“Hay talento aquí. Hay niños que ahora mismo un día van a hacer grandes cosas y eso. En los Estados Unidos hay muchos jugadores de descendencia cubana como yo, de padre cubano y abuelo cubano”.

Jon Jay, nacido en Miami, y elegido por los Cardenales en la segunda ronda del draft en 2006, se siente esperanzado y consciente de las posibilidades del béisbol cubano en Grandes Ligas. De existir un posible acuerdo entre ambos gobiernos y ambas federaciones, el impacto del béisbol cubano se multiplicaría sustancialmente.

“Si, me hablaron mucho de la historia del béisbol cubano y se ve, en los últimos cinco años muchos cubanos han jugado Juegos de las Estrellas y Series Mundiales y todo el mundo lo sabe” destacó Jay.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/deportes/beisbol/article51193010.html#storylink=cpy
Jon Jay y su propio viaje a la semilla. Jon Jay y su propio viaje a la semilla. Reviewed by Ariel de Malas on miércoles, diciembre 23, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD