Header AD

Serie Nacional: Solo queda el desorden

Yoalkis Cruz consiguió el importante triunfo de los Leñadores.Foto: Juan Moreno
Por Raiko Martín

Las Tunas logró conservar la ventaja con que partió en su juego sellado con Guantánamo, se impuso con comodidad a orillas del Guaso, y ese desenlace se unió al triunfo in extremis de Pinar del Río en Granma para dejar sin espacios el tren al segundo tramo de la actual campaña beisbolera.

El gran beneficiado de la jornada sabatina —además de los elencos vencedores— fue el buque de los Piratas de la Isla de la Juventud, pues sin disparar un cañonazo consiguió una vez más superar el primer corte del campeonato. La gran perdedora, en cambio, fue la tribu de los Indios, que necesitaba la victoria para sostener sus aspiraciones, y terminaron probando la peor cuña de su mismo palo.

Muchos entusiastas se reunieron en el graderío del Van Troi con los sueños a cuestas, pero apuraron el paso de salida cuando Vismay Santos, nacido por esos lares, despachó en el octavo acto un cuadrangular de tres carreras que sonó a tiro de gracia. Minutos antes, el derecho Pedro Agüero había estado muy cerca de colgar un cero de leyenda cuando tuvo las bases llenas sin outs, pero el novato Rubén Paz le fletó par de carreras con cañonazo cerca de la intermedia.

Todo lo anterior dejó en el plano anecdótico el solitario vuelacercas de Giorvis Duvergel, pues el derecho Yoalkis Cruz se las arregló para mantener la ventaja a buen recaudo y apuntarse el importante triunfo que pone al equipo por primera vez entre los ocho primeros desde que se instauró la vigente estructura.

No muy lejos de allí, en el cuartel general de los granmenses, se vivió un excelente duelo monticular que necesitó la regla IBAF para definir un vencedor. Tanto Yaifredo Domínguez como Lázaro Blanco, ambos en funciones de relevo, lograron mantener a raya a las artillerías rivales, y el juego llegó empatado al límite cuando los anfitriones, ya frente al cerrador Liván Moinelo, lograron anular la mínima ventaja establecida por el solitario cuadrangular del Donal Duarte abriendo el séptimo episodio.

En el inning 11, los pativerdes aprovecharon un costoso error del paracortos Eduardo Ortega para quebrar el abrazo, y sumaron otra más con el hit impulsor de Julio Alberto León. Moinelo, con un ponche incluido, liquidó todo intento de cambiar la historia.

Visto esto, se cerró el cuadro de ocho candidatos al trono con Ciego de Ávila (30-12), Industriales (30-14), Granma (28-17), Pinar del Río (24-15), Las Tunas (26-17), Holguín (26-19), Matanzas (25-19) y la Isla de la Juventud (25-20), pero aún no hay definición en el ordenamiento por el cual se regirá el proceso de selección de refuerzos.

Por delante quedan siete desafíos —contando el que sostuvieron hoy Las Tunas-Pinar del Río en el bosque de los Leñadores— y no se sabe a ciencia cierta qué equipo terminará como líder de la fase, ni cuál tendrá la oportunidad de elegir primero para fortalecer su nómina.

En una situación idílica, en la que los más occidentales lograran vencer en sus seis partidos pendientes, se produciría un triple empate en la cima con Ciego de Ávila e Industriales, todos con 30 triunfos en su cuenta. Y en ese caso, por los resultados entre los involucrados, los capitalinos serían primeros, ya que dominaron al resto en las subseries particulares. Por detrás quedarían —atendiendo al mismo criterio— pinareños y avileños, en ese orden.

Ese escenario también dejaría gran peso sobre el cruce entre Las Tunas y Matanzas, el último del cronograma de recuperación. Si se imponen los Leñadores, entonces les sacarían una nariz a sus vecinos de Holguín, y la última posición correspondería a los Cocodrilos, quienes fueron barridos por los pineros. Si sucede lo contrario, los pineros cerrarían el lote, se produciría un triple empate entre tuneros, holguineros y yumurinos, pero ese sería el ordenamiento de estos atendiendo a los desenlaces entre ellos.

Pero esta es una de las no pocas combinaciones de resultados posibles, y que terminarán aclarando poco a poco el panorama. Una de ellas es que los Tigres avileños logren dos triunfos en los tres pleitos con los pinareños y, además de asegurar el liderazgo, establecerían una nueva cota de éxitos en una primera etapa bajo esta estructura, que actualmente es de 31 y está en poder de Matanzas.
Serie Nacional: Solo queda el desorden Serie Nacional: Solo queda el desorden Reviewed by Daniel de Malas on domingo, noviembre 29, 2015 Rating: 5

2 comentarios

  1. saludos,esta es la cuarta ocasion que las tunas estara entre los 8 primeros,3 con ermidelio con esta y una con gordo que quedo en el sexto su mejor posicion,favor documentense bien al escribir,gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  2. saludos de nuevo,si ya entendi que se refiere a esta de que solo quedan 8 de los 16,disculpen pero es que no le veo mucha diferencias a la otra y las dos estructuras son pesimas a mi criterio,hace falta mucho mas para elevar el techo de la pelota en cuba pero seria algo muy extenso,eso rewquiere un tratamiento seguido e intensivo,geracias y saludos de nuevo.

    ResponderEliminar

Post AD