Header AD

Carlos Martí: 'No me gusta el equipo que han hecho para el Premier 12'


Por Yunel Hernández Batista
 
Ante la proximidad del torneo Premier 12 de béisbol el tema de la pelota se vuelve recurrente en el más inesperado escenario. Aquí, según dicen los entendidos, hasta debajo de una piedra te sale un pelotero, sin embargo, por disímiles causas para muchos la disciplina en Cuba, desde hace algunos años, vive sus momentos más amargos.
Aprovechando la tregua que ofrece el campeonato local conversamos con uno de los más experimentados manager de la pelota en Cuba, uno de los pocos que ostenta más de mil victorias en Series nacionales y selectivas con los equipos Ganaderos, Mineros, Orientales y Los Alazanes de Granma.

Carlos Martí Santos, es un hombre de poco hablar, de andar pausado y a sus 66 años de edad le sabe a un terreno de béisbol, como se dice en Cuba, hasta dónde el jején puso el huevo.
 
Por segundo año consecutivo Los Alazanes de Granma se ubican entre los equipos más ganadores de la Serie Nacional y clasifican para la segunda etapa del certamen. Martí Santos expresa dónde ha estado centrada la estrategia del cuerpo de dirección.
 
“Lo principal ha sido agrupar al colectivo, lograr que los muchachos te jueguen cada partido con deseo y hacer una adecuada preparación, que es lo que siempre hemos intentado, fortaleciendo los aspectos de juego donde más debilidades tenemos.
 
“Tú sabes que nosotros a la defensa teníamos grandes problemas, en esta serie no ha sido así. Eso responde al trabajo de nuestros entrenadores, porque trabajamos en equipo, junto a la madurez de los atletas, y eso ha permitido que estemos ahí, entre los mejores equipos de Cuba.
 
“Este año nuestras fortalezas han sido la defensa y el pitcheo, la ofensiva ha sido nuestro punto débil, pero recuerden que hemos jugado esta primera etapa del campeonato sin Alfredo Despaigne, el mejor slugguer de la pelota Cubana, que como todo el mundo sabe estaba participando en la Liga profesional de Japón.
 
“Aún así, estamos entre los equipos que más partidos ganaron en esta etapa”.
 
Antes del reinicio de la Serie se producirá la selección de los refuerzos de los equipos clasificados. ¿Cómo pretende el cuerpo de dirección de Los Alazanes fortalecer el róster del equipo?
 
” Nosotros tenemos bien definidos donde están las áreas que hay que fortalecerse.
 
“Hemos pensado en un receptor, porque sin dudas Alexánder Guerra es un prospecto, un muchacho con unas condiciones tremendas y nos ha servido de mucha ayuda en las victorias que hemos alcanzado, pero necesitamos un catcher de más experiencia.

Tenemos que buscar un jugador de cuadro, pero debe ser un utility, un hombre que se pueda desempeñar en tercera, en segunda base y si es posible en el campo corto, aunque a la defensa creo que con Adrián Moreno, nosotros tenemos esa área garantizada.

En los jardines pretendemos buscar un jugador sobre todo que sea ofensivo y fortalecer el pitcheo con un par de lanzadores, sobre todo, que los podamos utilizar como relevistas, que puedan preservar las posibles victorias del equipo.

Eso es lo que hemos estado hablando con el resto de los miembros del colectivo de dirección, y pensamos que por ahí deben estar los refuerzos, un receptor, un jugador de cuadro, un jardinero y dos lanzadores.

En la serie anterior muchos entendidos criticaron a Carlos Martí porque a la hora de escoger los refuerzos no pidió jugadores establecidos, prefirió a jugadores jóvenes, haciendo la excepción con Yulexis La Rosa, el receptor de los azucareros de Villa Clara. Mantendrá este año esa misma estrategia?

“Mira lo que sucede es que escoger los refuerzos es una caja de sorpresa, el año pasado pedimos a esos refuerzos porque era lo que quedaba y vamos a partir de que estoy en contra de estar pidiendo refuerzos. Te soy sincero. La Serie tiene que jugarse con los peloteros de cada territorio y después que venga una selección y que venga lo que venga, pero tiene que jugarla cada equipo con las potencialidades que tenga.

“Te repito que es una caja de sorpresa, el año pasado Yordanis Alarcón, el tunero, y La Rosa nos ayudaron bastante, pero el resto de los refuerzos no pudieron aportar al resultado del equipo.

“Creo que hay que esperar a que llegue ese momento, y ver qué tenemos disponible, y de lo que haya, escoger lo mejorcito que pueda ayudarnos.

“Lo otro es seguir preparándonos aquí en la provincia, tenemos casi un mes para entrenar y efectuar algunos juegos contra Holguín y Las Tunas, que van a servir para mantener el estado físico de los peloteros.

Cuba asistirá al Premier 12, un torneo que se vislumbra como de mucho rigor por la calidad de los equipos participantes. Las selecciones asiáticas se han preparado muy bien, Canadá y Estados Unidos van con prácticamente la misma nómina que llevaron a los Juegos Panamericanos y que vencieron al conjunto cubano. ¿Qué criterio le merece la selección hecha para integrar el equipo Cuba?

“Te soy sincero, a mi no me gusta el equipo que han hecho para ir a ese evento. Así, te soy categórico.

“Mi criterio es que han dejado fuera a muchos peloteros que están en mejor momento y han tenido en esta serie un mejor desempeño que algunos que aparecen en la nómina, sobre todo, en el área del pitcheo.

“No quiero mencionarte nombres porque sería poco ético de mi parte, pero estamos equivocados llevando lanzadores que están acostumbrados aquí a trabajar cada cinco o seis días y en un torneo de estas características no te da tiempo a rotar el pitcheo.

“Considero que con esa selección, Cuba va a pasar trabajo para lograr un resultado importante, porque como tú decías, están los asiáticos, los norteamericanos y algunos países latinos que aunque no lleven a sus primeras estrellas que juegan en la MLB, tienen calidad.

“Reconozco que hoy no tenemos, como en años atrás, una cantera inmensa de peloteros de calidad como para ir a un Premier. Pero te pongo otro ejemplo, ese equipo no lleva a un segunda base natural, una posición importantísima y así por el estilo, ahí no se puede ir a improvisar.

Hoy no solo estamos escasos de buenos peloteros, también escasean los buenos manager. En sus momentos de reflexión, se ha preguntado por qué nunca lo han llevado a dirigir un equipo Cuba.

“Me lo he preguntado y he tenido la respuesta siempre que me he hecho esa misma pregunta. Mira, desgraciadamente todavía en nuestro país existe el fatalismo geográfico y los que dirigimos para esta parte del país somos menos vistos.

“Creo que no es solo mi caso, es también en el caso de los atletas, un jugador de esta parte pasa más trabajo para llegar al equipo Cuba que uno de occidente.

“Los que dirigen la pelota sabrán porque lo han hecho, unas veces cuenta el resultado y otras veces no.

Poco a poco han ido desapareciendo del espectro del béisbol mentores experimentados, que dieron a Cuba los mejores resultados en eventos internacionales. ¿Qué ha pasado?

” Recuerda que te hablé al principio de Héctor Hernández, Eduardo Martín, Jorge Fuentes, Miguel Borroto… Ellos están ahí y de esa generación yo soy el único sobreviviente, el único de aquella época que sigue dirigiendo.

“Aquí hacen mucho daño las decepciones, el mal tratamiento dado por quienes han estado en su momento al frente del béisbol, esas personas que te mencioné están ahí, ninguno ha abandonado el país, han sido fieles a la Revolución que los formó, pero han querido olvidarse de ellos y hoy su experiencia y su sabiduría, sus estudios nos están haciendo mucha falta.

“Junto a Jorge Fuentes estuve en el equipo de dirección del Cuba por cinco años, a finales de los años 80 hasta la Olimpiada de 1992, y esa generación de equipos llegó a ganar más de 100 partidos en eventos internacionales. Ahí estábamos junto a Luís Enrique González (Kiki) y Jorge Hernández.

“Somos viejos, es verdad, los años han pasado pero no se la verdadera razón que ha hecho que en Cuba el pensamiento sea otro. Cuando te pones a analizar en los otros países, los manager de selecciones nacionales son personas de experiencia, que han madurado con los años, de 60 y hasta de 70 años.

“Tú ves que aquí ahora para ser manager tienes que haber sido jugador, la teoría de antes de formar directores se perdió y esa puede también ser una de las causas de los resultados que hemos tenido a nivel internacional.

“Aquellos que te mencioné hace un rato bien pudieran estar hoy ligados al béisbol y ninguno está. De aquella generación de viejos solo quedo yo.

“No creo que la pelota en Cuba esté en una crisis como algunos dicen, hemos perdido mucha calidad y una de las causas es esa, la de los directores empíricos. Pero hay más, te digo por ejemplo que otra causa es las deserción, la falta de implementos deportivos para jugar, el mal trabajo en las categorías inferiores; éste es un país donde el resto de las categorías tienen muy pocos juegos, y así no puedes desarrollar peloteros, ni peloteros ni directores.

“Te puedo decir, en Cuba ya no se juega béisbol, y me preocupa que el fútbol nos ha invadido todos los espacios. Tú sales un fin de semana a pasear, a caminar, y te encuentras las áreas deportivas con los muchachos jugando fútbol y los terrenos de pelota vacíos. No tengo nada en contra de ese deporte, porque incluso me gusta el fútbol, pero la pelota forma parte de nuestra idiosincrasia, de lo nuestro, y no podemos dejarlo perder, pero al paso que vamos creo que está en peligro.

Ante la ausencia de una escuela o un curso de formación para nuevos directores de béisbol en Cuba, ¿no ha pensado usted en preparar su relevo?

“Siempre hemos estado en la mejor disposición de dar nuestra experiencia a los más jóvenes, en ayudar a los que se inician en esta difícil tarea, porque para ser un director de un equipo de béisbol, hay que llevar de la mano muchos poquitos.

“Sería muy lindo formar a personas jóvenes que quieran meterse en este mundo, pero no podemos pensar de primera mano en la Serie nacional, hay que empezar por abajo, por los escolares, los juveniles y después con un poco de experiencia y si se tienen los resultados, entonces llegar a la Serie nacional, sino estamos cometiendo los mismos errores de los que hablamos hace un rato.

Los atletas con los que he conversado me dicen que usted es una persona de carácter, quizá un poco duro, que es demasiado exigente. Sin embargo, he visto que la relación de Carlos Martí con sus atletas es muy buena, existe camaradería, respeto mutuo. ¿Cómo llegas a lograr esa química?

“Lo veo bien, incluso me gusta que digan que soy duro, para mí lo más importante en un colectivo es la disciplina, cuando no hay disciplina no puedes aspirar a ningún resultado, no solo en la pelota, en ninguna actividad de la vida, si no tienes disciplina no puedes aspirar a nada.

“Mi relación con los atletas es muy buena, quizá algunos hasta me han dicho que soy un dictador, pero con los indisciplinados, pero con el atleta que es responsable, que entrega en el entrenamiento y en el juego, con el que demuestra amor por la camiseta y respeto por el público, ese no tiene problema conmigo.

“Con los atletas no solo hago mi trabajo como manager, ayudo también a formarlos como seres humanos, me preocupo por su situación personal, pero no me molesta cuando alguien me ha tildado de dictador.

Responder mi última pregunta fue para Carlos Martí más difícil que cualquier otra. Al preparar mi entrevista, esperé en este momento una posición muy diferente al resultado final. ¿Hasta donde pretende estirar su carrera como manager?

“Creo que ya está acabando…

Ahora un largo silencio y la mirada fija en algunos de los trofeos que habitan en una hermosa repisa de la sala de su hogar. Un suspiro profundo y casi interminable antes de empezar a pronunciar palabra alguna. Los ojos empezaron a hacer lágrimas. Apenas salen palabras de sus labios.

“No sé si pueda seguir…ya, creo que este año acabé…Este o el otro, no sé, pero ya me queda poco.

¿Lo ha pensado?

“Sí lo he pensado, y lo he consultado aquí en la casa con mi esposa. No sé si siga en la pelota, que es a lo que me entregado en los 66 años que tengo. Son muchas cosas, muchos tragos amargos”.

Carlos Martí incursiona en su Serie nacional número 28 y hasta este momento ha alcanzado 959 victorias y 896 fracasos, sumándole los resultados en Selectivas, con los equipos Mineros y Orientales, es uno de los pocos manager de Cuba con más de mil victorias.

Las estadísticas ofrecidas por Jorge Rosabal, indican que antes de empezar esta 55 edición, Carlos Martí ostentaba balance de 14 éxitos y 35 derrotas en juegos de pos temporada.

Cuando inició su carrera, quiso parecerse a un hombre que es leyenda dentro del ámbito del béisbol en Cuba, Roberto Ledo, confiesa sentirse aún su alumno y lo que más ansía es darle a Granma la alegría de discutir un campeonato y que finalmente Los Alazanes se proclamen campeones.
Carlos Martí: 'No me gusta el equipo que han hecho para el Premier 12' Carlos Martí: 'No me gusta el equipo que han hecho para el Premier 12' Reviewed by Daniel de Malas on lunes, noviembre 02, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD