Header AD

Un maratón y misterio en el límite

Ciego de Ávila mantuvo el liderazgo del campeonato cubano de béisbol.
Foto: Ricardo López Hevia

Por Aliet Arzola

Pudiera comenzar estas líneas destacando las barridas esbozadas por Industriales, Isla de la Juventud y Sancti Spíritus, pero en honor a la verdad, los cintillos de la jornada del viernes en la 55 Serie Nacional se los robó el pleito entre Matanzas y Ciego de Ávila, un maratónico desafío que se extendió por casi seis horas.

No diría que fue un partido excepcional, pero emociones no faltaron a lo largo de 12 episodios, tras los que el conjunto avileño logró imponerse y salvar la honrilla, aunque su tremenda inefectividad con hombres en base durante el choque casi limita cualquier oportunidad de victoria.

Desde el mismo inicio la presencia de los abridores Osmar Carrero por los Tigres, e Irandy Castro en el bando de los Cocodrilos, presagiaba un desafío abierto y de muchas carreras, detalle que se cumplió al dedillo en el primer tercio, con 11 anotaciones en el pizarrón entre ambas novenas y ventaja mínima (6-5) de los yumurinos.

Pero después de esa rebelión ofensiva los relevistas Adrián Sosa y Yennier Cano se encaramaron en el box para poner orden, y lograron llevar el juego por cauces tranquilos hasta el octavo, cuando los actuales monarcas empataron y casi toman la delantera, frustrada por un descomunal tiro desde de Eduardo Blanco desde las profundidades que enfrió en el plato a Yorbis Borroto.

A partir de ese momento comenzaron los amagos, que al final quedaron en nada, sobre todo por la parte avileña, tan improductiva que dejó a ¡22 corredores! en circulación, una barbaridad que para nada se corresponde con el cartel de un campeón nacional.

Los Tigres, aunque se llevaron el triunfo (12-6) con un racimo de seis anotaciones en el inning 12, lucieron muy presionados, desesperados por hacer más de lo que podían o más de lo que están acostumbrados a hacer, pecado que en el béisbol se paga caro y máxime ante un rival como Matanzas, que aprovecha bastante las brechas del contrario.

La victoria les permite salvar la honrilla, pero esta subserie en sentido general debe servirles como experiencia de cara al futuro, porque de seguro afrontarán muchos partidos de presión en lo que queda de temporada.

Para Matanzas las palmas, supo sacar la casta en el momento más complejo del campeonato, cuando se le venían encima tres compromisos muy difíciles ante Pinar del Río, Industriales y Ciego. En todos se llevaron la victoria global y por ende ya tienen casi asegurada su clasificación a la siguiente ronda, donde nuevamente serán un rival muy peligroso.

EL OCTAVO ES UNA INCÓGNITA

Quienes no crean en la resurrección de una novena beisbolera deben tomar ejemplo de los Gallos espirituanos y los Piratas pineros, que sacaron las escobas en la más reciente subserie y se mantienen en pugna por el octavo boleto a la segunda ronda de la 55 Serie Nacional.

Hace tan solo unos días los espirituanos habían dado un paso en falso en sus aspiraciones al fallar tres veces en Granma, pero contra Cienfuegos corrigieron el tiro a ritmo de barrida y siguen aferrados a la posibilidad de anclar en el octavo escaño.

Colgados este viernes del juvenil brazo de Aldo Conrado, los espirituanos vencieron por tercera ocasión a los Elefantes y se metieron de lleno en la lucha por el último pasaje a la segunda ronda, aunque no pueden fallar en sus próximas presentaciones ante los peligrosos Leñadores tuneros.

El derecho de 20 años caminó hasta el séptimo limitando a dos anotaciones el gasto ofensivo de los sureños, apoyado con el madero por el veterano Liván Monteagudo, quien despachó jonrón y empujó cuatro.

Por el mismo camino navegó Isla de la Juventud, que enderezó su paso en la carretera al pasar la escoba en el Julio Antonio Mella, plaza donde los tuneros habían perdido solo seis choques en la temporada. El resultado muy importante para los pineros, pues los catapultó al octavo escaño y les da confianza por lograrlo ante un rival incómodo, de los más estables del torneo.

Lechada a dos manos (Yunier Gamboa y Danny Aguilera) se agenciaron los Piratas, a quienes también les costó vulnerar el dominio del zurdo José Adiel Moreno, aunque finalmente lo consiguieron con remolques de Dainier Gálvez y Ariel Hechevarría.

También en la tarde del viernes respiró Villa Clara, solo que en el fondo les queda el sinsabor de no barrer al colista Mayabeque, detalle negativo desde cualquier punto de vista, pues ahora afrontarán un cierre muy complicado contra Ciego de Ávila con mucha necesidad de triunfos.

En el duelo de marras, el diestro Yasmany Hernández solo permitió un jit en seis episodios, y desde el cajón de bateo hubo producción repartida, aunque las palmas se las llevan Yurién Vizcaíno (tres inatrapables, una anotada y una impulsada) y Yeniet Pérez (dos cohetes, doble y remolcada), quien ha levantado en materia ofensiva en la última semana.

El otro conjunto que se mueve en esa zona media, jugándose el todo por el todo, es Guantánamo, que en la noche fracasó en Bayamo, sede prácticamente inexpugnable para los Alazanes granmenses, quienes solo han perdido dos veces en 21 salidas.

Otra buena salida del zurdo Leandro Martínez (siete entradas y una carrera) matizó el éxito de los pupilos de Carlos Martí, quien además disfrutó los vuelacercas de Roel Santos (dos empujadas) y Yordanis Samón (tres producidas), válidos para poner fuera de combate a los Indios del Guaso.

En otros resultados, Industriales también completó la barrida contra Camagüey, desenlace esperado teniendo en cuenta la pésima campaña que han tenido agramontinos.

Los Azules eslabonaron una cadena de 24 escones al hilo frente a la tropa camagüeyana, quebrada por elevado de sacrificio de Yosbel Pérez en el octavo episodio del duelo de este viernes, en el cual Lourdes Y. Gurriel despachó par de vuelacercas.

Por su parte, los Vegueros pinareños estuvieron muy cerca de pasar la escoba a Artemisa, pero un repunte de los Cazadores en el octavo capítulo les permitió empatar a dos, con cohetes impulsores de Roberto Zulueta y Denis Fritze.

Ya en el décimo episodio, Lian Rodríguez empujó la decisiva y del cierre se encargó José Ángel García, quien retiró sin problemas a los tres bateadores que enfrentó. En este partido el relevo pinareño no pudo dar continuidad a la gran labor del novato Yoandy Cruz, perfecto en seis episodios sin carreras permitidas.

Pese a todos estos desenlaces, el octavo pasajero a la segunda fase es todo un misterio, que con casi total seguridad no se aclarará en los últimos compromisos del campeonato a partir del domingo, sino cuando se efectúen todos los juegos suspendidos después del Premier 12, sin dudas una larga espera, un enorme período de incertidumbre.

Posiciones: 1.CAV (39JJ-28G-11P-718PRO); 2. IND (42-28-14-667); 3. PRI (36-23-13-638); 4. GRA (41-26-15-634); 5. LTU (39-23-16-590); 6. HOL (41-24-17-585); 7. MTZ (41-23-18-561); 8. IJV (42-22-20-524); 9. GTM (41-21-20-512); 10. SSP (42-21-21-500); 11. VCL (42-21-21-500); 12. CFG (39-19-20-487); 13. SCU (41-15-26-366); 14. ART (39-11-28-282); 15. CMG (42-11-31-262); 16. MAY (41-8-33-195).
Un maratón y misterio en el límite Un maratón y misterio en el límite Reviewed by Daniel de Malas on sábado, octubre 24, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD