Header AD

Los Tigres son tan fieros como parecen


Yoelvis Fiss, a sus 35 años, está envuelto en una excelente campaña.
  Foto: Ricardo López Hevia

Por Aliet Arzola

CIEGO DE ÁVILA.—Los Tigres de Roger Machado juegan de me­moria. Jornada tras jornada cautivan a sus seguidores y dan muestras de que están en condiciones de de­fender su corona, pues ya han logrado 24 victorias (la misma cantidad de la clasificatoria en los últimos tres años) gracias a una ofensiva demoledora con protagonismo de todos los efectivos.


Yorbis Borroto demuestra ser el torpedero más en forma del béisbol cubano en la actualidad (average de 385, 26 anotadas, 15 impulsadas, pro­medio defensivo de 989 y 38 ju­gadas de doble play), mientras Hum­berto Morales, Rubén Valdés, Raúl González y Luis Robert Moirán son escuderos de lujo para

Yoelvis Fiss, Osvaldo Vázquez, José Adolis Gar­cía y Yorelvis Charles, espadas de la tanda gruesa que remolca carreras sin cesar.
Precisamente Fiss, líder de los empujadores en el campeonato, da crédito a su preparador físico Michel Pérez y al resto del colectivo de entrenadores, quienes han logrado poner en forma a los suyos y sacarles el máximo como colectivo.

“Llevo tiempo como cuarto bate y estoy preparado para asumir turnos importantes, además, tengo la ventaja de contar por delante con corredores muy veloces que se embasan mucho”, precisó en diálogo con Granma el patrullero central Fiss, quien cuida su peso corporal y se mantiene en plenitud de facultades a sus 35 años.

Al margen de su experiencia, los Tigres cuentan con sangre joven que pide pista a golpe de talento, como el jardinero Luis Robert Moirán, de 18 años con un potencial tremendo. “Ya estuve como primer bate la temporada anterior, ya me siento más cómodo, he mejorado en la selección de lanzamientos y tengo más paciencia en el plato”, afirmó este joven de 1,90 metros de estatura.


No es solo una cuestión ofensiva —los Tigres batean 303 con 33 jonrones—, también los lanzadores han respondido pese a la ausencia por lesión de Yander Guevara, con una sólida campaña de regreso para Vladimir García (cuatro sonrisas y efectividad de 1.85), el salto de calidad de Dachel Duquesne y Denis Castillo en la rotación, y la dominante labor del novato Ariorky Hernández.

Si de apagafuegos hablamos, sobresalen Yadir Rabí (cinco triunfos y efectividad de 1.02) y Yennier Cano (cinco rescates y promedio oponente de 234), el primero da la cara en las situaciones de mayor tensión, y el segundo con todas las armas para convertirse en el mejor cerrador del país.

“Tuve una preparación intensa de cara al Torneo de Holanda y después he mantenido mi rutina, entregando el máximo en cada salida, consciente de lo que implica trabajar con presión en los juegos más complicados”, sostuvo Rabí.

“He mejorado tácticamente y en el pensamiento ante cada bateador. Mi velocidad ha aumentado, he ganado dos millas con la slider, y también he dado un salto importante con el control. Antes era muy ‘bolón’, pero gracias al entrenamiento y a la concentración tengo mejor localización y puedo superarme si pulo los movimientos y la mecánica”, destacó Cano.

Esta novena parece insaciable, y hasta el momento no da señas de caer en la peligrosa comodidad o conformismo. “El ánimo está por las nubes, somos los campeones y los muchachos quieren ir con todo a la Serie del Caribe, sin obviar que no ha faltado el apoyo de las autoridades de la provincia, algo que siempre motiva”, confesó el mentor Roger Machado, quien ha marcado una época al frente de los Tigres y ahora pretende seguir como una amenaza para todos los rivales que intentan tumbarlos del trono.
Los Tigres son tan fieros como parecen Los Tigres son tan fieros como parecen Reviewed by Daniel de Malas on martes, octubre 13, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD