Header AD

Los novatos del año de la liga profesional cubana

Jugada en el plato de la Liga Profesional Cubana


Por encima del talento están los valores comunes: disciplina, amor, buena suerte, pero, sobre todo, tenacidad.
James Baldwin

 
Por Esteban Romero, tomado de DeporteCineyOtros

Aquí deseo recordar a esas figuras que lograron tan meritorio premio en su primera temporada en la desaparecida liga profesional cubana. Así mismo ratificar quienes fueron estos héroes y dar una síntesis de lo que lograron en la temporada de su debut.

Este premio comenzó a darse a partir de la campaña de 1942-43 y el primer premiado fue el gran Héctor Rodríguez, quien debutó con el Almendares y naciera el 13 de junio de 1920 en Alquizar, entonces provincia Habana. Sobresaliente antesalista, torpedero y jugador de los jardines de ser necesario, que logró emerger como novato del año en una temporada que debutaban futuros estelares como Rafael Noble, Pedro Formental, Avelino Cañízares, Claro Duany y Andrés Fleitas. Héctor fue el antesalista del equipo campeón y se destacó defensivamente a la vez que lograba aceptables resultados ofensivos. De por vida Héctor resultó ser el pelotero con más veces al bate (4699), más hits (1237), más carreras anotadas (574), más triples (79), más carreras empujadas (522) y comparte el primer lugar en dobles (130) con Alejandro Crespo en su carrera en la liga profesional cubana.
Héctor Rodríguez
Conrado Pérez (Marianao)- 1943-44, este pelotero más conocido como Babalú, jugaba la intermedia, la antesala y los jardines. Su debut fue como camarero de su equipo. Conrado nació el 13 de junio de 1925 en el Central Álava (luego Central México), Matanzas, en el mismo lugar donde naciera otro grande de la pelota cubana, Tony Taylor. En la temporada de su debut, Conrado bateó para promedio de .312 producto de 34 hits en 109 veces al bate, de esos hits, 4 fueron dobles y 1 triple, empujó 9 carreras.
Conrado Pérez, detrás del pelotero aparece el estelar lanzador Adrián Zabala en 1947-48 vistiendo la franela del Cuba de la Federación Cubana de Béisbol
Leovigildo Xiqués (Almendares) – 1944-45. Lamentablemente no tengo datos de cuando nació y murió este jardinero, catalogado por Roberto González Echeverrría, como un negro fuerte proveniente de equipos semiprofesionales. Xiqués jugó en Cuba hasta 1948 y en México hasta 1945. En el año de su debut bateó para promedio de .326 producto de 31 hits en 95 veces al bate. Entre sus hits hubo 5 dobles, 1 jonrón e impulsó 11 carreras. Realmente Xiqués alternó en los jardines del Almendares, donde los regulares fueron Roberto Ortiz, Cleveland Clark y Santos Amaro.
Leovigildo Xiqués
Orestes Miñoso (Marianao) – 1945-46. El oriundo de Perico, Matanzas, fue siempre estrella y el año de su debut no fue una excepción. En esa primera temporada Miñoso jugó la tercera y bateó para .294, con 42 hits en 143 veces al bate, 7 dobles, 2 triples y 13 empujadas.
Orestes Miñoso
Mario Arencibia (Marianao)- 1946-47. Se trata de un jardinero nacido el 25 de seetiembre de 1924 en Encrucijada, que llegó a jugar igualmente con los New York Cubans en las Ligas Negro y con varios equipos de la Liga mexicana, entre ellos los Tuneros de San Luis Potosí, los Diablos Rojos de C. México, los Charros Jalisco y los Indios Anahuac hasta 1953. En el año de su debut tuvo mucha competencia para jugar, Marianao tenía a Tony Castaño, Roberto Estalella y Francisco Campos como regulares en los jardines, por lo que Arencibia tuvo que aprovechar los chances que se le dieron, los que no desperdició al batear para .360, disparó 18 hits en 50 veces al bate, incluido 1 doble, 3 triples y un jonrón, además de empujar 10 carreras. Arencibia, aunque jugó hasta 1950 con el Marianao, su productividad dejó mucho que desear después del año de su debut.

Francisco Gallardo (Almendares)- 1947-48. Fue pelotero defensor de la intermedia y la antesala, nacido en 1923 y que se le conociera con el apodo de Sojito o Frank en EEUU, tuvo una buena temporada en su debut con el Almendares, al batear 25 hits en 99 veces al bate, incluido 2 dobles, 5 triples y par de jonrones, con 15 carreras anotadas. Más que su promedio fue su slugging en esta temporada que le llevó a recibir el premio de novato del año. Gallardo jugó con el Almendares hasta 1949, luego con el Cienfuegos hasta 1951 y de ahí pasó al Habana, equipo con el que pudo participar en tres series del Caribe. En ligas menores jugó hasta 1956.
Francisco Gallardo
Willie Miranda (Almendares)- 1948-49. Este pelotero es uno de los más recordados por la afición cubana. Hay quien hace comparaciones de su defensa con otros destacados de la posición. Realmente Willie fue único fildeando en el campo corto. Nació el 24 de mayo de 1926 en Velazco, Holguín y murió el 7 de setiembre de 1996 en Baltimore. De siempre jugó con el Almendares hasta que en la temporada de 1959-60 fue canjeado por el también torpedero Humberto Fernández al Habana. Willie debe haberse destacado mucho a la defensa en su primera temporada, ya que al bate solo logró promedio de .220 con 8 sencillos y un doble. El regular entonces de la posición en el Almendares era el diestro Avelino Cañízares.
Willie Miranda
Carlos de Souza (Almendares)- 1949-50. Este pelotero bayamés nació el 6 de junio de 1925, de siempre jugó la segunda base, primero con el Almendares hasta 1951, luego con el Marianao hasta 1953 y finalmente con el Cienfuegos hasta 1955. En Ligas Menores jugó hasta 1957. Carlos es hermano del pelotero Federico De Souza y medios hermanos de otros dos peloteros, Carlos y Heberto Blanco. En su debut, Carlos logró compartir la custodia de la segunda base con el norteamericano Gene Handley, a la vez que bateaba para .315, producto de 41 hits en 130 veces al bate, de ellos 4 dobles y 1 triple, empujó 8 carreras. En la Serie del Caribe de 1950, efectuada en Panamá, bateó un sencillo en 16 veces al bate.
Carlos De Souza
Edmundo Amorós (Habana) – 1950-51. Amorós fue siempre un destacado al bate y a la ofensiva. Nacido en Pueblo Nuevo, Matanzas el 30 de enero de 1930, debutó en la serie de 1950-51 con el Habana, previamente había integrado el equipo Cuba a los juegos centroamericanos en Guatemala, donde enseñó sus aptitudes para el juego. En su debut bateó 12 hits en 42 veces al bate, de ellos 4 dobles, 1 triple y 1 jonrón, con 8 empujadas. Amorós tuvo que competir en los jardines de los Leones con estrellas como Perico Formental, Alejandro Crespo y el norteamericano Eddie Mierkowicz. En la Serie del Caribe de 1951 en Caracas, Amorós logró batear para .333, disparó 5 hits en 15 veces al bate incluido un triple.
Edmundo Amorós
Oscar Sierra (Cienfuegos) – 1951-52. Se trata de un pelotero nacido en 1926, capaz de jugar la receptoría, la inicial y los jardines, pero que en su debut en la profesional cubana el manager de los Elefantes, Billy Herman, decidió utilizar a Sierra como jardinero regular toda la temporada, compartiendo estas funciones con otros consagrados como Pablo García, Ben Thorpe y Roy Weatherly. Sierra conectó 53 hits en 218 veces al bate, de ellos 3 dobles, 1 triple y 4 jonrones, y empujó 26 carreras. Sierra jugó con el Cienfuegos hasta 1954 y luego con el Habana hasta 1959. De 1955 a 1957 llegó a jugar con los Cubans en la Liga Internacional.
Oscar Sierra
Miguel Fornieles (Marianao) – 1952-53. Un destacado lanzador que logró conseguir éxitos también en las Grandes Ligas, donde jugó de 1952 a 1963. Fornieles nació en el reparto Sevillano de la Habana en 1932 y desde su debut siempre jugó con los Tigres del Marianao. Miren si era bueno el habanero, que ganó 12 y perdió 5 en la temporada de su debut, con PCL de 2.33 (líder) y 72 ponches propinados. Hablo de una temporada de solo 72 juegos, donde ganar 12 desafíos no es cosa fácil. Fornieles murió en St Peterburgh, Florida en 1998.
Miguel Fornieles
Juan Delís (Marianao) – 1953-54. El famoso cazatalento Joe Cambria enseguida le vio condiciones a este pelotero como antesalista y jardinero, nacido el 27 de febrero de 1928 en Santiago de Cuba, y que en su debut compartió funciones en los jardines con peloteros como Miñoso, Roberto Ortiz y parcialmente con Perico Formental (canjeado ese año por Chiquitín Cabrera del Habana al Marianao). Cachano, como también se hizo conocer, llegó a jugar regular en esta primera temporada y disparó 41 hits en 166 veces al bate, incluido 5 dobles, 2 triples, 2 jonrones e impulsó 14 carreras. Delís en 1955 jugó con los Senadores de Washington, y con los Cubans en 1954 y 1956.
Juan Delís
Vicente Amor (Habana)- 1954-55. El habanero lanzador derecho nació en 1932 y tuvo una buena temporada en su debut al lograr balance de ganados y perdidos de 5-3, PCL de 2.95 con 24 ponches en 64 entradas lanzadas. Amor lanzó en Grandes Ligas en 1955 y 1957, jugó con los Cubans en 1955-59.
Vicente Amor

Pedro Ramos (Cienfuegos)- 1955-56. Un día le pregunté a mi padre, recordando lanzar a este lanzador, ¿quién las tiraba más duro Pedro Ramos o Vinent? Mi padre me respondió, sin pensarlo, Ramos. Si es verdad o no, no lo sé, no existía forma de medirlo entonces. La realidad es que el pinareño, nacido en San Luis en 1935, fue toda una estrella desde que debutó. En esa temporada inicial ganó 13 y tuvo promedio de ganados de .722, ponchó a 51 en 144.2 entradas lanzadas y fue junto a Camilo Pascual eje de la victoria de los Elefantes en esa temporada. En la Serie del Caribe ganó dos juegos como Pascual que le dieron la victoria a Cuba en este torneo. Ramos era un corredor veloz de home a primera, su brazo era de hierro y era bateador ambidextro. Jugó en Grandes Ligas de 1955 a 1970, tres de esas temporadas con los Yankees.
Pedro Ramos
Daniel Morejón (Almendares)- 1956-57. El habanero nació en 1930 y era otro de los peloteros capaces de jugar la antesala y los jardines, poseía buen sentido del bateo, sobre todo muy oportuno para dar el batazo decisivo, como así lo hizo en la Pequeña Serie Mundial de 1959 en el Estadio del Cerro para decidir aquella serie contra los Molineros de Minneápolis. En su debut bateó para convincente .330, disparó 31 hits en 94 veces al bate, incluido 5 dobles, 2 triples y 1 jonrón, de este último no me quiero ni acordar pues fue decidiendo partido de Almendares contra Cienfuegos en la novena entrada. Morejón tuvo juego por un rato en 1958 con el Cincinnati en las Mayores, y jugó con los Cubans en 1954, o sea antes de debutar en la liga profesional cubana, y luego en 1957-60.
Daniel Morejon
Antonio Díaz (Cienfuegos)- 1957-58. A este pelotero le perdí el rastro, no hay información disponible sobre su fecha de nacimiento, es habanero, y Ángel Torres aseveró que trabajaba en el periódico Alerta como linotipista. En esa temporada Tony logró lanzar el último juego de cero hit cero carreras en la liga profesional cubana, lo hizo el sábado 23 de noviembre de 1957, el partido concluyó 2-0 con victoria del Cienfuegos sobre el Habana. Recuerdo que una buena ayuda recibió Tony del jardinero Ultus Álvarez que realizó un fildeo extraordinario en el jardín central esa noche. Tony ganó 4 y perdió 3 en esa temporada, con PCL de 2.78 y 31 ponches propinados. En Cuba lanzó para los Elefantes hasta al final de la liga profesional en 1961. No tengo estadísticas de él fuera de Cuba, ni sé más nada de su juego después de 1961.

Cándido Andrade (Cienfuegos)- 1958-59. Muchos en Cuba recuerdan al oriundo del Central Narcisa, Yaguajay, como el único manager que ha llevado a los Gallos de Sancti Spíritus a la victoria en la serie nacional de 1978-79, pero pocos le asocian con un lanzador zurdo que tuvo aceptables presentaciones en la liga profesional cubana, siempre lanzando para el Cienfuegos. En realidad Andrade había debutado brevemente en 1957-58, temporada en la que perdió 2 juegos, mientras que en la de 1958-59, aunque ganó 3 y perdió 5, tuvo un buen PCL, de 1.32. También lanzó para los Cubans en las temporadas de 1958 y 1959. Como lanzador en las menores se mantuvo hasta 1962.
Cándido Andrade
Hilario Valdespino (Habana)- 1959-60. A Hilario en los EEUU le llaman Sandy, vaya coincidencia, pues siempre he visto a este jardinero como un pelotero clonado a partir de Amorós, al que igualmente llamaban Sandy. Valdespino mide 1.72 y Amorós 1.70. Ambos muy parecidos en velocidad y despliegue en los jardines. El oriundo de San José de las Lajas nació en 1939 y en su debut se destacó por su poder al pegar 6 jonrones e impulsar 20 carreras, ese poder se reafirmó en la temporada de 1960-61 cuando disparó 9 cuadrangulares. Valdespino jugó en Grandes Ligas de 1965 a 1971.
Hilario Valdespino



Luis Tiant Jr. (Habana)- 1960-61. El estelarísimo lanzador habanero, hijo del zurdo Luis Tiant, nacido en 1940, logró mostrar sus condiciones de lanzador desde su debut en 1960-61 cuando intervino en 30 juegos, logró ganar 10 y perder 8, con PCL de 2.72 y 115 ponches propinados. En su carrera en Grandes Ligas Tiant archivó 229 victorias que es la mayor cifra conseguida por lanzador cubano en ese circuito.
Luis Tiant Jr.

Bibliografía consultada

– Baseball-reference.com, Baseball statistics and history.
http://www.baseball-reference.com/

– Figueredo, Jorge S. Cuban Baseball: A Statistical History, 1878-1961. McFarland & Company, Inc. Publishers, Jefferson-North Carolina-London. 544 p.

– González Echevarría, Roberto. 1999. La gloria de Cuba- historia del béisbol en la isla. Editorial Colibrí, Madrid, España. 720 p.

– Torres, Ángel. 1997. La leyenda del béisbol cubano: 1878-1991. Angel Torres Publishing Company. 308 p.

– Romero E. (inédito). De la historia del béisbol en Cuba, Esbozos biográficos de destacados peloteros cubanos. 387 pp.
Los novatos del año de la liga profesional cubana Los novatos del año de la liga profesional cubana Reviewed by Daniel de Malas on martes, octubre 06, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD