Header AD

¿Ha sido Omar Linares el mejor pelotero cubano de todos los tiempos?


Por Marino Martínez

El béisbol cubano pide a gritos su restructuración a escala nacional. Y entre los elementos que se requieren para lograr un legitimo desarrollo, se encuentra el respeto a su verdadera historia. Este es el primer paso a dar en busca de restaurar la grandeza de nuestro deporte nacional.

Es necesario pensar y actuar de una manera prudente y respetuosa. No hacerlo, significa desconocer la historia. Y desconocer la historia, es sinónimo de ignorancia. Y la ignorancia, conduce al fracaso y al subdesarrollo.

Periodistas, historiadores y fanáticos. Por favor, comencemos todos a respetar la historia del béisbol cubano. Sí, la historia de la pelota cubana de todos los tiempos con sus más grandes figuras, sin exclusiones. Esa es la verdadera historia.

Y vayamos al grano con un tema controversial. Controversial para quienes ignoran la historia, y necesario tratarlo para quienes aspiran al respeto de la rica historia beisbolera de nuestro país.

Se lee con frecuencia en artículos provenientes de Cuba y en otros publicados en Estados Unidos, que Omar Linares es el mejor pelotero cubano de todos los tiempos y que Braudilio Vinent es el mejor exponente del pitcheo. Así lo creen la mayoría de los periodistas y fanáticos cubanos en la isla, que no mencionan a otros jugadores y lanzadores que merecen ser reconocidos.

Quienes así opinan, al parecer creen que el béisbol cubano comenzó a partir de las Series Nacionales, y que antes de esa fecha no existieron campeonatos, jugadores estrellas y héroes populares.

Considero que es importante comenzar a refrescar la historia de la pelota cubana, y si es necesario reescribirla para las presentes y futuras generaciones.

No es necesario que alguien me tenga que explicar sobre el nivel de centenares de peloteros cubanos que han pasado por Series Nacionales. Yo nací y crecí teniendo como ídolos a muchos de estos jugadores.

Presencié con mis propios ojos la etapa de oro del béisbol de las Series Nacionales desde las etapas de Manuel Alarcón, Pedro Chávez, Félix Isasi, Braudilio Vinent, Antonio Muñoz, Armando Capiró, Fernando Sánchez y Luis Giraldo Casanova, hasta llegar a las de Omar Linares, Antonio Pacheco, Orestes Kindelán, Pedro Luis Lazo y Germán Mesa.

A todos los admiré como peloteros. Reunían todos los atributos para jugar y brillar en Grandes Ligas. Pero por respeto a la historia, no puedo ignorar a los peloteros que brillaron antes de esa etapa o lo hicieron en Grandes Ligas.

Debemos recordar a quienes lo olvidan o explicarles a quienes lo desconocen, que antes de comenzar la Serie Nacional en 1962, hubo un excelente campeonato profesional y otro con una gran calidad a nivel amateur.

Mucho antes de que Linares escribiera sus hazañas en Series Nacionales y le conectara sólidos batazos a los lanzadores de los Orioles de Baltimore en dos partidos de exhibición, un Cristóbal Torriente le había pegado varios bambinazos a lanzadores de Grandes Ligas en presencia del propio Babe Ruth cuando los Gigantes de Nueva York visitaron la isla a principios del pasado siglo para celebrar juegos con selecciones cubanas.

Mucho antes de que Linares brillara con los equipos Cuba en eventos internacionales, existieron otras figuras que también lo hicieron con la selección nacional y le dieron gloria a nuestra pelota en Series Mundiales, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Peloteros como Antonio “Quilla'’ Valdés, que casi no se menciona, nunca firmó profesional para seguir con su equipo del Central Hershey en el campeonato de la Unión Atlética Amateur. Y “Quilla’’, como así le llamaban, era una estrella de la gorra a los spikes.

Mucho antes de que Linares brillara en el amateurismo, también lo hicieron estrellas como Pedro Hechavarría, Mario Fajo, Andrés Fleitas, Juan Ealo, Virgilio Arteaga, Félix del Cristo y Mario González, éste último con el Cubaneleco en la década del cincuenta.

De igual forma, en el profesionalismo cubano considerado la cantera de las Grandes Ligas, jugaron luminarias como Orestes Miñoso, Silvio García, Martín Dihigo, Cristóbal Torriente, Alejandro Oms y Lázaro Salazar, entre otros.

Y si alguien menciona que no es igual el nivel de los peloteros de otras épocas al de los últimos años, le tendría que responder que cada pelotero debe compararse por la época que le tocó jugar. En Grandes Ligas, a Babe Ruth se le mide por lo que hizo en su etapa, pues esa fue la pelota que le correspondió jugar. De haberlo hecho en la época actual hubiera tenido en sus manos las herramientas técnicas del béisbol moderno.

En estas comparaciones donde se habla de Omar Linares, es necesario afinar un poco la pluma al escribir, o pensar con razonamiento lógico en los comentarios que se hacen por radio o televisión. Pues Linares brilló como jugador aficionado, y aunque reunía todos los atributos para triunfar en Grandes Ligas, no decidió dar ese salto, por lo cual nadie puede predecir con exactitud lo que hubiera hecho en este béisbol. Cosa que sí se comprobó con hombres como Tany Pérez, Tony Oliva y Orestes Miñoso.

Para citar varios ejemplos, exhorto a los lectores y a quienes piensan lo mismo sobre Omar, que se respondan las siguientes preguntas.

¿Hubiera superado Linares los 379 jonrones y 1,652 carreras impulsadas que logró Tany Pérez en Grandes Ligas? ¿Hubiera ganado tres coronas de bateo como lo hizo Tony Oliva, que finalizó su carrera con average de .304 actuando sus últimas temporadas con un solo pie en la caja de bateo?

¿Hubiera asistido Linares al número de Juegos de Estrellas en que estuvo Orestes Miñoso y con un promedio de bateo superior al del matancero que sólo bajó de los .300 cuando después de retirarse la directiva de los Medias Blancas le pidio más turnos al bate para prolongar su carrera en décadas?

Estas preguntas no tienen respuesta, pues Linares no jugó en el mejor campeonato del mundo.

Nadie piense que estamos restando méritos a Linares. No, por favor. Lo considero el mejor pelotero cubano que ha pasado por Series Nacionales y estoy convencido que reunía condiciones para ser una estrella en Grandes Ligas.

Pero cuando hablemos de los mejores peloteros cubanos de todos los tiempos, a la vez de poner en una balanza los méritos de Linares, Luis Giraldo Casanova, Orestes Kindelán, Antonio Pacheco y las restantes luminarias de las Series Nacionales, no podemos olvidar los nombres de Tany Pérez, Tony Oliva, Orestes Miñoso, Cristóbal Torriente y el propio Rafael Palmeiro. Dos de estos nombres tienen sus placas en Cooperstown, y los tres restantes merecen tener los suyos en dicho recinto.

De igual forma, cuando se hable de lanzadores cubanos no sólo debemos mencionar figuras como Braudilio Vinent, Rogelio García y Pedro Luis Lazo, por citar a tres de ellos. También estamos obligados a mencionar a serpentineros estrellas en Grandes Ligas como Luis Tiant, Camilo Pascual, Miguel Cuéllar y Adolfo Luque. Y por favor, tampoco podemos olvidar a José de la Caridad Méndez, que brilló en las Ligas Negras de Estados Unidos, derrotó a varios equipos de Grandes Ligas y su nombre está en Cooperstown.

Ellos tambien son cubanos, aunque hayan jugado la mayor parte de sus carreras en Estados Unidos.

Estoy convencido que todas las personas que conocen la historia de la pelota cubana desde su nacimiento, ubicarían a Linares como el mejor pelotero cubano de Series Nacionales, y a Vinent como el mejor pitcher de dicho béisbol. A Martín Dihigo como el jugador más versatil de todos los tiempos. A Tony Oliva, Tany Pérez y Rafael Palmeiro como los mejores bateadores en Grandes Ligas. A Orestes Miñoso como el jugador más completo en las Ligas Mayores. Y a Luis Tiant, como el serpentinero más sobresaliente en este mismo béisbol.

Esta ubicación me parece más razonable. Y justa.


¿Ha sido Omar Linares el mejor pelotero cubano de todos los tiempos? ¿Ha sido Omar Linares el mejor pelotero cubano de todos los tiempos? Reviewed by Daniel de Malas on sábado, julio 04, 2015 Rating: 5

7 comentarios

  1. buenas daniel y creo q su valoracion es muy correcta ahora yo le pregunto que cubano ha tenido el privilegio de ganar todos en el amateur y luego en las mayores llevarse 4 anillos conosco a uno el q para mi es sin dudas el mejor pelotero cibano entre todos lanzadores y bateadores el duque pq el si se probo con aluminio y luego en la grande cada quien decide su vida pero el decidio y demostro con hechos q era un duque del beisbol

    ResponderEliminar
  2. Francisco Juan Dieguez5 de julio de 2015, 1:48

    Excelente articulo y muy justo en su esencia. Cuba fue, es y será una fuente inagotable de grandes peloteros, la historia lo ha demostrado y no importa quien es el mejor, ni donde hayan jugado porque eso depende de miles de factores que estan fuera del alcance de cualquiera que los analice.

    ResponderEliminar
  3. Linares no bateo na en la liga profeconal de Japan por si olvidaron eso,Casanova fue mejor.

    ResponderEliminar
  4. Bajo presión no sale bien nada al equipo Cuba lo tienen precio nado lo vi con mis propios ojos en Charlotte NC en el amistoso de Cuba contra los universitarios de usa yo estuve sentado al lado del banco de Cuba y vi como fue todo no los dejaron ni ver la sereno is de los fuegos artificiales cosa que nunca ellos avían presenciado enseguida se los yebaron por eso ya casi nunca ganan ningún partido esto fue 4/7/20015 en Charlotte NC Estados Unidos

    ResponderEliminar
  5. ahora yo pregunto cuantos de esos peloteros cubanos que mencionas de grandes ligas o no, a la edad de 15 años se han debatido entre llevarlo a la seleccion juvenil o al equipo nacional de mayores y a esas edad ser una estrella en una etapa donde abundaban talentosos peloteros, mencioname uno para darte toda la razon en este articulo

    ResponderEliminar
  6. Al Niño no se le puede quitar su mérito, pero coincido en que es muy exagerado decir que él era el mejor. Cuando se hable de pelotero cubano, Martín Dihigo es obligada referencia, hombre que jugaba casi todo, pero que además de haber sido un gran bateador, fue un excelente lanzador. Dihigo en Cuba, EEUU y México fue fenómeno en su condición de bate y lanzador, más completo que él hay que mandarlo a dibujar hasta en EEUU. Esteban

    ResponderEliminar
  7. Daniel en tu listado de "los mejores" nunca mencionas a Victor Mesa. Y si German Mesa....Eres de Industriales verdad?

    ResponderEliminar

Post AD