Header AD

Adeiny Hechavarría y la circunstancia de Miami


Por Jorge Ebro

Adeiny Hechavarría no puede escapar de la maldición de Miami. Franquicia irrelevante, mercado chico, un propietario que es peor visto que Fidel Castro en una alta porción de la comunidad. Con los Marlins al cubano le va a costar mucho dos cosas: ganar un Guante de Oro y un puesto en el Juego de las Estrellas.

Recientemente el manager de los peces, Dan Jennings, casi abría las manos e imploraba al cielo para que las Grandes Ligas eligieran como reemplazo de Dee Gordon a su torpedero, un hombre que él mismo identificó como pieza valuable en sus tiempos felices de gerente general.

"Aquí tenemos un torpedero que posee todas las credenciales para ser estelar'', expresó el sábado Dan Jennings, sin saber que unas horas más tarde Troy Tulowizki era elegido como sustituto de Gordon para formar, junto con DJ LeMahieu (segunda) y Nolan Arenado (tercera), un infield con tatal ambiente de Colorado.

Nada contra Tulo y esta aburrida imagen del diamante, ni contra los tantos jugadores de los Reales en el conjunto de la Americana, pero este Juego de las Estrellas no parece nada del otro viernes con tantas luminarias fuera…o no elegidas.

Hablan los números

Los fanáticos eligieron a Johnny Peralta como titular, pues que se le va a hacer. El dominicano es un sólido pelotero en una organización legendaria y respetada. Que Bruce Bochy eligió a Brandon Crawford como reemplazo en el campocorto, bueno, esa es su prerrogativa como dirigente de la Nacional. Va a tratar de beneficiar a los suyos, a los que le ayudaron a ganar la Serie Mundial y con quien se siente cómodo en el puesto de mando.

Ya se sabe, Tulowizki es un monstruo con el bate -cuando no está lesionado-, pero los números ofensivos de Hechavarría son comparables a los de Peralta y Crawford y en defensa la conversación no existe. Los números normales y los sabermétricos indican que el cubano está por encima de los tres.

Según el sitio informático FanGraphs, Hechavarría les ha salvado siete carreras en defensa a su equipo, la cuarta mejor cifra en todas las Grandes Ligas y su porcentaje de fildeo de .989 supera al .976 de Crawford y al .978 de Tulo. Repito, aquí ya olvidémonos de Peralta, porque el pueblo nunca se equivoca, ¿verdad?

En terminos de fildeo, el caballo sigue siendo Andrelton Simmons, pero de manera global con Hechavarría hay que contar y como se trata de un Juego de Estrellas, ¿por qué no hablamos del valor entretenimiento en esta ecuación? El santiaguero día a día convierte lo imposible en rutina y, de haber tenido mejores primeras bases -Garret Jones era un desastre y Justin Bour tampoco es un manojo de virtudes- sus errores se hubieran reducido enormemente.

Naturaleza rara

Pero una clave para entender la ligereza a la candidatura de Hechavarría habría que encontrarla en la naturaleza de los Marlins. Giancarlo Stanton y Dee Gordon fueron elegidos porque sus números eran monstruosos, uno con 27 jonrones antes de la pausa y el otro con 133 imparables. Números insoslayables, y así y todo Stanton no se metió en la conversación de los titulares hasta la última semana.

Desgraciadamente, nadie toma en serio a los Marlins, que van de crisis en crisis, de problema en problema. Y en medio de toda esta locura de franquicia, Hechavarría ha sido un rayo de luz, colocado en cualquier lado de la alineación, convertido en tercer bate a la fuerza sin que esa sea su característica y sin que la responsabilidad de impulsar carreras -ya tiene igual cantidad que en la temporada pasada- disminuya su eficiencia defensiva.

El presidente David Samson se sumó a la campania en apoyo a Hechavarría al decir que "debe existir una regla para que cada equipo esté representado [en el Juego de las Estrellas] con un pelotero activo''.

Pero la regla no existe, y Hechavarría tendrá por estos días unas mini vacacones, aunque él estoy seguro, hubiera querido estar en Cincinnati.

Siga a Jorge Ebro en twitter: @jorgeebro
Adeiny Hechavarría y la circunstancia de Miami Adeiny Hechavarría y la circunstancia de Miami Reviewed by Daniel de Malas on lunes, julio 13, 2015 Rating: 5

3 comentarios

  1. Francisco Juan Dieguez13 de julio de 2015, 17:46

    Bueno lo dije en un comentario en marlins.com en dias anteriores cuando los Marlins propusieron de una forma u otra para suplir las ausencias de Stanton y Gordon, que pusieran a Echavarria, sin embargo Bochi optó por Tulowiski (muy bueno por cierto)y lo reafirmo ahora Bochi es un anticubano, ya lo hizo con Puig hace dos años.

    ResponderEliminar
  2. SUMAR, a esta injusticia tan bien descripta la de eliminar a Cespedes que termino 4to en votacion, esta en casi 300, con 48 impulsadas, war alto y metricas a la defensa super buenas y dos años consecutivos ganando el derby, pero MLB no quiere tanto protagonismo de un Cubano formado en Cuba.

    ResponderEliminar
  3. Ni de tantos latinos siendo protagonistas, lo que pasa que es inevitable, son muy buenos, recuerdo q muchas veces periódicos Dominicanos decían q en las batalla McGwire vs Sosa, al norteño le estaban tirando al centro en los finales de temporada, eso leí varias veces..

    ResponderEliminar

Post AD