Header AD

Yulexis La Rosa y la maldición de la yegua

Yulexis La Rosa

Por Duanys Hernández

Sevilla tiene su ídolo. Sin los encantos de la ciudad del Guadalquivir, este caserío situado en las afueras de Quemado de Güines, en el norte de la provincia de Villa Clara, vio nacer a un destacado pelotero. Yulexis La Rosa Águila, como receptor suplente del Villa Clara, asistió a varios eventos internacionales. Este guajiro cubano ama tanto a sus animales como a los arreos y la mascota, pero ha padecido mala suerte tanto en el deporte como en la finca.


El cuento es que Yulexis tenía una yegua, la soltó en un potrero y se la llevaron. La yegua era la niña de sus ojos. Un día, mientras jugaba en Santiago de Cuba, llama a su casa y le dan la noticia. Por casualidad pasaba en ese momento cerca Normando Hernández, el narrador de béisbol para la radio de Villa Clara, y Yulexis le planteó en forma de jarana que pidiera por la transmisión a quien había “tomado” su animal prestado que, por favor, lo devolviera. A partir de ese momento, cada vez que el Villa Clara le cae a palos a otro equipo o recibe una paliza, Normando dice: «¡Y la yegua de Yulexis no aparece!»

La yegua “perdida” en algún momento reapareció…al cabo de los años, parida, en otro municipio. La felicidad duró poco, vaya, la yegua no estaba para él, pues poco tiempo después otra vez se la robaron, y se la comieron.

Parece que Yulexis ha arrastrado con la misma suerte del equino. Su carrera coincidió con la del mejor receptor de los equipos anaranjados, y uno de los mejores de la historia, Ariel Pestano. Estuvo a la sombra del inmenso enmascarado naranja durante 13 temporadas. Por cierto, ese mismo número cabalístico lució siempre en la espalda su compañero de posición.

Hasta el dorsal que lleva el receptor quemadense tiene relación de alguna manera con la yegua maldita. Yulexis vio en un tope con Matanzas en Cascajal, Santo Domingo, al segunda base de los yumurinos en aquel momento, Alexis Garro, que utilizaba el 64, y desde ese día no se ha quitado ese número. La designación de «muerto vivo» para ese número en la charada pareciera aludir a la historia de la yegua “maldita”. ¡Solavaya!

En 2010 como suplente en su provincia compartió con Ariel Pestano la titularidad en el Premundial celebrado en República Dominicana. Jamás dos receptores del mismo combinado habían coincidido con el uniforme de las cuatro letras en la escuadra principal. Pero en la Serie Nacional 52 tuvo que ver desde el banquillo la final en la que Villa Clara, tras 18 años de espera, consiguió su quinta corona. Fue el play off del jonrón de Pestano frente a Víctor Mesa .Yulexis solo tuvo una vez al bate en la postemporada y conectó indiscutible.

Cuando Víctor Mesa estableció su diferendo contra Ariel Pestano en el Tercer Clásico Mundial y Cuba entera esperaba a Yulexis como sustituto, inexplicablemente quedó fuera de la selección. Ya para entonces el fantasma de la yegua se había personificado en Frank Camilo Morejón, aunque para muchos especialistas el guajiro villaclareño supera al capitalino en todos los aspectos de juego.

Lo argumentan con una estadística que demuestra la maestría de La Rosa detrás del plato: junto al capitalino Alden Mesa es uno de los dos receptores con menos bases robadas en juego de nueve entradas, con un promedio de 0,25. Traduzcamos la estadística: le roban una base cada cuatro juegos.

Solo Yaismel Alberro (34) y el propio Alden Mesa (36) le anteceden con menos passboles cometidos pero con solo 3223,1 innings el primero y 3854,2 el segundo y únicamente Roger Machado le antecede en porciento de cogidos robando con el 58,47%. La Rosa supera al “monstruo” Pestano que dejó un 56, 60.

Ahora Yulexis La Rosa es el receptor titular de Villa Clara, y a pesar de maldiciones equinas ha asumido el reto con excelentes actuaciones. Tuvo que llegar al equipo Cuba un director como Roger Machado para regalarle la titularidad a Yulexis en los venideros Juegos Panamericanos de Toronto.

Roger, viejo zorro de la receptoría, prefiere la seguridad del enmascarado naranja al halo mediático del capitalino o la ofensiva feroz del tunero Yosvany Alarcón ¿El fantasma de la yegua se habrá diluido después de tantos años de oscurantismo? Al guajiro solo le queda olvidarse del relincho y seguir demostrando su maestría.
Yulexis La Rosa y la maldición de la yegua Yulexis La Rosa y la maldición de la yegua Reviewed by Daniel de Malas on lunes, junio 22, 2015 Rating: 5

2 comentarios

  1. Soy granmense pero sobre todo cubano, y sin dudas desde hace rato La Rosa es el mejor enmascarado de la pelota cubana, le agradecemos mucho por haber guiado magistralmente un picheo sin grandes figuras en la postemporada que mucho tuvo que ver con el 4to lugar de granma en la serie nacional

    ResponderEliminar
  2. Un receptor no solo se mide por los passboll , o los cogidos robando , sino por su protagonismo en el juego , y su guia a los lanzadores , y la confianza que le entregue a estos ademas , el respeto que le tengan los jugadores del cuadro y los jardineros , y lamentablemente a la Rosa no o respetan , y eso lo hemos visto como se faja a malapalabra con sus propios jugadores....

    ResponderEliminar

Post AD