Header AD

Diferencias entre el beisbol japonés y el cubano, según Héctor Mendoza


Por Reynaldo Cruz y Lilian Cid

De relativamente desconocido a jugador profesional y héroe del pitcheo cubano en la Serie del Caribe y del pitcheo de los subcampeones de Isla de la Juventud en la pasada Serie Nacional, el derecho pinero Héctor Mendoza logró finalmente el salto del ni-gun (segundo equipo) al ichi-gun (primer equipo) de los Yomiuri Giants de la Liga Profesional Japonesa de Béisbol (NPB: Nippon Professional Basebal).

Tan efectivo con las palabras como desde la lomita, este joven talento del pitcheo cubano nos honró con dar respuesta a algunas de las preguntas de Universo Béisbol.

Universo Béisbol: Se dice que el sistema de entrenamiento de los japoneses es muy diferente al cubano e incluso al de las Grandes Ligas. ¿Qué ha sido y qué es aún lo más difícil para Héctor Mendoza?

Héctor Mendoza: Bueno te diré que lo más difícil en cuanto a entrenamiento se trata es la cantidad de lanzamientos diarios que se realizan aquí, es lo que más me choca. Incluso he tenido que darme ya dos veces rehabilitación en mi brazo de lanzar a causa de esto. La parte física es la misma, solo que un poco más de trabajo aquí, pero eso no me crea tanto problema.

UB: ¿Ha sido para Héctor Mendoza difícil adaptarse a las costumbres y un idioma tan diferentes como los japoneses?


HM: No tanto la cultura como el idioma, es una cultura muy sana, te adaptas con el tiempo. Por otra parte, el idioma sí es algo a lo que no me acostumbro; por suerte tengo dos cubanos en el equipo y nos comunicamos, pero de ahí en fuera no hablas con más nadie. Es frustrante en ocasiones.

UB: ¿En qué elementos de su preparación han hecho hincapié los técnicos nipones?

HM: Aquí trabajan mucho conmigo para mejorar el tren inferior, es la base del cuerpo, si mis piernas están fuertes, puedo lanzar sin problemas y sin temor a una lesión.

UB: Háblenos de asuntos técnicos específicos (ángulos de salida, lanzamientos, forma de ejecutar ciertos envíos) sobre los cuales hayan trabajado en usted los japoneses.

HM: Bueno, a decir verdad ellos son muy respetuosos en cuanto a la técnica de lanzar, no tratan de cambiarte, pero sí ayudan a pulir detalles: en mi caso, han trabajado conmigo en la caída y en el ángulo de salida de la bola, muchas veces lanzo parado y como decimos en el argot beisbolero a fuerza de brazo.

UB: ¿Cuáles fueron las posibles deficiencias que detectaron los entrenadores nipones a su llegada a Japón y qué aspectos de su pitcheo le pidieron que fomentara?

HM: A mi entender la mayor deficiencia que detectaron fue mi control: trabajamos mucho en los entrenamientos, en el bullpen, tratan de que localices y seas dueño de la bola, que la pongas donde quieras. Te ayuda mucho, ya que el bullpen es lo más parecido al juego de béisbol.

UB: ¿Se basa el sistema de entrenamiento en el Ni-gun (segundo equipo o ligas menores) fundamentalmente en el aprendizaje y la corrección de deficiencias?

HM: Sí, el Ni-gun es más bien como una academia para desarrollar a los atletas, incluso el entrenamiento aquí es mucho más fuerte y duradero que la liga mayor, viene siendo la etapa previa a las grandes ligas japonesas. Por ejemplo, siempre se entrena antes de jugar, y si durante el juego si juega mal a la defensa, o falla una jugada de señas, luego del juego se vuelve a entrenar, es duro pero es la costumbre que aquí se estila.

UB: Luego de ver con sus propios ojos y sentir en carne propia los rigores del béisbol profesional, ¿qué aspectos cree usted que deba mejorar Cuba en cuanto a la preparación de sus atletas?

HM: Yo creo que en Cuba los atletas están muy bien preparados, contamos con excelentes preparadores físicos, pero no se puede comparar, esta es una liga de béisbol profesional, con muchas más condiciones materiales que las que existen en Cuba. Es lo que más nos choca, pero estamos hablando de Japón, un país desarrollado, del primer mundo. Sin embargo, creo que la preparación de los atletas cubanos es excelente, incluso se lesionan mucho menos que aquí.

UB: Luego de haber jugado por tiempo prolongado en terrenos de mucha calidad, ¿cree que la calidad de los terrenos en Cuba pueda influir en el rendimiento de los jugadores en general y de los lanzadores en específico?

HM: Por supuesto que tiene mucha influencia, aunque en Cuba no existen terrenos sintéticos, en muchas provincias los terrenos están muy duros y esto provoca las constantes lesiones de los jugadores. En cuanto a los lanzadores tiene también mucha influencia pues esto puede provocar una mala caída y a su vez, deformar la técnica de lanzar.

UB: ¿Qué diferencias ha visto en cuanto a la variabilidad de la zona de strike en Cuba y en Japón?


HM: A mi entender aquí se canta un poco más la bola alta, todo lo que pase por encima del home, y este entre los hombros y la rodilla del receptor por lo general se canta. Como seres humanos que son se equivocan al igual que en Cuba, pero es normal, esta última serie el arbitraje cubano estuvo mucho mejor.
Diferencias entre el beisbol japonés y el cubano, según Héctor Mendoza Diferencias entre el beisbol japonés y el cubano, según Héctor Mendoza Reviewed by Daniel de Malas on viernes, junio 12, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD