Header AD

Entrevista con Yasel Porto: El 'Jonronazo' se muda a La Florida



Habitualmente los espectáculos o shows que se desarrollan en centros nocturnos o cabarets, tienen al humor o la música de protagonistas. Casi nunca, el deporte ha estado presente en este contexto, más allá como es lógico, de actividades específicas como galas u otro tipo de ceremonia oficial.

“El Jonronazo” es un proyecto deportivo-cultural que se retoma a partir de este sábado 16 de mayo tras su existencia inicialmente en los años 2012 y 2013 en el Vedado capitalino, aunque en esta oportunidad el evento cambiará mucha de sus características originales, incluido el hecho de su celebración más allá de Cuba, específicamente en La Florida. 

La Bodeguita del Medio, de Miami, en Coral Way, abrirá sus puertas desde las 7:00 de la noche para darle la bienvenida a uno de los peloteros más destacados en la historia del béisbol cubano: Pedro José Cheíto Rodríguez, conjuntamente con el humorista Iván Camejo y la bella cantante de Anacaona, Eilèn.

Pero acercándonos más a esta peculiar idea, y hablemos con Yasel Porto sobre el pasado, y sobre todo lo que pudiera suceder ahora, pues fue quien ideó, dirigió y condujo el proyecto mientras se efectuó en la isla caribeña, y ahora tiene igual responsabilidad en el resurgir de este espectáculo.

¿Cómo y por qué nace este proyecto?

A mediados del 2012 se me ocurre hacer algo con el béisbol como un show, más allá de lo que habitualmente se hace. O sea, más allá del estadio o determinadas actividades oficiales. Pensé que se podía mezclar a un destacado pelotero, sobre todo con alto nivel de popularidad, con un humorista de pegada. Conversé con Tomás y Alaín, que estaban al frente del centro cultural “Fresa y Chocolate”, en el Vedado, pues los conocía de jugar softbol con ellos, y les gustó la idea. Eran tiempos donde se hablaba muy poco en los medios de la historia del béisbol y de las Grandes Ligas, y en ese espacio esos dos tópicos tendría protagonismo, especialmente lo de la historia, que siempre me ha apasionado y sentí el interés de reconocer a las grandes figuras del béisbol de una manera distinta, con el humor de por medio. 

Decidimos arrancar con Víctor Mesa, porque en septiembre de 2012, que es cuando nace oficialmente el proyecto, el equipo Cuba iba a jugar un evento y en ese instante Víctor acababa de ser nombrado manager de la selección. Fue entonces que con el humorista Otto Ortiz, el comentarista Carlos Hernández Luján, y Víctor como figura cimera, nació “El Jonronazo” el martes 18 de septiembre de 2012. Un debut excelente, porque se le dio muy buena cobertura por todos los medios, más el desarrollo del show por los invitados, la respuesta del público en cuanto a asistencia y la buena recepción de lo que allí se hizo. En fin, fue un estreno insuperable diría yoi.

¿Por què el nombre de “Jonronazo”?

Sencillo. El jonrón es la conexión más espectacular en el beisbol, pero la más popular también. Y como quiera que fueran a asistir peloteros y humoristas muy populares, se trataba entonces de una similitud en el tipo de batazo y los invitados. Y cuando dices jonronazo le das más fuerza o protagonismo al jonrón, ya sea por la dimensión o la relevancia del mismo. 

Dos preguntas en una. ¿Cómo fue asumir el reto de dirigir un espectáculo donde además de peloteros, participarían humoristas y hasta músicos también, y en el que te enfrentarías a situaciones totalmente diferentes a tu trabajo habitual? No hablemos solo de la conducción que allí hiciste, sino de toda la concepción artística habiéndote desarrollado toda tu vida en funciones periodísticas. ¿Hasta dónde el periodismo ayudó, o ayuda, para que el espectáculo pudiera desarrollarse?

En la vida, desde el punto de vista profesional, uno tiene que tratar de transitar diferentes caminos en cuanto a versatilidad, al menos en los que uno piensa que puede hacerlo. A mí nunca se me ocurriría cantar o bailar en público, porque no sé, pero como yo concebí en mi mente “El Jonronazo”, yo creía que podía salir algo que gustara a la gente. Este fue y sigue siendo un proyecto personal, pero artístico, y hago hincapié en esto. Como los cómicos o músicos, en este caso tengo una responsabilidad y labor artística, como locutor y director del show en cuestión. 

Sobre la ayuda del periodismo, es obvio que la experiencia de más de una década ya de hacer entrevistas , de mucha radio, la misma televisión, eso te da un background no solo como locutor para llevar un espectáculo, sino una mejor visión de los peloteros, conocer ciertos aspectos que pueden funcionar, ya sea por el público o los invitados. Claro está, hay cosas nuevas a las que te tienes que enfrentar aquí, como la gente, que aquí si la tienes frente a ti, o la otra parte que es la de montar un guión y luego velar porque todo vaya fluyendo como lo concebiste. 

Fácil no fue, lo menos complicado fue la locución, la dirección era lo que llevaba más estrés y preocupación, como es lógico, porque no es solo preparar cosas que le gusten a la gente, sino buscar alternativas a determinadas situaciones que se dan en eventos de este tipo. En fin, cada martes tenía su alta dosis de estrés para que todos al final salieran complacidos. Esa fue una experiencia totalmente nueva.

¿Pero entonces fue y es un proyecto que se presenta a título personal? 

Es mi proyecto, y así se registró oficialmente. En Cuba fui representado por la conocida Agencia CARICATOS, y mientras realice eventos culturales en la isla estaré bajo ese respaldo legal porque así debe ser con todos los locutores, directores y artistas en general que se presentan en determinados lugares afines a estas actividades. Ahora en Estados Unidos la Compañía que asume el proyecto es “El Reencuentro”, de Osvaldo Pérez, la cual ha trabajado con humoristas y músicos. Es importante señalarlo, pues mi trabajo no se vinculó ni se vincula oficialmente a ninguna institución de prensa. Mi labor y representación en tal sentido es totalmente artística, no tiene nada que ver con lo que hice y hago en los medios de radio y televisión. 

¿Cómo evalúas el desarrollo de “El Jonronazo” en Cuba?

Excelente. Siempre hay sus días donde no tienes una buena opinión. Ya sea porque el pelotero no fue tan locuaz, o porque la asistencia no fue numerosa, o el hecho de una equivocación en uno de los miembros del equipo de trabajo, pero fue el menor por ciento. De los casi 15 espectáculos que se hicieron, el 70 % merecen categoría de excelente o buena, según la retroalimentación que tuvimos. Siempre hay programas mejores que otros, es lógico, pero con la mayoría me sentí bastante contento.

¿Cuántos shows se hicieron y cuáles fueron los mejores?

Se efectuaron cerca de 20 espectáculos entre septiembre de 2012 y mayo de 2013, más o menos. Era uno semanal, todos los martes, como dije antes. Aquí sobresalen los que se dedicaron a luminarias de la talla de Rey Viente Anglada, Víctor Mesa, Lázaro Vargas, Enrique Díaz, Carlos Tabares, Pedro Chávez, Frederich Cepeda y Odrisamer Despaigne, más el especial de fin de año (2013) que contó con importantes nombres, además del deporte, de la cultura cubana, como Reinaldo Miravalles, Ian Padrón, Hectico PMM, Osamu Menéndez, Laritza Bacallao y Alaín Daniel. 

Me gustó mucho a mí y casi todos los que lo presenciaron o escucharon por la radio, el que se le dedicó a la victoria de Industriales en 1986, donde se pudo reunir a casi diez de los campeones de aquel espectacular campeonato decidido por Agustín Marquetti. También se empezaron a hacer homenajes por los 50 años de Industriales dentro de las Series Nacionales. 

Que de ahí surgió la idea de la polémica visita de los veteranos de Industriales a la Florida. ¿Cierto?

Así mismo. En este show que se hacía en “Fresa y Chocolate”, se realizaron desde finales del 2012, las primeras actividades conmemorativas del medio siglo de los Leones, y de ahí surgió la idea, como tú decías, de hacer algo en Miami parecido a lo que yo hacía en ese centro nocturno. Eso luego se concretaría a finales de ese 2013, aunque no como yo hubiera querido, y con un formato totalmente distinto. O sea, nada de show, sino juegos y otras actividades en las que participé pero como un miembro más del grupo, no como ahora con este proyecto en el que sí tengo gran protagonismo. En realidad los que tenían que acometer esa idea de los Industriales, llevarla a vías de hecho, no hicieron todo lo que debían. Pero eso ya es pasado.

Háblanos de las características del show como tal, o sea, ¿en qué consistía?

Se invitada a una figura destacada del béisbol cubano, casi siempre ya retirada, para hablar de sus experiencias, junto con un relevante humorista que conducía el show conmigo o con otro especialista, así como la presencia de competencias interactivas para el público, con preguntas de participación, narración y otras opciones, más la proyección de materiales históricos del pelotero invitado y en general, entre otras cosas. 

Igualmente se hacían rifas donde se regalaban souvenirs relacionados con el protagonista. O sea, era una noche muy dinámica, muy variada.

La mayoría de las veces se trataba de contar la vida del pelotero con una óptica más relajada o divertida, menos tradicional, aunque siempre había espacio para preguntas más clásicas que realizaban el conductor o el propio público. 

Pero yo participé en eventos donde se hablaba de temas beisboleros actuales…

Ocasionalmente se celebraban peñas de debate con especialistas de la radio y la televisión, que compartían con los aficionados que acudían al evento. Fueron como tres que tuvieron esas características, y quedaron muy buenos. 

Hablemos de los humoristas que intervinieron…

Tuve la suerte de trabajar con varios de los principales humoristas cubanos del momento. Nosotros los íbamos alternando. Hay que reconocer la participación de populares humoristas a lo largo del tiempo, como Luis Silva “Pánfilo”, Otto Ortiz, Ulises Toirac, Carlos Gonzalo “Mentepollo”, Ángel Ramis o “El Cabo Pantera”, “Kike” Quiñones, Iván Camejo, el imitador de voces Ramón Mustelier y el multifacético Omar Franco. Todos lucieron muy bien, y la mayoría se acopló perfectamente a este proyecto porque son seguidores del béisbol y de los peloteros que llevamos. 

¿Qué promoción tuvo “El Jonronazo” en Cuba?

Bastante. Muchos de estos shows se transmitieron en vivo por la emisora COCO, una parte, no todo el show, y en varios se hicieron reportajes para la televisión provincial y nacional. Se rifaban entradas gratis a través de concursos por la propia emisora en sus programas habituales o en la transmisión de la pelota.

La recepción de la gente…

La mayoría de estas noches tuvieron un lleno por encima del 80 % de la capacidad de este famoso cabaret ubicado en la calle 23, esquina 12. Días fabulosos los de Anglada, Tabares, Enriquito, Víctor, Vargas, el de la victoria del 86, el de fin de año…

¿Por qué termina “El Jonronazo”?

Digamos que más que terminar, recesó un tiempo. Decidí eso por varias razones. Una tenía que ver con el tiempo que me exigía. No solo era la noche de ese martes, era el resto de los días de la semana en funciones de productor, localizando a los invitamos, con el tema de la promoción, los patrocinadores. Luego editando los videos que se ponían en el show, consiguiendo los juegos de grandes ligas que poníamos al principio, antes del espectáculo… Más el estrés del show ya iniciado. Tenía a un asistente, Adonay Villaverde, y luego incorporé a un conductor, Andy Vargas, para poder dirigir mejor desde afuera. Pero igual era mucho, teniendo en cuenta que era semanal. 

La otra razón era que este es un evento temporal. No es como otros espectáculos o proyectos. Hay muchos peloteros buenos, pero populares no son muchos, y sobre todo si el contexto en provincial. No era posible traer figuras de otras provincias porque no tenía todos los recursos para el pasaje, hospedaje, etc. Y entonces cuando pasaron los “jerarcas” de La Habana, alternándolos con otras propuestas, decidí parar un tiempo. 

Fue en medio de la siguiente Serie Nacional, pues también determiné no tenía objetivo hacer un show paralelo al campeonato, pues el seguidor del béisbol no va a ir a un espectáculo con estrellas capitalinas generalmente, si está jugando Industriales a la misma hora. Y no retomé más la idea, pues también empecé a tener mayores responsabilidades entre la radio y la televisión, mi esposa dio a luz, en fin, muchas complicaciones más lo que dije anteriormente.

¿Cómo regresa entonces el Jonronazo, ya ahora en Estados Unidos?

Algunas personas que asistieron al show, residentes en la Florida me sugirieron hacer algo con grandes veteranos más allá de La Habana, sobre todo después de la visita de los Industriales a los Estados Unidos. Y yo me quedé con el sinsabor de lo que no me dejaron hacer los organizadores cuando la famosa visita de los azules. Entonces Osvaldo Pérez, propietario de la Compañía “EL Reencuentro”, y que ha organizado varios eventos muy buenos en Miami, entre deportivos y culturales, me habló de retomar el proyecto a partir de lo que le habían comentado de lo que yo hice en “Fresa y Chocolate”. Así se fue organizando todo hasta llegar a lo que si Dios quiere tendremos este sábado 16 en “La Bodeguita del Medio”.

Características de este evento, además del cambio de sede. 

Yasel Porto: Determinamos tener a un invitado por mes. Iniciamos con uno bien especial, Pedro José Rodríguez, y llegarían otros tan estelares como Braudilio Vinent, Luis Giraldo Casanova, Eduardo Paret, Pedro Luis Lazo, Alfonso Urquiola, Anglada, y unos cuantos más. La esencia sigue siendo la misma. Humor mezclado con béisbol, ofertas en cuanto a competencias, firma de autógrafos y se incorpora el momento musical que se iniciará con la ex cantante de Anacaona, Eilén. Comienza a las 7 y 30 y durará cerca de dos horas y media, con la música incluida. 

¿Cuántos espectáculos serán con Cheíto?

Dos. Uno en Miami, este sábado, y el próximo 23 de mayo, también sábado, pero en Tampa.

¿Agradecimientos especiales?

Además de La Bodeguita del Medio y Osvaldo Pérez, agradecer a aquellos medios de prensa que nos han ayudado aquí en Miami, a la Compañía Island Travel and Tours, patrocinadora principal del evento, y que nos ayuda con los pasajes del grupo de trabajo que reside en Cuba, y una oferta muy especial, que es la rifa de un pasaje gratuito para viajar a o desde Cuba.

Eres una gente de muchos proyectos, algunos realizados, otros por desarrollar, como la propia “Enciclopedia”, la Serie Dramatizada sobre el béisbol en el siglo XIX, Béisbol de Siempre, y otros más. ¿Qué lugar ocupa “El Jonronazo” en el amplio listado de estas ideas desarrolladas por ti a lo largo del tiempo?

Cada proyecto tiene sus particularidades. Esto es algo muy diferente a los que me mencionaste y a otros que he tenido y tengo. Para mí todos los proyectos que asumo son importantes, y les pongo el mismo deseo para que salgan lo mejor posible, pues el público lo merece, y a él nos debemos. Cuando hago algo trato de ponerle mucha pasión y sacrificio, y creo que eso me ha ayudado a que haya personas que valoren eso de manera muy positiva.

Algo importante que se haya quedado por mencionar

Solo invitar a los seguidores del béisbol cubano y especialmente de Cheíto Rodríguez que viven en Miami o Tampa a compartir las noches del 16 y 23 de mayo respectivamente de forma muy especial junto al Jonronazo, que Dios quiera pueda durar un buen tiempo para que los miles de cubanos residentes en este país puedan volver a disfrutar de los momentos de sus ídolos y compartir con ellos directamente, quizás por primera vez en su vida, además de divertirse con buen humor, y bailar con la buena música. Y que ojalá sea un gran jonronazo.

Gracias por tu tiempo y éxitos con este proyecto. 

Sin más por ahora,

Daniel de Malas Andreu







Entrevista con Yasel Porto: El 'Jonronazo' se muda a La Florida Entrevista con Yasel Porto: El 'Jonronazo' se muda a La Florida Reviewed by Daniel de Malas on viernes, mayo 15, 2015 Rating: 5

4 comentarios

  1. Porto,

    Me da mucha alegría puedas retomar este Proyecto, él cual vi nacer, disfruté y apoyé. Espero poder asistir en algún momento a alguna de sus presentaciones.

    Muchos éxitos!

    Saludos,

    Marrero

    ResponderEliminar
  2. Si.....Odlanier Marrero

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Chama escribeme, que no sé como dar contigo.
    demalasandreu@gmail.com

    ResponderEliminar

Post AD