Header AD

Yoenis Céspedes brilla, pero quiere más


Por Marly Rivera
DETROIT - Para Yoenis Céspedes, lo mejor está por venir, y apenas ha empezado a calentar motores esta temporada.

Al redactar estas líneas, el jardinero cubano batea para promedio de .304, es el líder en carreras remolcadas de los Tigres de Detroit con 12, y ya ha dado destellos de su fantástico talento con el guante, el cual lo coloca como segundo en mayor número de asistencias en Grandes Ligas desde 2012.

No obstante, Céspedes no está conforme con su desempeño, a pesar de haber tenido uno de los mejores partidos de su carrera el pasado domingo, conectando dos cuadrangulares, incluido su primer grand slam en las mayores, y remolcando seis carreras.

"Me siento bien en estos momentos, pero no creo que todavía tenga el swing que sé que puedo tener", dijo Céspedes a ESPNDeportes.com. "Hay turnos al bate que lo hago bien, pero hay otros turnos donde me apuro mucho y abro los hombros y tengo que controlar eso un poquito más".

Para estar en óptimas condiciones en el plato, Céspedes hace un extenso trabajo en la jaula de bateo previo a cada partido y afirma no estar preocupado por cómo dicha rutina pueda afectarlo físicamente en términos de desgaste a través de la larga temporada de Grandes Ligas.

Una rutina de hacer swings de forma excesiva en la jaula de bateo fue uno de los motivos por el cual su compatriota José Abreu tuvo que ser colocado en la lista de inhabilitados la temporada pasada, provocándole una severa tendinitis en el tobillo.

"A veces trabajar en la jaula de bateo es mejor, porque puedes trabajar en tu técnica y tienes que estar enfocado todo el tiempo; yo soy un pelotero que mientras más swings hago mejor me siento", afirmó el cubano. "Por eso temprano antes de la práctica de bateo tomo de 80 a 100 swings en el cage, durante la práctica de bateo son 25 o 30, y antes del juego tomo de 30 a 35 swings más".

El próximo reto para Céspedes será enfrentar el mercado de agencia libre a fin de año, en caso de no firmar antes una extensión con Detroit, pero el cubano afirma que no es ni será ningún motivo de preocupación y que está simplemente centrado en mantenerse saludable para ayudar a su equipo a clasificar a los playoffs.

Céspedes arrancó la temporada como sexto bate en la que es considerada una de las alineaciones más temibles de las Grandes Ligas.

El tener la oportunidad de batear detrás de estelares toleteros como Víctor Martínez, JD Martinez y Miguel Cabrera le ha permitido hacer constante contacto con la bola con corredores en base, ideal para un jugador que ha promediado 28 jonrones y 102 carreras impulsadas por cada 162 partidos.

Y aunque los Tigres son su tercer equipo en sólo cuatro temporadas en Grandes Ligas, el dos veces campeón del Festival de Cuadrangulares confía en que hará de los Tigres su casa por mucho tiempo, en particular al tener la oportunidad de compartir el camerino con peloteros de tan alto calibre.

"Cuando hay un equipo donde hay muchas estrellas solamente de trabajar como trabajas, las cosas te van a salir bien, porque ése es el clima, el ambiente que está alrededor tuyo", sentenció. "Yo estoy aquí para hacer mi trabajo y en este equipo hay un talento increíble".
Yoenis Céspedes brilla, pero quiere más Yoenis Céspedes brilla, pero quiere más Reviewed by Daniel de Malas on miércoles, abril 22, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD