Header AD

Tigres de Ciego de Avila al borde de la gloria



La defensa avileña realizó tres jugadas claves de doble play para cortar la inspiración de los Piratas.  
Foto: Ricardo López Hevia

Por Aliet Arzola
NUEVA GERONA.—Desde que la Isla de la Ju­ventud avanzó a la discusión del título de la pelota cubana se fijaron en el calendario tres fechas históricas, tres jornadas de vértigo en las cuales se efectuarían los primeros juegos de una final en el parque Cristóbal Labra, desde su fundación en 1972.


Serie igualada entre los Piratas pineros y los Tigres avileños invitaba a pensar en la posibilidad de vivir un espectáculo de altura, y lo cierto es que en los tres choques hubo intensidad, presión, jugadas de todo tipo y mucha entrega de parte del público, que animó con respeto y soportó el feroz sol.

Después de dejar espacios en las gradas el martes, en el duelo de este miércoles no quedó un solo hueco en los pasillos, atestados de sombrillas igualmente, y ninguno perdió un solo minuto de su tiempo, porque los dos finalistas de la 54 Serie Nacional se enfrascaron en un desafío palpitante, definido en las postrimerías a favor de Ciego de Ávila.

Varios detalles se pueden destacar y criticar del partido, pero en primer orden me voy con la labor monticular de Ismel Jiménez, lanzador que ha demostrado mucha valentía en la presente postemporada, además de confirmar la calidad que en su momento lo colocó como el abridor de puntería en la selección nacional.

Con gran dificultad al caminar, el derecho trabajó seis entradas en el quinto pleito, y permitió solo dos carreras en el capítulo de apertura, en una extraña jugada de wild pitch y error de Osvaldo Vázquez que abrieron las puertas del plato a Julio Pablo Martínez y Dainier Gálvez.

A partir de ahí, el as de los Tigres sorteó cada obstáculo pinero, inteligentes al tocarle la bola y mantenerlo en constante movimiento. Pero el espirituano respondió acorde con las circunstancias e, incluso, sacó un out crucial para sellar su actuación en el sexto capítulo, cuando Rodmy Proenza intentó un squeeze play que, de ser efectivo, ponía delante a los Piratas.

Instantes después, en la apertura del séptimo, Yorbis Borroto conectó importante cuadrangular contra el relevista Jesús Amador, y rompió el empate que venía desde el segundo episodio, cuando José Adolis García puso la paridad en la pizarra.

En ese trayecto hasta el llamado inning de la suerte, el relevista Jesús Amador limitó por completo al elenco central, apoyado en un trabajo combinado, con una correcta localización de sus pitcheos rompientes, solo que le tiró una slider muy mansa a Borroto, capaz de burlar con su swing el fuerte viento.

“El objetivo era pegarle recto a la bola y llegar a la base, no dar un jonrón, pero hice ajustes mientras avancé en el turno y salió un buen batazo”, señaló el torpedero avileño, clave junto al relevista Yadir Rabí, quien se confirmó como el mejor lanzador de los Tigres frente a la Isla en todo el campeonato (una limpia en 18 entradas).

Ese cuadrangular fue solo el preludio de un tercio conclusivo vertiginoso, en el cual ambos tuvieron la victoria en la punta de sus narices o a mil kilómetros de distancia, todo en minutos. Por ejemplo, en el octavo y noveno, los avileños casi congelan a sus rivales, pero dos corridos suicidas, y sendos tiros perfectos de Jorge Tartabull hacia la goma, dejaron con vida a los pineros.

Justo en el capítulo de cierre, el alto mando de los Piratas decidió transferir a Raúl González (tiene solo un jit en 20 turnos en la final) para trabajar a Yeniet Pérez, quien remolcó la decisiva con un fly de sacrificio.

El mentor José Luis Rodríguez Pantoja reconoció en conferencia de prensa que equivocó las estrategias en varios momentos, como al no mandar un emergente por Jorge Luis Barcelán en el octavo episodio para tocar la bola y colocar el empate en segunda, con Tartabull al bate, muy efectivo desde el pleito anterior.

“Esta derrota no nos aleja de la intención, ahora es más difícil, pero tenemos opciones reales y saldremos a luchar en los dos juegos restantes”, acuñó Pantoja, quien anunció la probable apertura del zurdo tunero Darién Núñez el viernes (7:15 p.m.), aunque dejó abierta la posibilidad de otro lanzador según su disposición.




El director avileño Roger Machado, por su parte, notificó al derecho villaclareño Alaín Sánchez en el sexto duelo, y dijo que sus pupilos no se sienten confiados pese a la ventaja de 3-2 en la serie, porque “la Isla está jugando una pelota de calidad y ha sido un gran rival”.

Queda todo listo entonces para el desenlace final, en el que los Tigres tienen las de ganar, aunque los Piratas han demostrado que nunca se les puede enterrar. Solo un detalle, en los últimos 24 años cinco veces el ganador del quinto partido no se ha proclamado campeón. (Estadísticas: Yirsandy Rodríguez Hernández)
Tigres de Ciego de Avila al borde de la gloria Tigres de Ciego de Avila al borde de la gloria Reviewed by Daniel de Malas on miércoles, abril 08, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD