Header AD

Jack Sparrow se adueñó de la ciénaga

La Isla derrotó a Matanzas y estará en la Final, Foto: Ricardo López Hevia

Por Michel Contreras
Los Piratas de la Isla de la Juventud firmaron una de las mayores proezas que recuerdo en Series Nacionales y se clasificaron para el play off decisivo al derrotar en extrainnings a Matanzas, 15×5.
Highlights

*A las 7:15 de la noche, con buen tiempo y un estadio colmado hasta la mismísima bandera, Matanzas echó a andar otro capítulo de la Operación Remontada, cuyo primer episodio tuvo lugar antier en el Cristóbal Labra. De la mano del gran verdugo de la Isla en la campaña, Jonder Martínez, los locales soñaban con entrar por el ojo bueno del pirata y para ello alistaron en el line up a una legión de zurdos, empeñados en restarle beneficios al pitcheo lateral de Yoelkys Cruz, efectivo contra los Cocodrilos el miércoles pasado.

*Sin embargo, el plan falló al principio. Eso, porque Julio Pablo Martínez recibió al diestro con triple por todo el center field. Matanzas arriesgó entonces con el cuadro por dentro, y la jugada estuvo a punto de rendir dividendos luego de un rolling por segunda y una línea al torpedero. ¿Adornaría el cero la pizarra? No. Tras el boleto a Luis Felipe Rivera, Rigoberto Gómez –otra vez- pegó hit impulsor, y un imparable de Yusnier Ibáñez, en racha negativa que lo bajó en la alineación, trajo otra carrera. Nuevamente los rojos debían nadar contra corriente, a la manera del salmón.

*En el inning dos, Yasiel Santoya robó la intermedia y alertó sobre un posible regreso al libro de las fases eliminatorias, cuando Matanzas fue el equipo que más lascas le sacó a la alternativa. En el play off, empero, la tropa solo había intentado la estafa cinco veces, a pesar de que enfrente estaba un catcher que no ha sido precisamente un dechado de virtudes a la hora de frustrar esa jugada (16 aciertos en 57 oportunidades). Y resultó que el robo facilitó las cosas, porque el texas de Onel Vega permitió descontar en el score, y el tubey de Leonelkis Escalante lo igualó con posterioridad. El robo como catalizador de la ofensiva. El robo, esa variante (casi) siempre mejor que el sacrificio, le salvaba los muebles a Matanzas.

*Una vez que las aguas del entusiasmo anfitrión subían hasta el cuello de la Isla, Michel Enríquez explotaba a plenitud sus galones de capitán de equipo, inyectando energías e instrucciones en un grupo al que todo un estadio de rojo trataba de reducir a escombros en materia de moral combativa. Gran trabajo el del “12”, líder indiscutido en una escuadra digna de admiración en toda Cuba, e incluso en la archifamosa Conchinchina. Ya me lo decía Alexander Ramos, esa gloria, antes del choque: “Esta novena tiene más méritos que aquella con la que fuimos terceros en 1999. Ese era un conjunto maduro, hecho, y en cambio este está repleto de muchachos inexpertos”.

*Para mi gusto, en la parte alta de la tercera entrada se produjo un momento importante: ya con un par de outs conseguidos, Jonder soportó doble de Rivera y hit del desbordado Gómez, pero la mecánica defensiva yumurina –Sánchez a Gracial a Vega- funcionó de maravillas. Lo digo una vez más: Gracial es un portento que desconozco por qué no acaba de explotar.

*Pocos minutos después de ese pasaje, un tiro malo a home del inicialista pinero desembocó en ventaja para los Cocodrilos, que en adelante lograron ‘caminar’ el choque con score de 4×2. En una trinchera, Yoelkys Cruz resistía estoicamente, con la paciencia de cien monjes tibetanos y el coraje del guerrero curtido en la batalla. En la otra, Jonder Martínez hacía un trabajo limpio rumbo a su quinto éxito del año contra la Isla.

*La locura se instaló en el Victoria a la altura del octavo, y Víctor Mesa debió apelar a Cionel Pérez para aplacar una rebelión que cerró a tope la pizarra a costa de los envíos de Yasmani Insua. El zurdo vino con la pistola humeante, tiró todas las rectas que cabía esperar de un solo brazo, y a la postre se apuntó par de ponches salvadores. Parecía que la situación estaba controlada. No obstante, un pirata no es fácil de rendir.

*El noveno fue cosa de locos. Cionel perdió el dominio que había tenido antes, un lanzamiento wild abrió las puertas del empate, y un squeeze play –la medicina de los Cocodrilos- puso arriba a los atrevidos de Rodríguez Pantoja, que acallaron el graderío a riñón puro. Nunca les vi una cara larga, ni siquiera en los peores momentos de los juegos.

*La escuadra de casa reaccionó ‘a lo macho’, empatando el marcador justo a la hora de recoger los bates. Escalante abrió con sencillo, hubo un wild, Luis Yander sopló hit y Leandro Turiño, que había asumido la custodia del izquierdo, conectó fly de sacrificio. El décimo fue de embestidas mutuas, aunque ninguno de los dos logró romper los eslabones. (Señalar aquí la buena fortuna de los anfitriones, que convirtió en doble por regla el batazo de Alfredo Rodríguez, lo cual impidió que anotara el corredor anclado en la inicial). Y así transcurrió todo, por el camino de los nervios razonables y la porfía viril, hasta que los pineros –esos héroes del día- hicieron un racimo cruel en el undécimo, ayudados por el error de un hombre que acostumbra a responder con la voz alta en los momentos clave.

Positivo: La Isla tiene, por fin, su final. La que tanto ha guapeado desde los hermanos Pérez, Juan Carlos Calvo, Alexander Ramos, Carlos Yánes, Gervasio Miguel, Michel Enríquez y tantos otros.

Negativo: El desplome del bullpen matancero hizo agua y humo el esfuerzo de Jonder Martínez.

Preocupante: La actual generación yumurina sufre mucho para ganar los juegos (y matches) complicados. Tanto como aquel Sancti Spíritus de unos años atrás.

Incomprensible: Repito: hacen falta conferencias de prensa. Demasiada.
Jack Sparrow se adueñó de la ciénaga Jack Sparrow se adueñó de la ciénaga Reviewed by Daniel de Malas on miércoles, abril 01, 2015 Rating: 5

1 comentario

  1. Nada Daniel, LOs piratas demostraron una Hombrada, y los matanceros con el desprecianle VM32, jamas van a ganar, con una ventaja enorme en la serie, nunca llega al titulo. VM32 paso de cantar a Compay Segundo a comprar dolares en las afueras de CARLOS III. A lo mejor si lo asignan al equipo de CAimaneras en Guantanamo, podra ser mejor recordado. Ese es el flamante director del equipo Cuba gracias a Higinio.

    ResponderEliminar

Post AD