Header AD

¿Otro cubano Novato del Año en las Grandes Ligas? ¿Quizás dos?



Rusney Castillo (BOS) y Jorge Soler (CHC) pudieran llevarse el Novato del Año en el 2015

En el 2014 José Dariel Abreu nos complació a todos los seguidores del beisbol cubano, con una temporada histórica, donde por primera vez un debutante logra terminar entre los 5 primeros, en cada una de las 3 categorías de la Triple Corona de bateo en las Grandes Ligas. Abreu fue elegido el Novato del Año de manera unánime, siguiendo a José Fernández, el derecho de Villa Clara, que en el 2013, también mereció ese premio. ¿Es mucho pedir que en el 2015 otro de los nuestros se lleve el lauro?


Por supuesto que no, de hecho esta campaña se antoja ideal para que ocurra, pues son varios los del patio que estarán debutando con sus respectivos equipos, muchos de ellos con calidad sobrada y en buenas condiciones para competir por el galardón.

Hagamos un poco de historia con el premio al Novato del Año y los cubanos:

A Orestes Miñoso le fue injustamente negado el premio en 1951, cuando debutó con los Indios de Cleveland y compartió campaña con los Medias Blancas de Chicago, con línea de 326/422/500, lideratos de triples (14) y bases robadas (31), además de 10 jonrones, 112 anotadas y 76 remolques, mientras era seleccionado al Juego de Estrellas. El ganador, no obstante, fue Gil McDougald, de los Yankees, que bateó 306/396/488, con 14 bambinazos, 76 anotadas y 63 impulsadas.

Sin embargo en 1964 Tony Oliva se convirtió en el primer cubano en llevarse “el gato al agua”, cuando tuvo un año de ensueño, donde fue al Juego de Estrellas, mientras terminaba la temporada siendo líder en anotadas (109), Hits (217, record para ese momento), dobles (43), total de bases (374) y average (323). Oliva, que quedó cuarto en la votación al MVP, despachó 32 jonrones y remolcó 94 carreras, generando un slugging de 557.

Pasarían 22 años, para que otro cubano volviera a agenciarse con la recompensa, pues José Canseco lo hizo en 1986, donde fue la Juego de Estrellas, disparó 33 bambinazos, con 117 empujadas y 15 bases robadas.

Otra vez tuvimos un hueco donde los nuestros desaparecieron de los pallares, hasta el premio de Fernández en el 2013 y el de Abreu un evento después, donde por primera vez tenemos compatriotas en años consecutivos.

Fernández es el único que lo ha logrado en la Liga Nacional, pues los otros tres fueron en la Americana, pero este 2015 tiene pinta para ser ambiciosos.


Nos ayuda, inclusive, la regla de la MLB para determinar la categoría de debutante, pues es: “Cualquier pelotero será considerado novato si durante su (s) temporada (s) previa (s) no excede un total de 130 veces al bate o 50 innings pitcheados; o no acumula más de 45 días en el roster activo de un equipo de Grandes Ligas (excluyendo Servicio Militar y/o lista de lesionados)”

Eso significa que Rusney Castillo y Jorge Soler, ambos con excelentes atributos deportivos, califican como novatos, a pesar de haber jugado en los Medias Rojas de Boston y los Cachorros de Chicago respectivamente, en el 2014.

El listado de los nuestros es considerablemente grande y sólido para esta campaña.

Castillo tiene experiencia internacional con el equipo Cuba y sus 10 días en la Gran Carpa, además de sus apariciones en el Spring Training, dan razones para creer que tendrá buen año.


Soler tiene un físico y habilidades imponentes

Soler es otro que intimida y promete, con un físico ideal, que si logra mantenerse fuera de las lesiones también puede competir por el premio.

Pero tenemos a Yasmani Tomas, quien con Arizona y el salario que le otorgaron, parece seguro que va a estar jugando y tiene el poder para poner números de largometrajes considerables y a Héctor Olivera, que si verdaderamente está sano, se va a colar con los Dodgers y debe poner estadísticas atractivas en varios sentidos.

En el caso de los Medias Rojas, ellos tienen a Yoan Moncada, quien de subir también pudiera dar una demostración impresionante de sus habilidades, a la vez que Alexander Guerrero (LAD) y Erisbel Arruebarruena (LAD) se incluyen en la categoría, pues su tiempo de juego en Las Mayores ha sido limitado. El torpedero cienfueguero no para listo, quizás ni para ser regular, pero el tunero si ha justificado su contrato y pudiera dar una sorpresa muy agradable.

Miguel Alfredo González ha tenido salidas que su manager en Filadelfia ha considerado buenas en este Entrenamiento de Primavera y a lo mejor se mete en la competencia, caso similar con Raisel Iglesias en Cincinnati.

¿Pudieran otros hacer el grado?

Ojala que sí, pues Dariel Álvarez (BAL), Henry Urrutia (BAL), Roberto Baldoquín (LAA), Pablo Millán Fernández (LAD), Yoan López (ARI) y Daniel Carbonell (SF) han levantado algunos titulares en el Spring Training o vienen con excelentes referencias de sus scouts.

La calidad está, las condiciones creadas, los deseos muy claros (¡Y que levante la mano todo el que quiere ver otro cubano Novato del Año!!!), nos resta esperar por ver que nos trae la temporada, pero como ya mencionaba, me siento ambicioso y quiero un ganador por cada Liga.

¿Castillo y Soler? ¿Moncada y Tomas? ¿Urrutia y Olivera? ¿Baldoquín y Guerrero?

¿Cuáles son los suyos?

Sin más por ahora,

Daniel de Malas Andreu.
¿Otro cubano Novato del Año en las Grandes Ligas? ¿Quizás dos? ¿Otro cubano Novato del Año en las Grandes Ligas? ¿Quizás dos? Reviewed by Daniel de Malas on viernes, marzo 27, 2015 Rating: 5

1 comentario

  1. Si tuviera q apostar a uno, lo haria a Soler, pq tiene mas tiempo de juego en USA, pq jugo bastante en AAA, pq ya sabe lo q es estar en un estadio de MLB y, sobre todo, por sus condiciones.

    ResponderEliminar

Post AD