Header AD

¿La otra Semifinal? Ciego es favorito


Muchas esperanzas pondrá los Tigres de Ciego de Avila en el trio compuesto por Vladimir García (izquierda), Yoelvis Fiss (centro) y Yadir Rabí

Por Ray Otero
La ofensiva resulta clave en el béisbol moderno, los elencos que logran altas cifras en cuanto a números en este aspecto ya sea cuadrangulares, impulsadas, total de bases, slugging, OBP, etc pues generalmente obtienen buenos resultados ante sus rivales. Esto es lo que trae un conjunto como los Potros de Granma a la otra semifinal de la pelota cubana en la Postemporada 2015, cuando desde este miércoles enfrenten a un elenco con más experiencia en estas etapas, y que posee el único título entre los cuatro conjuntos presentes en la de este 2015, los Tigres de Ciego de Avila.


¿Qué puede ofrecernos este duelo?

No cabe la menor duda que el poder que exhibe Granma, con los tres primeros jonroneros de la etapa clasificatoria del torneo y muchas otras armas ofensivas, lo ubican como un elenco temible y para muchos comparado con la Aplanadora santiaguera de finales de los ’90 e inicios del presente siglo en nuestro béisbol. Solamente el descomunal bateo granmense con además la presencia del mejor slugger de la pelota cubana en el internacional Alfredo Despaigne, constituyen una de las atracciones más grandes del duelo entre Potros y Tigres. Sin embargo, un elenco más completo, experimentado, con uno de los mejores directores de nuestra pelota actual y además, con un subestimado pero muy efectivo cuerpo de lanzadores, bien pudiera adueñarse del espectáculo y para mi, resultará el ganador de esta serie, Ciego de Avila.

¿Por qué debe ganar Ciego de Avila?

Si el pitcheo sigue siendo considerado el 75% del juego de pelota – tema debatible pero no muy lejano de la realidad – los avileños no deben aparecer tan mal parados como muchos piensan, cuando este miércoles salgan a la grama del estadio Mártires de Barbados de Granma, a enfrentar a los Potros de esta tierra oriental. El pitcheo de los avileños resultó el tercero que menos le batearon en la temporada con un .272, además de ser también el tercer mejor en PCL con un muy buen 3.92, muy por encima del 4.55 de sus rivales y de la media del torneo (4.28). Además, los lanzadores en el rol de abridores por los avileños fueron los que más lechadas propinaron (9), pero un dato crucial para esta serie, el pitcheo de los Tigres fue el que menos cuadrangulares concedió en todo el torneo, con solo 44.

El respaldo a lo dicho anteriormente y de manera individual, lo tiene la presencia de dos hombres grandes en las aperturas avileñas, en los nombres de los derechos Yander Guevara (10-4-3.62) y el ex-internacional Ismel Jiménez (11-4-2.30). Muchos comentan que con dos abridores se puede ganar una Postemporada y esto es cierto, estos dos hombres pudieran hacer realidad este hecho por su inteligencia en el montículo, demostrado incluso en etapas de este tipo, en donde el propio Guevara resultó vital en el triunfo de los avileños en el 2012 con sus victorias en los juegos 1 y 5 de aquella final cubana. En profundidad es cierto que el dúo Guevara-Jiménez fue responsable de la mayoría de los triunfos avileños, pero un tercer hombre no debe quedar olvidado, en el recuperado derecho y de equipo Cuba, el importante Vladimir García, quien en 8 aperturas no lució bien con sus balance de 2-3 y 6.41 en promedio de limpias después de una lesión, pero que puede consituir un hueso duro de roer en momentos tensos por su experiencia.

Pero si los abridores pudieran marcar diferencia, los relevistas de los Tigres no se quedan atrás, cuando con un impresionante 3.59 de PCL se muestran como el mejor elenco en este renglón de la presente temporada. Este grupo de brazos también detuvo los batazos largos y con solo 16 concedidos, resultaron también el elenco número uno en este departamento en el torneo. Cuatro hombres fueron claves en este rol en el experimentado y difícil derecho Yadir Rabí, 37 relevos, balance de 4-2 y 7 salvamentos, Denis Castillo con 30 juegos relevados y récord de 4-0, el sensacional Yunier Cano con 37 relevos, balance de 10-5 con 6 salvamentos, y el refuerzo zurdo de Cienfuegos, Leorisbel Sánchez, quien intervino en 28 juegos como relevo con balance de 2-2 y 4 salvados. Todos ellos deben aportar lo suficiente para respaldar a unos abridores que normalmente caminan bastante en cada apertura.

Ciego es cierto que no es solo pitcheo como todos piensan, el elenco no luce con el gran poder ofensivo de Granma, pero aparece con una línea ofensiva que muestra de todo un poco, incluyendo cuatro hombres con al menos 10 cuadrangulares en la temporada – Humberto Morales (11), Yoelvis Fiss (11), José A. García (12) y Yeniet Pérez (10) – y otros siete sobre la marca de .300 o cercanos a ella en Osvaldo Vázquez (.312), Raúl González (.294), Yoelvis Fiss (.291), Abdel Civil (.302), José A. García (.322), Giorvis Duvergel (.339) y Andy Zamora (.299).

De toda la ofensiva de los Tigres, muy atractivo para esta Postemporada 2015 será el ver al nuevo “Rusney Castillo” avileño en la figura de José Adolis García, primer avileño en ganar un título de indiscutibles en Series Nacionales, y quien aparece como uno de los bateadores más completos y espectaculares de esta temporada, con sus 110 indiscutibles, sus números de .322/.366/.485, sus 29 extrabases que incluyen 12 cuadrangulares, sus 53 empujadas y sus 12 estafas. García bien pudiera marcar la diferencia para los avileños y su accionar, pese a la poca experiencia en Play Off, no debe ser subestimado por ningún lanzador rival.

El para mi favoritismo de los Tigres en esta serie semifinal se ratifica con una defensa brillante en la presente temporada, que los vio como el conjunto con menos errores con solo 77, el de mejor promedio defensivo con .978, la segunda marca de doble jugadas realizadas (112), el que menos “passed ball” cometió con 5 así como el segundo elenco que menos robos permitió con solo 35. Si a esto unimos una serena y clara dirección de un tenaz y estudioso mentor como Roger Machado, quien posee el único título que el elenco ostenta en los campeonatos cubanos de 1962 a la fecha, pues amigos, a mi entender, los Tigres las tienen todas consigo para discutir una vez más el título de Cuba.

Probables abridores:

Juego 1: Yander Guevara (10-5-3.52)

Juego 2: Ismel Jiménez (11-4-2.30)

Juego 3: Vladimir García (2-3-5.18)

¿Por qué Granma debe perder?


Amigos del juego ofensivo, no crean que odio los batazos de cuatro esquinas o que en todo caso soy enemigo del elenco del más experimentado mentor de esta Postemporada en el nombre de Carlos Martí, para nada, simplemente creo que Granma, pese a su poder al bate, su ofensiva devastadora en otros órdenes también y su “lineup” con hombres de calidad y probados como los internacionales Roel Santos y Alfredo Despaigne, no posee el equilibrio suficiente en su pitcheo y defensa, como para poder respaldar a una ofensiva, que de verse frenada, bien pudiera ahogar cualquier esperanza de triunfo.

Y es cierto dirán muchos, eso es lo primero que Ciego y su mentor Machado deben hacer, frenar a unos desenfrenados Potros, que cuando salgan a la grama del parque Mártires de Barbados lo harán con una estela de ofensiva de todo tipo, no vista en recientes Postemporadas. Si desean ejemplos, pues veamos algunas verdades de la batería granmense. Entre tres hombres, Urmari Guerra (21), Alfredo Despaigne (17) y Lázaro Cedeño (15), el elenco puso un trio de 53 cuadrangulares, no igualado por ningún otro elenco en el torneo. Otros dos en Guillermo Avilés (12) y Yordanis Alarcón (10), sobrepasaron o igualaron la marca de 10, disparando entre todo el equipo un total de 92 estacasos, bien lejos de su más crecano perseguidor, el propio Ciego con 63. Otros datos indican que los granmenses tuvieron una verdadera temporada de altura a la ofensiva cuando sus hombres lideraron siete departamentos ofensivos, pero además, muchos de ellos acecharon las primeras posiciones de otros también. Granma posee, además, hombres calificados a ambos lados de la caja de bateo como el cuarteto de Cedeño-Despaigne-Urmari-Samón, a la derecha, y el dúo de Santos-Avilés, a la zurda.

Pero más allá de los números ofensivos espectaculares de los granmenses para esta Postemporada, la realidad presenta a un pitcheo con muchas deudas para enfrentar no solo la misma, sino la presencia de otro elenco que también tiene lo suyo si de ofensiva hablamos. ¿Recuerdan ustedes la barrida a batazo limpio proporcionada por Ciego a Granma en el último enfrentamiento entre ambos? Bueno esa serie vio saltar a cuanto lanzador ambos elencos presentaron, pero al final los orientales fueron los que más mal parado salieron con un total de 35 carreras permitidas.

Sin duda el mentor Carlos Martí tratará, con su experiencia, de mover de manera adecuada sus abridores y relevistas, de tal modo que al menos una división de honores lo lleve al patio de los Tigres – donde Ciego con balance de 28-14 gana dos por cada derrota – para buscar alguna que otra victoria. Y será el derecho líder en victorias (14) en toda la temporada, Lázaro Blanco, quien tendrá la mayor responsabilidad de iniciar con el pie derecho la Postemporada 2015 para su elenco. Pero es después de Blanco que la situación se vuelve gris para el manager granmense, cuando este tenga que apelar a lanzadores de no gran camino en Play Offs. La baja del derecho Alaín Tamayo (6-8-3.70) resultó fatal para la causa granmense y el importado de Camagüey, el joven zurdo Dariel Góngora (6-3-3.62), este un lanzador prometedor y que puede sorprender a muchos, debe asumir grandes responsabilidades. Dos posibilidades restantes serán Yudiel Rodríguez (1-5-6.15 en 15 aperturas) o José A. Rodríguez (3-1-3.68 en 11 inicios). En general, el pitcheo abridor de Granma fue el tercero peor en PCL de toda la temporada (4.49) y el que más cuadrangulares soportó (32), datos nada agradables para la afición de los orientales.

Si seguimos con el pitcheo la situación se complica cuando saltamos a los relevistas, quienes en conjunto fueron también el tercer peor elenco de la temporada con un 4.64 de PCL, y que solo muestra señas alagüeñas con la presencia de un veterano como el derecho Ciro Silvino Licea, salvador de 9 choques en la temporada, con además balance de 4-1 y un PCL de 3.79. Licea, con números no muy agradables en su historia en Postemporadas, se verá respaldado por un sorprendente Juan Ramón Olivera quien en 31 relevos ganó 9 choques y salvó 4, además de trabajar para excelente 3.24 de limpias. La ausencia de otro importante lesionado en el refuerzo tunero Carlos Juan Viera (2-7-3.47 y 5 JS) deja al mentor granmense con la opción del novato Yankiel Maurí 25 JR, 4-2 y 3.47 de PCL) para respaldar un pitcheo abridor nada profundo y uno de relevo que también padece, pero que de no funcionar pondrá en apuros a los mismísimos ofensivos Potros. Por último Granma siguió padeciendo un eterno mal con su defensa, y esta, pese a fabricar 111 dobles jugadas, fue la segunda que más errores cometió con 98 y la primera en “passed ball” cometidos con 13.

Un gran problema para el mentor Carlos Martí será el cambiar la historia en Postemporadas de un elenco granmense que posee, entre los elencos con al menos 10 participaciones en Play Offs, la peor marca de victorias y derrotas con 28-51 (.354) en 12 presentaciones a la etapa decisiva de la pelota cubana. Esta vez ofensiva les sobra para mejorar este récord y avanzar a donde nunca han llegado, una Final de Cuba, pero su pitcheo padece las debilidades que por tradición hacen a la nave granmense hacer agua antes de llegar a puerto seguro. ¿Cambiará la historia esta vez? Quien les escribe no lo piensa así.



Probables abridores:




Juego 1: Lázaro Blanco (14-7-4.70)



Juego 2: Dariel Góngora (7-9-4.19)



Juego 3: José A. Rodríguez (3-1-3.68)



Balance entre si:



Históricamente: Granma lidera 118-91



54 Serie Nacional: Ciego lideró 5-4 (Incluyendo una barrida en la última serie entre ambos)



Postemporada: Ciego lidera 8-4
¿La otra Semifinal? Ciego es favorito ¿La otra Semifinal? Ciego es favorito Reviewed by Daniel de Malas on miércoles, marzo 25, 2015 Rating: 5

2 comentarios

  1. Muy buen análisis pero con lo que no cuenta Ray Otero es con la maldición de la gallina la cual dice que no será campeón aquél equipo que tenga spirituanos y Ciego de avila tiene a Ismel que es gallina mayor. Pregúntale a Daniel que si lo conoce bien. Jajajajaja.

    ResponderEliminar
  2. totalmente de acuerdo contigo. jejejeje

    ResponderEliminar

Post AD