Header AD

¿Qué enseñó Cuba en la Serie del Caribe?


¿Satisfechos? Imposible, hay que seguir imponiendo cambios en nuestro beisbol.



La euforia ya ha pasado, la isla reanuda su rutina de la Serie Nacional, 8 luchando por el título, mientras que nuevos incentivos abren sus horizontes, con los 5 que van a Japón. Es hora de sacar cuentas y ver, en realidad, que demostró Cuba en la Serie del Caribe.


Respetando el pedido de Frederich Cepeda, que dijo: “…no es tiempo de criticar, sino de celebrar…” me he tomado una semana para este análisis, pero no podía posponerlo hasta la próxima exhibición, pues nunca se sabe que puede pasar.

Lo obvio:

No hay manera que entienda esos comentarios recientes, con referencia a: “…nadie podía imaginar que Cuba ganara la Serie del Caribe…” o los que han empezado a quejarse del formato.

Sin extenderme mucho.

Había que jugar tan mal, o peor, que Villa Clara en el 2014, para no estar entre los mejores 4, de 5 equipos.

No tenía sentido ninguno, que Cuba fuera con una selección nacional y no pudiera ganarle a equipos locales de cada uno de los representados. Las victorias contras Venezuela y México fueron, con estilos diferentes, dramáticas, quizás históricas, pero lógicas.

Ellos no supieron ganar el juego bueno, nosotros sí.

Lo razonable:

No pasó nada mítico o extraordinario para el cambio radical del equipo cubano.

Jugaron una clasificatoria de lágrimas, clasificaron por los pelos, tuvieron un día de descanso y dieron lo mejor de ellos el fin de semana.

Aparecieron los ajustes, la serenidad y, considerablemente importante, se puede decir que ya “conocían” a sus contrincantes. Los habían visto días atrás y ocurrió lo que NUNCA hacemos, scoutear nuestros rivales.

Lo desmitificante:

Esta bueno ya de decir que si fulano y mengano estuvieran ahora…bla, bla, bla.

Eso no lo puede demostrar nadie, lo que si es cierto es que los peloteros de hoy se enfrentan a equipos y torneos de mucha más calidad, asi que es hora de dejar a un lado los cuentos infantiles de los 80-90 y mostrar un poco de respeto, por quienes hoy visten las 4 letras.

La improvisación:

A Urquiola y el resto de los managers cubanos les voy a dedicar un escrito aparte, pero rapidito vamos a pasarle por encima a la confección del equipo. (La selección no la hizo el pinareño, 100% seguro)

Los 9 pitchers demuestran la poca seriedad con que trabaja nuestra Comisión. ¿Qué tipo de especialistas tenemos, incapaces de darse cuenta que no puedes jugar 4 partidos consecutivos, con solo 9 lanzadores?

Fíjense si es así, que a pesar que a Madera le negaron la visa y Moreira participo en un único encuentro, hubo 3 jugadores de posición que no jugaron. ¿Hacía falta 19 de ellos?

¿Sabían ustedes que Giorvis Duvergel hizo el equipo, postergando una operación del hombro, de la que toda la Federación conocía? ¿Qué necesidad de llevar un pelotero lastimado?

No era noticia, Andy Zamora estaba entrenando en Villa Clara, mientras el torneo se sucedía, pues es el sustituto de Duvergel en el resto de la Serie.

¿Los números de Duvergel? Los que se pueden esperar de un hombre con molestias en el hombro, 3 hits en 18 veces al bate, 3 ponches y ninguna carrera producida.

La señal de alarma:

Es indiscutible que en Cuba se sobra el talento beisbolero, lo demuestran a diario todos los que nos representan en las ligas foráneas, pero las deficiencias que traen de nuestras escuelas y Serie Nacional están a flor de piel, siendo en algunos casos, lo que les limita el ascenso al estrellato.

Preocupante este dato: en la Serie del Caribe, donde el juego pequeño fue la esencia, que inclusive definió algunos encuentros, Cuba robó…UNA SOLA BASE, con tres intentos, en 6 partidos.

ESCANDALOSO este otro dato: En el mismo lapso de 6 juegos, los cubanos se las arreglaron para hacer lucir a los pitchers rivales como los más efectivos del mundo, pues solo se agenciaron 5 bases por bolas (2 de ellas en los 4 juegos de la clasificatoria).

Ambas cosas son increíbles, a este nivel de beisbol.

Los lanzadores contrarios la pasaron de maravillas en la ronda inicial, “rompimiento para Cuba, que no batean lo que no conocen” parecía el lema de los contrarios.

Un total de 36 ponches se tomaron los peloteros nuestros que terminaron el evento, en 203 veces al bate, a menos de uno cada 6 visitas al plato (5.64), considerando los 5 boletos, muy poco adecuada esa disciplina de la zona de strike para una selección nacional.

Para colmo de males, desespero total. Sin tener idea de a quien enfrentaban, allá iba la mayoría del equipo a hacerle swing al primer lanzamiento, haciéndole la vida fácil a los pitcher contrarios y a regalar out tras out.

Resumiendo, la Serie del Caribe nos trajo sentimientos encontrados, pues la victoria fue de desde abajo y a la brava, bien emocionante, lo suficiente para reconquistar una afición que lo merece, a la vez que estuvimos a punto del ridículo, de quedar inclusive peor que una año atrás (si Mendoza no guapea como hizo frente a Puerto Rico, estaría escribiendo menos de gloria y más de horrores).

Cuba, opino, dejó al descubierto ambas caras de la moneda, nuestros males técnico-tácticos empeoran y aun somos capaces de lucir como los mejores.

¿Contradictorio verdad? ¿Pero quién puede renunciar a nuestra pelota? Confieso que no, que no cuenten conmigo para dejar de quererla.

Sin más por ahora,

Daniel de Malas Andreu.
¿Qué enseñó Cuba en la Serie del Caribe? ¿Qué enseñó Cuba en la Serie del Caribe? Reviewed by Daniel de Malas on viernes, febrero 13, 2015 Rating: 5

9 comentarios

  1. Excelente análisis. Te felicito una vez más.
    Nota: Estoy esperando el artículo pendiente sobre las entrevistas que hiciste con relación al Salón de la Fama.

    ResponderEliminar
  2. El equipo Cuba Gano,,,bien ganado,,segun algunos,,apretado segun otros,,segun Gurriel hubo un picheo de calidad,,no se,,,creo que el mejor fue el cubano de 35 anos creo y otro de 37 que picho hace 10 anos en GL gano 2 y perdio 10,,,que yo sepa no jugo ni un solo jugador que fuera regular en GL,,mas o menos Casillas,,pinarenos creo que habian3 en ese equipo,,,o sea vamos a ganar a como de lugar

    ResponderEliminar
  3. Buen artículo, gracias

    ResponderEliminar
  4. como siempre buen analisis.
    Como tu dices Daniel,todos los aficionados conocedores del beisbol desde que salio el equipo notaron el poco picheo con solo 9 para 6 juegos en una semana si discutian la final como asi fue y los directivos tuvieron una semana para rectificar y no lo hicieron,increible.Desgrasiadamente esos directivos tienen en sus manos hacer los cambios para bien, de nuestro besbol,orgullo de todo cubano

    ResponderEliminar
  5. Urquiola no confecciono el equipo, eso es casi seguro, pero lo acepto y eso si es 100% seguro, Urquiola no se respeta a si mismo, a mi ni Higinio cuan perfecto incapaz ni el tal Heriberto de palabras suaves y edulcuradas me hacen ir a Puerto Rico con 9 lanzadores, con Peraza bueno para nada, con Giorvisa lecionado, VM32 es lo que es todo lo sabemos pero no de deja meter el pie, en la competencia Urquiola dirigio el equipo super mal, gano mas por que los jugadores sacaron su calidad Sabado y Domingo que por su estrategia, el Sabado Caribes se pueso arriba 4 x 0 y se confio y Cuba reacciono o sea Cepeda reacciono y al manager de Caribe se le fue encima el juego, ya el Domingo Torres lanzo un gran juego y Mexico batallo pero no pudo con Cuba seleccion nacional de la serie nacional es bueno aclararlo pues un equipo unificado tendria maximo 3 jugadores de esos que jugaron regular, de los demas post Pinar lograra el resultado que vaya a lograr con o sin esos tres jugadores que se fueron, creo influira NNNN veces mas el desanimo de todos los que no se fueron pero estaran de capaz caida, ojala me equivoque, es muy bueno que ESPN tenga esos rating, creo la presencia de Cuba los ha ayudado, sin dudas.

    ResponderEliminar
  6. Excelente trabajo. Urquiola es merecedor de todas las criticas senaladas hechas hasta ahora en el articulo y los comentarios. Aun asi lo prefiero cien veces por encima de VM32.

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo con el análisis, pero discrepo en lo de que los 80 y 90 son cuentos infantiles. No, no lo son.
    Tal parece que los peloteros actuales son los únicos que se enfrentan a profesionales, sin duda tienen la ventaja sobre las generaciones pasadas de los 60, 70, 80 y 90, que los cambios políticos ocurridos en el mundo han acabado con la competición amateur a gran escala.
    Pero no me cansaré de repetir que la generación de peloteros de esas décadas del siglo pasado demostraron su calidad enfrentándo y ganando las series de topes con equipos profesionales, incluida alguna que otra selección de Venezuela, México, y Japón, con balance total de victorias y derrotas favorable a los equipos criollos. Y no lo hizo una sola selección del Cuba, lo hicieron varias, los llamados Cuba B y C. Eso en estos tiempos es imposible de hacer, A duras penas se gana con lo mejor que tenemos en casa y el balance mayoritario es de derrotas.
    Eso no quiere decir que el pelotero cubano no tenga calidad, pero el beisbol cubano sí ha perdido considerablemente en calidad, incluidas las fugas y última y afortunadamente, las salidas legales.
    Y aprovecho para decir que esta pérdida, este bajón de la calidad del beisbol cubano es de responsabilidad puramente política, muy por encima de las económicas, de las que también son responsables los políticos, que no la dejan funcionar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. No se si es añoranza o que, pero aunque a Daniel no le guste, el equipo de Medina, Kindelan, Pacheco, German, Linares, Gourriel, VM, Casanova, pero si se me escapa algun nombre, pongan a Pedro Luis, Rdguez, o Pestano, Javier o Ermidelio, Vargas o Ulacia etc y veran que clase de lineup
    Ese equipo (el que fuera) hubiera barrido la Serie del Caribe
    Respecto a los de ahora, les falta maldad a la hora de batear y lanzar, tienen excelentes condiciones individuales, pero no funcionan tanto como equipo
    Mandar al equipo nacional a este torneo (porque ¿cuantos pinareños jugaron en los dos encuentrso finales?) fue mandar tanques a masacrar soldados con tirapiedra y ni aun asi, si no se equivoca el umpire de primera en el juego vs Puerto Rico, se van con 4 derrotas
    Pobre de nosotros en el Torneo Premier de fin de año!!!

    ResponderEliminar
  9. Me uno a los dos últimos comentarios y le añado que no solo los 80 y 90 pero los 60 y 70.Los equipos de Laffita,Isasi,Telemaco,Alarcón,el Jabao Valdez,Rigoberto Betancourt,Huelga,Wilfredo,en fin ,la historia del baseball en Cuba, no es de los 80 y 90,va mucho más allá y en vez de ignorar ese legado, lo lógico sería utilizar ese material histórico no solo como fuente de inspiración sino como algo palpable de donde extraer la esencia que nos convirtió en esa otrora maquinaria temible y dominante, creo que nos ha pasado como Brasil y su futbol(soccer)nos estancamos en nuestra arrogancia y ahora estamos pagando por ello

    ResponderEliminar

Post AD