Header AD

Futbol vs Beisbol en Cuba...la de nunca acabar.

La prensa y el gobierno cubano ha promocionado el futbol intenacional por encima del beisbol, deporte nacional de la isla


Tomado del NuevoHerald, por PEDRO J. GONZALEZ (feb/15/2015)
Los vecinos se sorprendieron al ver a Yuniesky Rodríguez correr calle abajo gritando como un desaforado, mientras un grupo de adolescentes le perseguía.


“¿Qué le pasa a ese muchacho?”, dijo una señora que contemplaba la escena.

“Na’ que metió un gol y lo está celebrando”, le respondió su esposo. “Ese es el hijo de “Kiko el pelotero”, que como a todos, le ha dado por jugar al fútbol”.

El joven se quitó la camiseta y con todas sus fuerzas lanzó al universo el grito de ¡goool! segundos antes que un grupo de jugadores de su equipo le diera alcance para felicitarlo.

La escena se repite una y otra vez en todas las barriadas de la Habana y en casi todas las plazas de la Cuba de hoy.

El béisbol en la isla siempre ha sido el ‘pasatiempo nacional’ y es indudable el talento de los peloteros, sin embargo en los últimos años balompié se ha venido metiendo en la sangre de los cubanos y hoy en día le ha robado todo el protagonismo.

El fútbol ha ocupado las calles y su popularidad ha tenido un crecimiento exponencial y alcanzando su máxima expresión, casualmente, en un momento en el que comienzan a normalizarse las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, país donde encuentra un grupo de los mejores jugadores de la isla.

Aunque tal vez esto no sea tanta casualidad.

Parece muy difícil creer que los cubanos en cierto modo hayan traicionado al béisbol, un deporte que ha conquistado tres oros olímpicos, 25 mundiales, 10 Intercontinentales, 12 Panamericanos y 14 Centroamericanos; para irse con el fútbol, cuyos mayores logros son una plata Panamericana (San Juan 1979), un séptimo lugar en el Mundial de 1938, un séptimo lugar olímpico Moscú 1980 y cinco Centroamericanos.

Sin embargo para jóvenes como Yuniesky la divulgación de las Copas del Mundo y de los partidos de las ligas europeas por la televisión les han mostrado las bondades de este hermoso deporte, el cual se mantuvo durante años a la sombra de la “pelota”.

La puesta en escena de los clásicos entre el Real Madrid y Barcelona han disparado la popularidad del fútbol en la isla, que tras el pasado Mundial de Brasil 2014 alcanzó cuotas insospechadas de aceptación en la nación cubana, creando incluso peñas futbolísticas.

“Queremos ver un buen espectáculo, por eso existe la fiebre de fútbol y hoy muchas personas tienen un conocimiento increíble de este deporte”, señaló el profesor Roberto Ramírez. “Ahora lo ponen más en TV y cuando hay un evento de nivel se habilita la Ciudad Deportiva, cines, bares y hoteles (que cobran y se llenan) para verlos y los jóvenes espontáneamente llevan camisas, banderas y colores de su once favorito”.

A tal punto el fútbol ha invadido a los cubanos que en estos momentos el regalo más preciado para un joven es una camiseta de Lionel Messi o de Cristiano Ronaldo, según sean sus preferencias por el Barça o el Madrid. Ni siquiera compite la de LeBron James con el Heat o Derek Jeter con los Yankees.

Los defensores de la pelota, como Kiko, después de toneladas de horas de trasmisión del béisbol y de gozar del apoyo oficial, alegan que no se televisan los juegos de grandes ligas donde participan los cubanos. Pero tampoco en el fútbol, a pesar de que un gran cubano, el pinareño Osvaldo Alonso, está poniendo bien en alto el pabellón nacional en la MLS.

El cubano Osvaldo Alonso, del equipo Seattle Sounders FC, 2011

También influye el desánimo tras el poco nivel que ofrecen las últimas series nacionales y los constantes fracasos del llamado “Team Cuba”, después de acostumbrase a ganar todos los torneos, viéndose incluso superado países de menor tradición como Holanda.

Aunque tampoco el fenómeno del fútbol es algo nuevo, como afirma Miguel Tito: “En Cuba se ha jugado siempre fútbol, lo que ahora es el más popular”.

Ocho cubanos jugaron para el Real Madrid y como prueba hoy en las paredes del Santiago Bernabéu puede leerse CUBA: Antonio Sánchez NEYRA, Armando GIRALT, José GIRALT, Mario GIRALT, Fernando LOPEZ QUESADA, Enrique FERRER, Mario INCHAUSTI y Jesús CHUS ALONSO, quien brilló como goleador en el club blanco.

Cuba es el sexto país del mundo que más jugadores ha aportado al Madrid, siendo solo superada por Argentina (29), Brasil (22), Francia (17), Inglaterra (11) y Alemania (9).

El balompié en Cuba tuvo incluso un mayor nivel a partir de 1926 (cuando entró en la FIFA) hasta 1959; con equipos que competían de tú a tú, ganando y perdiendo con equipos de México, Estados Unidos, Costa Rica, Colombia, Venezuela, Perú, Chile, Uruguay, Argentina y de España (como el Atlético y el Madrid).

Y cuentan los más viejos del lugar que muchas veces los peloteros tenían que esperar a que terminase el partido de fútbol para poder jugar.

“Pero después de 1959 esto cambió, prácticamente solo se veía béisbol. A pesar de eso tuvimos un gran campeonato provincial y varios logros internacionales”, dijo Héctor Inguanzo, el ex comisionado con más éxitos en la historia del balompié en la isla. “Nada que ver con la fiebre de hoy con toda gente está volcada con el fútbol”.

También hubo algunas manifestaciones de fútbol callejero poco después de los Mundiales de España 82 y de México 86 con el llamado ‘Mundialito de Aguayo’, potenciado por ese gran hombre del fútbol que fue Juan Antonio Lotina.

Por esa época ya jugaba José Eduardo, quien luego fue entrenador de Playa, toda una autoridad para hablar sobre el tema de actualidad.

“Aunque indudablemente a los cubanos le gusta el béisbol y la gente lo sigue, hay más entusiasmo por el balompié, los muchachos lo juegan en las calles y en todas las instalaciones deportivas”, indicó José. “Aunque lamentablemente eso aún no se traduce en victorias por la estructura arcaica del deporte en la isla”.

Eduardo achaca los malos resultados principalmente a la poca continuidad en los torneos y al mal estado de las instalaciones.

“Resulta antagónico que el nivel de antes fuese superior y asistía más afición a los terrenos”, analizó el ex entrenador. “Hoy ven muchos partidos por televisión, pero pocos van a apoyar a su equipo al estadio”.

Ahora con el inicio del Campeonato Nacional número 100, algo de lo que no puede presumir ningún otro deporte en la isla, podría intentarse alguna mejoría en cuestiones organizativas.

“La juventud casi no ve pelota, solo fútbol, donde hay jugadores con un gran nivel”, contó Enrique Enriquez, quien jugó en Plaza. “Las categorías inferiores de Cuba son buenas, pero luego todo se pierde por la falta de apoyo institucional”.

Aunque gran parte del problema pasa por la limitación de recursos, producto de la profunda crisis económica que durante años viene afectando a la isla, de ahí que muchas esperanzas se ciernen en torno al restablecimiento de las relaciones con EEUU.

Mientras, Yuniesky sigue persiguiendo su sueño de jugar fútbol como profesional en el extranjero, para luego poder ayudar a Cuba a alcanzar el lugar que se merece en la arena internacional.
Futbol vs Beisbol en Cuba...la de nunca acabar. Futbol vs Beisbol en Cuba...la de nunca acabar. Reviewed by Daniel de Malas on sábado, febrero 21, 2015 Rating: 5

1 comentario

  1. Porque el fútbol es un deporte de equipo sólo entre compañeros sacaron entre sí para crecer con el fin de ser más fuerte en general. Por supuesto, no es un equipo fuerte y jugadores fuertes. Sin embargo, una persona sin domicilio fijo. El público no va a conseguir el más profundo respeto.

    Me gusta el fútbol, y también me gusta ver un partido de fútbol.

    ResponderEliminar

Post AD